Público
Público

Control al Gobierno Rajoy da por muerto al TTIP: "Fue una operación frustrada"

Bruselas reconoce que el acuerdo comercial con EEUU está en soporte vital, pero afirma que respira. Sin embargo, el presidente del Gobierno da por hecho que no saldrá adelante -"Las cosas son como son"-, y pide concentrar esfuerzos en las negociaciones con Mercosur, México, y Japón, además de defender la ratificación del 'TTIP canadiense', el CETA.

Publicidad
Media: 3.25
Votos: 4
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención ante el pleno del Congreso donde expone las conclusiones del último Consejo Europeo EFE/Chema Moya

Bruselas reconoce que mantiene el TTIP en soporte vital, pero hasta la fecha no se ha atrevido a dar por muerto al tratado de libre comercio entre la UE y EEUU, algo que sí hace el presidente del Gobierno español. Mariano Rajoy ha dado por fracasadas las negociaciones sobre el polémico acuerdo comercial, criticado por su opacidad y por el peso que otorgaría a las multinacionales de ambos lados del Atlántico, asegurando que este tratado "fue una operación frustrada".

El presidente del Gobierno: "Creo que el TTIP fue una operación frustrada, una de las operaciones más importantes que se pudieron hacer en mucho tiempo"

Este miércoles, durante su intervención ante el pleno del Congreso de los Diputados para exponer las conclusiones del último Consejo Europeo,  el líder del Ejecutivo afirmaba haber "planteado incluso que se siga intentando el tratado de libre comercio con EEUU". "Creo que fue una operación frustrada, una de las operaciones más importantes que se pudieron hacer en mucho tiempo", afirmaba Rajoy desde la tribuna de oradores de la Cámara Baja.

Obviando las diferencias entre los diferentes estudios sobre el impacto de estos tratados - el Gobierno se aferra al que desarrolló el think tank de la Patronal- el líder del PP sostenía que "sin duda alguna" el TTIP "hubiera supuesto un incremento importante del PIB en la UE y también en España, a pesar de que distintos informes apuntan exactamente en la dirección contraria. "Pero bueno, las cosas son como son", lamentaba, pidiendo concentrar esfuerzos en los acuerdos con Mercosur, México, Chile, y Japón, y muy especialmente en el tratado comercial con Canadá, CETA, considerado por activistas y grupos políticos críticos el "gemelo" del Transatlantic Trade and Investment Partnership (TTIP, en inglés).

Fuentes del Ministerio de Exteriores aseguran a Público que el Comprehensive Economic and Trade Agreement (CETA) llegará al Consejo de Ministros en un par de semanas, por lo que previsiblemente pasará al Congreso el próximo mes de abril. Y, si el PSOE mantiene la posición que adoptó en el Europarlamento durante la votación del CETA hace un mes, a todas luces el acuerdo obtendrá luz verde en el Parlamento español, gracias al respaldo de socialistas, PP y Ciudadanos. 

Bustinduy: "No pararemos hasta que estos tratados comerciales sean un mal sueño del pasado"

De hecho, el líder del partido naranja, Albert Rivera, afirmaba en su réplica a Rajoy que está "totalmente de acuerdo" con los tratados de libre comercio. "Si Trump quiere cerrar fronteras y poner aranceles, aprovechemos" para lograr que las empresas europeas "entren mejor en Canadá", pedía Rivera. 

La situación de parálisis que afronta el TTIP obedece a varias razones: a las numerosas críticas vertidas por cientos de organizaciones sociales, sindicales o medioambientales -sólo la Campaña estatal no al TTIP aglutina a 350 entidades-, a la división entre grupos que tradicionalmente lo apoyaron -especialmente los socialistas europeos- y al hecho de que el nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, se haya declarado contrario a este tipo de acuerdos, e incluso haya firmado la orden ejecutiva para que su país se retire del TPP, el también polémico acuerdo transpacífico. 

Bustinduy: "Los esfuerzos de la sociedad civil están dando sus frutos"

Por su parte, el portavoz de Unidos Podemos en la Comisión de Exteriores, Pablo Bustinduy, celebra que "los esfuerzos de la sociedad civil organizada y sus movilizaciones" estén "dando sus frutos". "Están dificultando y obstaculizando la agenda neoliberal de estos nuevos modelos comerciales. Son modelos que buscan generar un cambio constitucional, prolongar el gigantesco trasvase de las rentas de las clases trabajadoras a los rentistas, los especuladores, así como el modelo de estas nuevas finanzas globales", asegura a Público

A su entender, las palabras de Rajoy son también una señal "que indica que tenemos que seguir luchando", que toca "concentrar esfuerzos para parar el CETA y el TiSA [tratado sobre servicios que negocian medio centenar de países, entre ellos los 28], que buscan sancionar un modelo de sociedad injusto, fallido, ineficaz y quebrado". "No pararemos hasta que estos tratados comerciales sean un mal sueño del pasado", zanjaba.