Publicado: 07.10.2015 13:03 |Actualizado: 07.10.2015 16:24

Alberto Garzón tras el desencuentro con Podemos: "La unidad popular no es un mercado de fichajes"

El candidato de IU lamenta el portazo "unilateral" de los de Iglesias, porque "causa felicidad en Ferraz y Génova". Su campaña "comienza desde ya", ha dicho

Publicidad
Media: 3.95
Votos: 19
Comentarios:
El candidato de IU a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, en una imagen de archivo.-EFE/Sergio Barrenechea

El candidato de IU a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, en una imagen de archivo.-EFE/Sergio Barrenechea

MADRID.- El candidato de Izquierda Unida a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha lamentado este miércoles el portazo "unilateral" por parte de Podemos para que hubiera una candidatura unitaria a la izquierda del PSOE en las próximas elecciones del 20 de diciembre.

En una rueda de prensa, en la que ha explicado cómo se desarrolló la reunión entre ambas formaciones, en la que ayer constataron su desencuentro, Garzón ha recordado que "la unidad popular no es un mercado de fichajes", en referencia a la propuesta del partido morado para que se integrara en su lista para las generales. "La decisión de Podemos beneficia al sistema, al bipartidismo y a que nada cambie", ha lamentado antes de recordar que esta falta de acuerdo "causa felicidad en Ferraz y Génova", las sedes nacionales del PSOE y del PP, respectivamente.



Pese a la insistencia de la prensa, que le ha preguntado en repetidas ocasiones si se sentía engañado o traicionado por Podemos, Garzón ha eludido responder. "No me vais a sacar ese titular", ha dicho. Sí ha hablado de "sorpresa", y ha especificado que, después de la reunión entre las delegaciones de IU y Podemos, "en la que no se habló de ruptura de las negociaciones" y se habían citado para otro encentro este jueves, fue el propio Iglesias el que le comunicó que daba por terminadas las conversaciones. "Tenemos la cabeza alta por haberlo intentado. Nos hemos dejado la piel para que hubiera una única candidatura rupturista", ha añadido. No obstante, ha dejado claro que no va a haber "hostilidades" entre ellos porque aunque sean "competidores electorales", el enemigo son "las políticas de derechas, las haga el bipartidismo o su sostén, que es Ciudadanos".

"Nos hemos dejado la piel para que hubiera una única candidatura rupturista"

"No entendemos que Podemos haya cerrado la puerta a la unidad popular, pero nosotros vamos a continuar trabajando en que haya una candidatura rupturista, feminista, ecologista y de izquierdas", ha añadido. Su siguiente paso será concurrir a las primarias de Ahora en Común, un espacio que a su juicio "sigue el espíritu de las candidaturas de los ayuntamientos como el de Madrid o Barcelona" y que "no mira al ombligo de las propias organizaciones". Sobre el nombre, registrado por participantes que han abandonado ese espacio, ha añadido que "está por discutir" y, aunque IU se ha quedado prácticamente solo en Ahora en Común, Garzón cree que "no es una cuestión cuantitativa, sino cualitativa", porque aún quedan trabajando muchas personas independientes. "Nos sentimos muy fuertes y comenzamos nuestra campaña desde ya", ha apostillado.

"Orgulloso" de su mochila

Sobre las diferentes reuniones que han mantenido las últimas semanas, el candidato de IU ha puntualizado que no eran para "negociar" sino para "facilitar un posible acuerdo de candidatura unitaria", que "jamás tuvieron que ver" con su figura.  "Mi proyecto político es IU y no íbamos a captar una política de fichajes", ha subrayado. De hecho, frente al problema que para Podemos supone la "mochila" con la que carga Garzón, el diputado ha respondido que se siente "orgulloso" de ella y que le resulta "muy ligera". "Estoy orgulloso porque el mundo no empezó hace dos años", ha apuntado en referencia al nacimiento de Podemos y tras recordar que es militante del PCE. "Soy la bandera de IU y su proyecto", ha zanjado sobre ese asunto.

Para su campaña, Garzón ha anunciado que se va a centrar en su programa, "mejor" y "más ambicioso" que el de Podemos, que aún no se conoce, pero que para el dirigente de IU, "ha girado al centro" desde las europeas de 2014.

También ha hecho hincapié en que "Podemos quiere en Catalunya y Galicia lo que no quiere para el resto de España", en referencia a los preacuerdos que la formación morada ha alcanzado para concurrir en estos territorios junto a fuerzas como la propia IU, Anova (Galicia) o ICV (Catalunya). Según Garzón, desde su organización no van a poner "palos en las ruedas", pero insiste en que "todo están abierto aún" y que faltan por acordarse "fórmulas jurídicas".