Publicado: 17.05.2015 22:12 |Actualizado: 20.05.2015 18:14

ENCUESTA DE IDEA NOMINA DATA EN LA CIUDAD DE MADRID

Aguirre logra cerrar filas entre los votantes del PP pero será desbancada si no obtiene apoyo de C's

La lideresa tendrá entre 21 y 24 concejales en el Ayuntamiento de la capital, perdiendo alrededor de 15 puntos y la mayoría absoluta que gozaron Gallardón y Botella. El PSOE también caerá (6 puntos y 3-5 ediles, quedando en 10 o 12) y se verá obligado a apoyar a Carmena (14-15 asientos) si la abstención de Ciudadanos (9-11) hace posible frenar a la presidenta del PP

Publicidad
Media: 2.60
Votos: 15
Comentarios:
grafico hemiciclo ayuntamiento madrid 2011 vs 2015

Esta puede ser la primera victoria pírrica de Esperanza Aguirre. Pese a haber movilizado a dos de cada tres votantes del PP, ante el auge de la jueza Manuela Carmena, candidata de Ahora Madrid, la lideresa quedará en una exigua mayoría simple en el Ayuntamiento de Madrid que la dejará en manos de Ciudadanos y a merced de una posible alianza de izquierdas, en caso de que la emergente formación de Albert Rivera no quiera quemar su capital político y opte por abstenerse en vez de apoyar a la más conspicua dirigente conservadora de los tiempos en los que las tramas de corrupción como Gürtel y Púnica se enriquecieron enormemente con los fondos públicos de los madrileños.

grafico trasferencia votos ayuntamiento madrid

Así se puede deducir de los resultados de las elecciones municipales en la capital que pronostica la encuesta realizada por Idea Nomina Data para Público: casi un millar de entrevistas telefónicas asistidas por ordenador (CATI), con un error muestral de +/- 3,27%, tras efectuarse un muestreo proporcional según tamaño de hábitat, sexo y edad.



Ahora Madrid y el PSOE sumarán más concejales y votantes que el PP y podrían llegar a un pacto para acabar con 24 años de hegemonía conservadora

Aguirre quedará, según el sondeo de IND, en una situación poco envidiable: podrá proclamarse ganadora de los comicios municipales, pero al rondar el 34-36% de los votos le costará mantener el típico argumento del PP de que "tiene que gobernar la lista más votada", pues es un fraude al sistema democrático imponer el dictado de la formación que obtiene un tercio de los sufragios por encima de la voluntad de los dos tercios del electorado que votaron a otras opciones políticas.

Su única solución sería el apoyo activo de Ciudadanos, cuyo crecimiento fulgurante ha conseguido amortiguar precisamente la frenética campaña populista de la presidenta madrileña del PP, puesto que Ahora Madrid (14-15 ediles y 22-25% de los votos) y el PSOE (10-12 y 17-19%) sumarán más concejales (y votantes) que la ex ministra hasta en el caso más favorable para los conservadores. Así que una abstención de C's (9-11 ediles, con un 15-17%) abriría la puerta a que los socialistas y la candidatura de unidad popular que encabeza la jurista Manuela Carmena llegasen a un pacto para poner fin a 24 años de hegemonía del PP en el Ayuntamiento de la capital.

Aunque esa alianza de izquierdas supondría un duro sacrificio para Antonio Miguel Carmona, ya que su grupo (tras perder seis puntos) tendría que votar a favor de la plataforma que reúne a casi todos los partidarios del 15-M (Podemos, Equo, Ganemos, exdirigentes de IU y miembros de movimientos ciudadanos y vecinales) para entregarle el bastón de mando a Carmena, quien en pocas semanas se ha convertido en la política mejor valorada por los madrileños.

