Publicado: 19.10.2015 19:53 |Actualizado: 19.10.2015 23:30

El presunto asesino de Eva Blanco recurre y argumenta que la chica no se iría con un marroquí

El recurso pide la libertad de Ahmed Chelh basándose en que la investigación de la Guardia Civil indaga sobre una banda neonazi con la que podría vincularse a la víctima

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
El presunto autor del asesinato de Eva Blanco en Algete (Madrid) en 1997, es trasladado la Guardia Civil de Madrid.- EFE/J.J. Guillén

El presunto autor del asesinato de Eva Blanco en Algete (Madrid) en 1997, es trasladado la Guardia Civil de Madrid.- EFE/J.J. Guillén

MADRID.- La titular del juzgado de instrucción número 4 de Torrejón de Ardoz (Madrid), que instruye el caso por el asesinato Eva Blanco, tendrá que decidir si acepta o desestima el recurso presentado por el presunto asesino de la joven de Algete. La pasada semana la defensa de Ahmed Chelh recurrió el ingreso en prisión, según aseguran a Público fuentes judiciales, con un escrito que entre otras cosas alega que la adolescente de 16 años jamás se hubiera subido al vehículo con un individuo marroquí.

En el recurso se señala que a lo largo de los casi 20 tomos de investigación de la Guardia Civil, los testimonios de los amigos, familiares y allegados a la víctima siempre han indicado que Eva era temerosa de irse con desconocidos y más aún si se trataba de un individuo de otra raza. Fuentes del caso aseguran que “los investigadores indagaron al principio de las pesquisas sobre la posible relación de la víctima con la organización neonazi Bases Autónomas activa hace 18 años, cuando se cometió el asesinato”. El crimen se perpetró en 1997 y en los diarios de la joven aparecían dibujos de simbología neonazi, pero ninguno de los amigos conocidos con los que ella se rodeaba tenía nada que ver con esta ideología según se acreditó.



Aunque la prueba que ha dado lugar a la detención de Chelh es contundente ─restos de semen hallados en la víctima─, según el recurso presentado, el ADN es el único elemento que señala a la autoría del crimen por parte del marroquí. El perfil elaborado por los investigadores siempre ha apuntado a que la adolescente se subió voluntariamente a un coche con un hombre mayor que ella y que había mantenido relaciones sexuales consentidas. Sería después de estas relaciones cuando el asesino decidió apuñalarla hasta 19 veces y dejarla desangrándose a seis kilómetros del lugar donde Eva se había despedido de una de sus amigas, a las doce menos cuarto de la noche.

Ahmed Chelh está acusado
de asesinato, agresión
sexual y detención ilegal

Ahora sin embargo esa hipótesis está descartada por la titular del juzgado de instrucción número 4 de Torrejón de Ardoz, que acusa a Ahmed Chelh de asesinato, agresión sexual y detención ilegal. Por estos hechos el acusado, casado dos veces y con 5 hijos, lleva desde el 9 de octubre en prisión tras ser detenido en Francia el día 1. En la localidad de Pierrefontaine Les Varans le atrapó la Gendarmería francesa por orden del juzgado de Madrid y con ayuda de los agentes de la Guardia Civil trasladados desde Tres Cantos. Allí se había mudado en 1999, dos años después de que presuntamente cometiera el asesinato.

Los investigadores llegaron a él después de que el Instituto de Ciencias Forenses de la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela realizada una prueba novedosa de análisis de ADN, en el que consiguieron aportar un dato crucial: el asesino de Eva era de origen norteafricano. Después los investigadores acotaron a las personas de ese origen asentadas en la zona de Algete y Cobeña y solicitaron voluntariamente sus muestras biológicas. Uno de los hermanos de Ahmed dio la clave, su ADN era muy coincidente con el del asesino pero no era el mismo. Así que pusieron la mirada en el hermano que residía en Francia y todo encajó.

Tras ser detenido Ahmed llegó a decir en la Fiscalía francesa que dos hombres le obligaron a eyacular sobre Eva, pero al llegar a España se ha negado a declarar. Las fuentes judiciales consultadas aseguran que fue por recomendación de su defensa que se quiere aferrar a que, dejando al margen el ADN, los indicios que constan en el sumario no apuntarían a Ahmed Chelh. Por ejemplo, ¿cómo hizo para retener a Eva en el vehículo seis kilómetros mientras conducía sin que la chica se defendiera? Según la reconstrucción que consta en el sumario y la propia autopsia, Eva no fue apuñalada hasta después de las relaciones sexuales y que ahora se consideran violación.