Público
Público

Bruselas y la Administración Obama escenifican avances en el TTIP antes de la llegada de Trump

La comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, ha presentado junto a su homólogo canadiense un nuevo informe sobre el estado de las negociaciones al que desde la Campaña estatal No al TTIP se refieren como "propaganda"

El presidente estadounidense Barack Obama en McCormick Place en Chicago, EEUU. / REUTERS

A.L.M.

MADRID.-Bruselas teme que la era Trump añada nuevas dificultades para avanzar en las negociaciones del polémico TTIP, su acuerdo comercial con EEUU, y no ha querido dejar pasar la última semana de la Administración Obama para escenificar avances en las conversaciones sobre el tratado.

La Comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstöm, y su homólogo estadounidense, Michael Froman, hicieron público este martes un documento en el que piden al presidente electo de EEUU, Donald Trump,y al conjunto de estados europeos, "voluntad política" y un "compromiso continuado" para sellar el acuerdo de libre comercio entre la UE y EEUU, Transatlantic Trade and Investment Partnership (TTIP por sus siglas en inglés).

"El progreso que hemos logrado hasta ahora nos da confianza en que, con un compromiso continuado de las dos partes, y con la voluntad política de dar prioridad a los beneficios a largo plazo para nuestras economías y nuestra amplia relación, EEUU y la UE podrán lograr lo que nos propusimos en 2013", afirma el texto, en relación a la fecha en la que arrancaron las negociaciones.

Para la comisaria europea, firme defensora del TTIP, los dos bloques negociadores han "logrado progresos concretos considerables", y por eso intenta dar un último empujón al acuerdo comercial negociado con sigilo -a pesar de que no deje pasar ocasión de presumir de su "transparencia"-, antes de que la toma de posesión de Trump, este 20 de enero, ralentice aún más las conversaciones.

La elección de Trump como presidente supondrá una "pausa" en las negociaciones

En noviembre, el comisario de Crecimiento e Inversión, Jyrki Katainen, y la propia Malmström, reconocían en rueda de prensa que la elección de Trump como presidente supondría una "pausa" en las negociaciones.

Por su parte, desde la Campaña estatal No al TTIP, integrada por cientos de organizaciones contrarias al acuerdo, tildan el documento de la comisaria de Comercio -un optimista recorrido por los puntos más avanzados de las negociaciones- de "propaganda", y recuerdan que en esta ocasión el documento se ve obligado a reconocer algunos de los escollos que UE y EEUU no han podido bordear en las negociaciones.

El CETA, camino de Estrasburgo

Se da la circunstancia además de que esta bocanada de aire al TTIP llega prácticamente un mes antes de que su homólogo canadiense, el CETA, sea sometido a votación por parte del Europarlamento. Previsiblemente la cámara decidirá sobre el polémico acuerdo con Ottawa el 16 de febrero, después de que la Comisión de Comercio Internacional (INTA) se pronuncie sobre él el 24 de este mes.

Sólo unos días antes, este sábado 21, al menos 20 ciudades españolas acogerán protestas contra estos tratados comerciales. Por eso, desde la Campaña, convocante de estas movilizaciones, advierten de que si el CETA logra luz verde en el Europarlamento aún debe ser sometido a ratificación por parte de los 28, y apuntan que seguirán atentos a los movimientos de Bruselas para impulsar el TTIP.

Más noticias de Internacional