Aguirre conserva al 30% de los votantes madrileños, tras cerrar filas los conservadores ante el riesgo de perder el poder a manos de Carmena

En este gráfico interactivo (donde se muestran los porcentajes del total de votantes de cada partido en 2011 que formarán la nueva base electoral de las formaciones en 2015) queda patente cómo casi nueve de cada diez (85,7%) de los que dicen que votarán al PP ya lo hicieron en las pasadas municipales.

Pasando el cursor sobre las barras, en este caso aparece que Aguirre conserva, pues, al 30% (29,995) del conjunto de los votantes madrileños, cuya fidelidad a las gaviotas parece inquebrantable. Sin embargo, casi no atrae a los electores de otros ámbitos, ya que todos los demás sólo le hacen subir cinco puntos más el total de votos que tendrá el PP el 24-M, según la encuesta.

Este análisis de las transferencias de votos en la ciudad de Madrid ofrece otras revelaciones importantes. Por ejemplo, que el hundimiento de Izquierda Unida (quedará fuera del Consistorio, al desplomarse desde el 10,75% de hace cuatro años hasta el 3% o como máximo el 4,5%) se debe a que el grueso de sus votantes se ha pasado a Ahora Madrid, en cuya base electoral hay más votos procedentes de IUCM (33% de los de Carmena, que equivalen al 7,755% del total) que del PSOE (26,3%).

En concreto, cruzando las tablas en sentido inverso, se descubre que más de la mitad (54,3%) de los que votaron IUCM en 2011 se han decidido ahora por Carmena. Pero también que otros muchos de los suyos se han marchado a otros partidos, ya que la federación de izquierdas sólo logra conservar al 15,3% de sus votantes anteriores.

UPyD desaparece de la escena política municipal madrileña porque no logra retener más que al 11,6% de los que le votaron en 2011

Otra formación que desaparece de la escena municipal es UPyD, porque uno de cada tres (33,3%) de sus votantes cambia su papeleta por la de Ciudadanos y uno de cada seis (17,1%) escoge a Ahora Madrid. El partido de Rosa Díez no conseguirá retener más que al 11,6% de los suyos, por lo que no sólo no alcanzará (como IUCM) el mínimo del 5% para tener representación, sino que se quedará en un ínfimo 2%, la cuarta parte de lo que obtuvo en 2011.

No obstante, ni siquiera desde UPyD logra Aguirre atraer votantes, ya que sólo el 9,3% de los que apoyaban antes a la formación magenta se declaran prestos a votar ahora al PP, lo que para este último no supone más que un despreciable 1,9% de su nueva base electoral.

Claro que la gran hemorragia de estos cambios en el panorama político madrileño es la que sufre el PP hacia Ciudadanos, a donde se marcharán casi 90.000 de los que votaron por Gallardón en 2011 y formarán el más nutrido segmento (el 40,2%) de los nuevos votantes de C's en la ciudad de Madrid.

No obstante, la otra profunda sangría que debilita seriamente el bipartidismo en la capital es todavía más numerosa: el trasvase de votos del PSOE hacia Ahora Madrid, más de 95.000, que relega a los socialistas al tercer lugar por primera vez desde la recuperación de la democracia.

La clave oculta que podría convertir a Carmena en alcaldesa de Madrid es la gran diversidad de la base electoral de Ahora Madrid

Y aquí está la clave oculta de la que puede ser la próxima alcaldesa de la capital: su candidatura de unidad popular cuenta con la mayor variedad ideológica de seguidores de todas las que se presentan, tal como queda visualmente reflejado en el arcoiris que corresponde a Ahora Madrid en el gráfico anterior:

Además de los elevados porcentajes de votantes procedentes de IU y del PSOE, Manuela Carmena también cuenta en su base electoral con amplios segmentos de los que antes votaban por UPyD o por pequeñas formaciones, de los que se abstenían, del voto oculto que no quiere decir cómo votó y hasta de unos 16.000 exvotantes del PP.

Esta diversidad electoral sin precedentes podría ser la llave que abriese la Alcaldía de Madrid a una veterana jurista, abogada y luchadora antifranquista por primera vez en la historia.