Publicado: 23.01.2016 14:26 |Actualizado: 23.01.2016 15:02

Fallece Francisco Rubio Llorente, un constitucionalista que creaba derecho

Fue un jurista clave en la elaboración de la Constitución, y lo era también ante la reforma de la Carta Magna. De convicciones de izquierda moderada, independiente y transgresor, defendía recrear el consenso de 1978. Presidió el Consejo de Estado y fue vicepresidente del Tribunal Constitucional.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
Francisco Rubio Llorente

Francisco Rubio Llorente, durante una entrevista en el año 2011. Ha fallecido este sábado a los 89 años de edad. EFE/Archivo/Sergio Barrenechea

MADRID.- Francisco Rubio Llorente ha fallecido este sábado en Madrid, a los 85 años de edad de un infarto. Era, probablemente, la mejor cabeza constitucional que hay en España. De convicciones de izquierda moderada, independiente, transgresor y con criterio propio, siempre defendió recrear el consenso de 1978 que alumbró la Constitución.

Rubio Llorente fue uno de los principales juristas que lograron la Constitución de 1978, ya que fue el secretario general del Congreso de los Diputados durante su elaboración, cargo al que accedió en 1977. En 1979 se convirtió en el primer director del recién creado Centro de Estudios Políticos y Constitucionales.

En febrero de 1980 fue nombrado magistrado del Tribunal Constitucional, a propuesta del Congreso, y formó parte de los especialistas que aportaron el prestigio que tuvo entonces el máximo órgano intérprete de la Carta Magna.

En marzo de 1989 fue elegido vicepresidente del Alto Tribunal, en sustitución de Gloria Begue. Ocupó este cargo hasta julio de 1992. 

El 'Informe Rubio Llorente'

Ya entre los años 2004 y 2012 presidió el Consejo de Estado, el órgano consultivo del Gobierno, por deseo expreso de José Luis Rodríguez Zapatero quien le encargó un informe sobre la posible reforma constitucional. Es en este informe en el que ahora se quiere apoyar Mariano Rajoy para abrir este debate.

Desde marzo de 2005 presidió la Comisión de Estudio constituida para analizar esa posible reforma de la Constitución presentada por Rodríguez Zapatero.

El "Informe sobre la modificación de la Constitución Española" -conocido entonces como 'Informe Rubio Llorente'- fue entregado  por el Consejo de Estado al Gobierno el 1 de marzo de 2006.

Rubio Llorente era partidario de de acometer la reforma de la Constitución y modificar la organización territorial y las competencias del Estado, de tal manera que se pudiera celebrar un referendum en Catalunya.

Durante su mandato se llevó a cabo una importante reforma del Consejo de Estado por la que se aprobó la incorporación de los expresidentes del Gobierno y se le atribuyó funciones consultivas nuevas.

En defensa del referéndum catalán

Rubio Llorente era un sólido y agudo intelectual que gustaba de medirse con juristas de altura. Defensor del valor de la palabra, admirado y hasta temido, creó toda una escuela entre los juristas españoles.

Doctor en Derecho, era diplomado del Instituto de Sociología y Psicología Social de la Universidad de Colonia (Alemania) y del Instituto de Estudios Políticos de París.

Nacido en Berlanga de San Fernando (Badajoz) el 25 de febrero de 1930 y, con la transición, se convirtió en letrado de las Cortes Generales (1977-1979).

Durante un tiempo impartió clases como profesor de la Universidad Central de Venezuela y previamente fue funcionario del Cuerpo Técnico de la Administración Civil con destino en el Ministerio de Educación y Ciencia.

"Yo vengo sosteniendo que es necesario reformar la Constitución desde hace no menos de diez años", apuntó en una entrevista concedida a Efe en 2011. Rubio Llorente defendió iniciar el proceso en la próxima legislatura y afrontar un cambio profundo por el procedimiento fijado en el artículo 168 de la Carta Magna, que prevé la disolución de las Cortes y la convocatoria de un referéndum.

En octubre de 2013 aseguró que "no sería imposible" que el Estado convocara un referéndum soberanista en Catalunya mediante una reforma legislativa de la Ley Orgánica 2/1980, que regula las distintas modalidades de referéndum, ya que la negativa podría desembocar en "alternativas de efectos impredecibles".

Doctor honoris causa por la facultad de Derecho de la Universidad de Oviedo y por la Universidad de Valladolid, poseía entre otros reconocimientos la Orden de Isabel la Católica (1992), la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil (2000), la Medalla de Extremadura (2008) o el Premio Pelayo para juristas (2011).

Pésame de juristas y políticos


Juristas y políticos han trasladado sus condolencias este sábado a los familiares y amigos de Francisco Rubio Llorente.

En una nota de prensa, el PSOE ha rendido homenaje al jurista, donde ha resaltado sus estudios sobre el sistema constitucional y ha reconocido que deja a los españoles "un legado amplio y riguroso de reflexiones sobre la Transición, en la que participó activamente, y sobre nuestra democracia".

Otros dirigentes políticos han optado por difundir su pésame a través de las redes sociales, como el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, el presidente del Congreso, Patxi López, o el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Por su parte, todos los miembros del Tribunal Constitucional, encabezados por su presidente, Francisco Pérez de los Cobos, y su vicepresidenta, Adela Asua, han expresado sus condolencias por quien fuera su magistrado y vicepresidente.