Publicado: 11.06.2015 15:24 |Actualizado: 18.04.2016 21:36

El Ejército expulsa al teniente Segura

Sus declaraciones en la prensa sobre casos de corrupción y prevaricación en las Fuerzas Armadas provocan su separación definitiva del servicio. Su enfrentamiento con la cúpula militar le ha costado seis meses de arrestos en menos de un año.

Publicidad
Media: 3.94
Votos: 18
Comentarios:
Teniente Segura en la redacción de Público. JAIRO VARGAS

El teniente Segura en la redacción de Público. JAIRO VARGAS

@CdelCastilloM

MADRID.- El Ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha aceptado este jueves la propuesta de los instructores disciplinarios del Ejército de Tierra de separar definitivamente del servicio activo al teniente Luis Gonzalo Segura, que perderá de forma inmediata su condición de militar. Segura, colaborador del diario Público con el blog Un paso al frente, había sido sancionado con la pérdida de destino y esperaba su expulsión definitiva después de más de un año enfrentando castigos disciplinarios por sus declaraciones ante los medios de comunicación.

Ha sido precisamente uno de los expedientes disciplinarios incoados a raíz de una de sus manifestaciones a la prensa la que ha terminado con la carrera militar del ya exoficial. Desde la publicación de su libro —Un paso al frente (Tropo Editores), donde novela una serie de situaciones irregulares y delictivas que tienen lugar en el seno de las Fuerzas Armadas, y que afirma que están basadas en historias reales— Segura ha explicado los delitos de los que fue testigo en su paso por el Ejército de Tierra. 

Uno de ellos es el importante desvío de dinero producto de un inventario de todo el material informático del Ejército de Tierra. El teniente afirma que, siendo uno de los responsables de dicho inventario, se le ordenó cerrarlo cuando aún faltaba cerca de un 25% del material por clasificar, quedando el equipo restante —y su valor económico— en una "caja B".

No fue es la única irregularidad que denuncia el teniente: "Expedientes que se trocean, la partida presupuestaria de dos millones y medio de euros para mantenimiento de material informático que me los gasto en lo que me da la gana... De hecho en la sección en la que estuve, antes de llegar yo estuvo un teniente que en septiembre fue condenado por vender ordenadores del Ejército en Ebay", declaró en este medio poco antes de ser arrestado administrativamente por tercera vez por la cúpula militar. 

Contra la cúpula militar "seudofascista"

Una de las principales cruzadas de Segura en este año de lucha contra el statu quo de las Fuerzas Armadas ha sido la carga contra una cúpula militar que califica como "seudofascista". El teniente ha denunciado que el Ejército está dominado por una serie de "casas feudales", familias de tradición militar que controlan todo lo que pasa de puertas adentro, con el beneplácito del poder político. Diputados con Irene Lozano han denunciado también esta situación

Esta clase dirigente militar, de una ideología "ultraconservadora", cercena cualquier otra corriente que detecta en la milicia, acusa Segura. "En el Ejército solo hay una línea posible que es la línea ultraconservadora, la podemos llamar seudofascista, y es lo único que se permite. Hay libertad de expresión siempre y cuando expreses ideas seudofascistas", manifestaba

"La izquierda debe intentar superar estos problemas que han surgido con las Fuerzas Armadas, con la Guardia Civil, con la Policía Nacional, que en un momento dado fueron utilizados como órganos de represión durante la dictadura", sostenía el teniente, pidiendo la colaboración de la ciudadanía en el proceso de cambio que pide para el Ejército. 

Meses de arrestos administrativos

Este tipo de declaraciones, sumadas a las publicaciones de su blog, provocaron las ira de la cúpula militar a la que criticaba. En diciembre, el Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME) ordenó su arresto administrativo —una potestad de los mandos militares por la que el Gobierno se ve obligado a mantener una reserva al Convenio Europeo de Derechos Humanos— por motivos "preventivos". El JEME ordenó que se le recluyera el período máximo que permitía entonces el Régimen Disciplinario Militar, que entonces era de 60 días.

Antes, el teniente había sido sancionado con otros 60 días por declarar que él no obedecería una supuesta orden de entrada en Catalunya, en el contexto de la votación soberanista del pasado nueve de noviembre. En total, Segura ha acumulado seis meses de arrestos en menos de un año. 

"Mi lucha continúa", ha afirmado tras conocer la noticia, adelantando que acudirá a los tribunales para demostrar que sus revelaciones eran ciertas y que su expulsión es, por tanto, injusta.