Publicado:  14.03.2010 08:00 | Actualizado:  14.03.2010 08:00

Triunfo reñido de Barreda

El dirigente socialista repetirá mayoría absoluta, aunque esta vez por un solo diputado gracias al resultado de Ciudad Real

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La pelea por el Gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha será más reñida que nunca. El PSOE de José María Barreda ha cedido parte del terreno y, si se celebrasen hoy las elecciones autonómicas, retendría la mayoría absoluta por un solo escaño de diferencia con el Partido Popular. Una diferencia suficiente, no obstante, como para condenar a cuatro años de oposición a María Dolores de Cospedal, secretaria general de los conservadores y presidenta regional del partido.

El Publiscopio electoral autónomico elaborado entre el 1 y el 8 de marzo sobre una muestra de 795 entrevistas en las cinco provincias manchegas confirma así el desgaste que se teme el PSOE, pero evidencia que el PP ni parte como favorito ni queda por delante en la mayoría de los parámetros analizados.

Izquieda Unida y UPyD se quedan fuera de las Cortes manchegas

Los socialistas obtendrían hoy un 46,1% de los votos. Dado que en mayo de 2007 lograron el 52%, el retroceso del PSOE roza los seis puntos. La magnitud de la caída de Barreda no se corresponde con el ascenso de Cospedal. Entre el 42,4% de hace tres años y el 44,6% de este mes apenas median 2,2 puntos. La tercera fuerza, Izquierda Unida, se dejaría dos décimas desde 2007, hasta situarse en el 3,2%. Es el mismo porcentaje que logra UPyD, que se presentará por primera vez a las elecciones.

A la hora de trasladar la estimación de voto a escaños, hay que tener en cuenta que Barreda cambió la ley electoral autonómica en noviembre de 2007, meses después de los comicios. Con la nueva norma, las Cortes pasarán de 47 a 49 diputados en 2011. Las dos provincias que ganan escaños son Guadalajara (de 7 a 8) y Toledo (de 11 a 12).

El Publiscopio atribuye 25 actas al PSOE hace tres años logró 26 y 24 al PP, tres más que en 2007. Socialistas y conservadores empatan en todas las provincias en parlamentarios, salvo en Ciudad Real, la única circunscripción con número impar de escaños (11), donde el PSOE obtendría un diputado más que su rival.

Cospedal no genera confianza en más de la mitad de los ciudadanos

UPyD no obtendría representación, igual que Izquierda Unida, que tuvo diputado regional por última vez en la legislatura 1995-1999.

El PSOE adelanta al PP en la gran mayoría de variables, aunque las distancias se encogen. La intención declarada de voto a los socialistas se sitúa en el 32,8%, frente al 38% de 2007. Pese al retroceso, superan a los conservadores (31,1%, sólo una décima más que en los pasados comicios).

También Barreda es el favorito. Un 41,1% de los castellanomanchegos quiere que repita otro mandato y hasta un 51,5% está seguro de que vencerá. Cospedal está lejos: la prefiere de presidenta de la Junta un 26,9% y apenas dos de cada diez la sitúan al frente del Ejecutivo autonómico. Es llamativo que un 39% de los votantes del PP esté convencido de la victoria socialista.

El 39% de los votantes del PP no confía en la victoria de su partido

En valoración ciudadana, el premio es de nuevo para Barreda. Los manchegos le otorgan un 6 de media y a Cospedal, un 4,8. Cuenca asigna la mayor puntuación a uno y otro candidato (6,4 y 5,1, respectivamente), igual que Guadalajara los endosa la calificación más baja (4,9 y 4,5). En la encuesta, también destaca que los electores del PSOE puntúan mejor a su líder (7,2) que los del PP a la suya (6,5).

Los manchegos conocen prácticamente por igual a ambos: un 93,6% sabe quién es Barreda y un 87,8% identifica a la presidenta del PP.

Cospedal genera más recelos en el electorado. A un 56,5% le inspira poca o ninguna confianza la líder conservadora, cifra que se rebaja al 49,1% cuando se inquiere por Barreda.

La gestión del presidente de la Junta es calificada de buena o muy buena por casi la mitad de los manchegos (45,8%) y tildada de regular por un tercio de ellos. Aquí la nota de Cospedal es de nuevo baja: un 26,7% tacha la labor de la oposición de mala o muy mala, frente al 23,7% que la cree buena.

Los ciudadanos se dividen más cuando se les pregunta por el juicio global del Ejecutivo regional. Lo aprueba el 44% y lo suspende otro 40,5%. Lo más aplaudido son la atención a los mayores y los servicios sociales, y lo más censurado, la política de empleo.

La número dos del PP cuenta con tres bazas a su favor. Primero, que un 24,2% de los manchegos cree que el PP lo haría mejor en el Gobierno, mientras que un número menor, un 20,2%, percibe que lo haría peor. En segundo término, el PP es el partido con el que más ciudadanos sintonizan, un 30,4%, frente al 29,8% que simpatiza con el PSOE.

Los conservadores tienen, además, menor fuga de votos: el 79% de los que confiaron en el PP en 2007 apostará por Cospedal y otro 6% emigrará al PSOE. El 72% de los que eligieron a Barreda no cambiará de partido. Un 6% viajará al PP, un 1% a IU y otro 13% no sabe qué hacer. Un 2% del electorado del PSOE y un 1% del granero del PP irá a UPyD.

PUBLICIDAD

Comentarios