Público
Público

El PP lleva ante Hacienda las camisetas verdes

El partido pide a la Agencia Tributaria que investigue la venta de las prendas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Lejos de apostar por la negociación para solucionar el conflicto provocado en Madrid por los recortes educativos del Gobierno de Esperanza Aguirre, los conservadores optaron ayer por echar más leña al fuego.

El PP de Madrid presentó una denuncia ante la Agencia Tributaria contra la Plataforma para la Defensa de la Educación Pública, la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (Fapa) Giner de los Ríos y la Asociación de Vecinos Palomeras Bajas por "lucrarse" con la venta de las camisetas verdes, símbolo de las protestas contra los recortes educativos, sin pagar ni el IVA ni el Impuesto de Sociedades.

El presidente del Comité Jurídico del PP de Madrid y consejero de Asuntos Sociales, Salvador Victoria, fue el encargado de presentar la denuncia. Según el PP, quienes comercializan estas camisetas habrían recaudado al menos unos 51.000 euros y un beneficio limpio de más de 20.000 euros. Los cálculos proceden de la cifra de 1.700 camisetas vendidas a la semana hecha pública por las propias entidades denunciadas.

En la denuncia, se indica que las asociaciones compran las camisetas a la fábrica, "como reconocen en su web". Además, el PP apunta que, mientras que la producción y serigrafiado cuesta tres euros por camiseta, las prendas luego son vendidas por cinco euros como mínimo, "reportando un beneficio de dos euros, el 40% del total".

Los denunciados creen que el PP pretende desviar la atención

En concreto, el PP solicita a la Agencia la apertura de un expediente sancionador que, según Victoria, llevaría aparejada "la pérdida del derecho a recibir ayudas de entidades públicas". Además prosiguió, si existen elementos que revistan carácter de delito, la Agencia enviará el expediente a los tribunales. Para el PP, este caso se diferencia de la venta de camisetas por parte de peñas festivas en que se trata de un volumen de facturación "muy importante".

Las entidades creen por su parte que la denuncia es una estratagema destinada a hacer olvidar los recortes de Esperanza Aguirre y a dejarlas sin subvenciones. Asimismo, han negado que exista intención de lucrarse con la venta de esas prendas.