Publicado: 17.02.2015 16:24 |Actualizado: 17.02.2015 16:24

La Fundación División Azul intenta desvincular al Cónsul de San
Petersburgo en su homenaje a "los caídos"

La Fundación intentó borrar todas las informaciones que vinculaban al diplomático –hijo de divisionario- con las ofrendas de Krasny Bor. La familia Martínez-Cattáneo presionó a periodistas para que borraran de sus blogs los videos originales bajo amenaza de denuncia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Lectura de la nota del cónsul

Lectura de la nota del cónsul

VALENCIA.- La Hermandad de la División Azul ha negado en sendos comunicados, ciertamente contradictorios, que el cónsul general de España en San Petersburgo, Juan Antonio Martínez-Cattáneo, participara en esta semana en “el tradicional homenaje a los ¨caídos en el cerco de Leningrado durante la II Guerra Mundial”, tal y como afirmaron con todo lujo de detalles en el homenaje en La Almudena el pasado martes día 10. Familiares del cónsul han presionado con medidas legales a periodistas para que el vídeo íntegro donde se cita al diplomático fuera retirado de la red, sin éxito.

Sin lugar a dudas la jornada del lunes pasado fue ciertamente intensa y tensa. Las webs oficiales de la Hermandad y la Fundación de la División Azul iniciaron una ingente tarea para tratar de eliminar cualquier rastro en sus contenidos que hiciera mención al cónsul general de San Petersburgo como entusiasta participante la pasada semana en el homenaje a los divisionarios españoles que integrados en el ejército nazi sitiaron Leningrado.

 

La Fundación en su web y otros foros había colgado un vídeo del acto celebrado en el cementerio de La Almudena de Madrid, que prácticamente había pasado desapercibido para la inmensa mayoría de ciudadanos, menos para los afectos al viejo régimen y para las organizaciones internacionales antifascistas y de derechos humanos que rastrean la red en busca de informaciones, actos y eventos de exaltación del odio en general y del nazismo en particular, con la intención de realizar oportunas denuncias públicas.

En el vídeo original, que tiene una duración de 8 minutos y 40 segundos se recoge el tradicional homenaje que cada año los excombatientes celebran cada año para conmemorar la batalla de Krasny Bor, corrida entre el 10 y el 11 de febrero de 1943. Tras unas imágenes del lugar donde se alza el monolito dedicado a la División Azul y se recogen imágenes de los asistentes, toma la palabra Alfonso Ruiz de Castro vicepresidente de la Hermanad y la Fundación, donde lanza una arenga a los asistentes, para dar a paso a continuación a la intervención de un sacerdote que inicia una misa en memoria de los “Caídos por España.



Al término del responso, en torno a los minuto 7, y 8 segundos toma la palabra de nuevo Ruiz de Castro –histórico dirigente de la organización ultra de los 80 Bases Autónomas- y con un papel en su mano derecha dice literalmente (Puedes ver el vídeo con este extracto):

“El cónsul español en San Petersburgo, Juan Antonio Martínez-Cattáneo, desde San Petersburgo nos ha hecho llegar unas breves y pequeñas palabras”. A continuación empieza a leer: “En fecha 10 de febrero en el mismo campo de Krasny Bor no faltarán sobre la nieve que lo cubre unas flores con nuestros colores las cinco rosas y una oración. ¡Arriba España!”. Ya sin leer, Ruiz de Castro dirigiéndose a los asistentes dice: “él ahora misma está en los campos de Krasny Bor con cinco rosas y poniéndolas allí en homenaje a los que dieron su vida”.

“Un inexplicable error”

Tras la publicación de esta noticia en Público el pasado domingo las alarmadas saltaron en el entorno del diplomático español destinado en Rusia. Horas después, el mismo domingo, la Fundación retiraba el vídeo de su cuenta de Facebook y emitía el primero de los comunicados, donde en esencia se afirma que “1.- Que dicho ramo ha sido depositado por colaboradores de nuestra Hermandad desplazados en viaje particular a dicha localidad. Y 2.- Que ni el consulado español ni la persona del cónsul han tenido implicación directa en tal iniciativa, habiendo sido únicamente informados de la misma”.

El lunes 16 se emitía un nuevo comunicado al respecto, en donde ya no se cita siquiera que la ofrenda hubiera sido comunicada al Consulado de España: “La HNDA (Hermandad Nacional de la División Azul) desea precisar que, en ningún momento, ha recibido mensaje alguno por parte del Cónsul General de España en San Petersburgo, por lo que la mención a su persona en el Acto celebrado en el Cementerio de La Almudena de Madrid, el pasado 10 de febrero con motivo del 72 Aniversario de la batalla de Krasny Bor, ha sido producto de un inexplicable error por parte de los organizadores. Ambos comunicados están firmados por su presidenta Lucida Aguelo Monreal.

Coincidiendo con su publicación la Fundación vuelve a sacar el vídeo retirado, pero cercenando la parte de la grabación donde se cita al cónsul de España en San Petersburgo.

Poco después del mediodía, un miembro de la familia del cónsul en empezaba una búsqueda desaforada para evitar por todos los medios que el vídeo original no continuara creciendo en las redes, llegando incluso mantener situaciones subidas de tono con amenazas veladas de denuncia a periodistas y blogueros que habían capturado el vídeo original y lo habían subido a sus webs personales. La persona que se identifica para exigir la eliminación de los vídeos –sin éxito- es Antonio Martínez-Cattáneo, hijo del cónsul e ingeniero de armamento.

Puestos en contacto con la Fundación, su portavoz y vicepresidente, describe una rocambolesca historia acerca de la génesis del polémico comunicado leído, tras haber negado solo 24 horas antes que tan siquiera se hubiera mencionado en momento alguno al cónsul español. Esto obedece a la imposibilidad de impedir la difusión del documento gráfico.

Según Alfonso Ruiz de Castro, vicepresidente de la Hermanada y la Fundación, la explicación de lo ocurrido es esta: “Cuando yo estaba dando un pequeño discurso se me acercó una persona y me dio un papelito manuscrito en el cual lo que me decía era que el consulado de San Petersburgo que tal... Luego resulta que no es el consulado, sino que son unos señores que estaban de viaje allí, que son colaboradores, que tergiversaron una cosa que ellos notificaron al consulado e San Petersburgo que iban a realizar una ofrenda foral, y otra cosa es que, que yo sepa, ni les acompañó el cónsul ni nada. Que yo sepa es solo eso lo que ha pasado”. Esta es la extraña explicación que Alfonso Ruiz de Castro, trasmite oficialmente para explicar que el cónsul general de San Petersburgo fuera citado durante el homenaje a los divisionarios que participaron en la Batalla de Krasny Bor. Los intentos por trata de contactar con el cónsul de España en San Petersburgo han sido infructuosos. El padre del cónsul, Antonio Martínez-Cattáneo recibió el 11 de noviembre 1941 la Cruz de Hierro de 2ª clase, y el 18 de abril 1942 la Cruz de Hierro de 1ª clase por sus servicios en la 250 División, conocida como la División Azul.