Publicado: 29.07.2015 13:11 |Actualizado: 29.07.2015 13:11

Garzón confía en que las elecciones catalanas condicionen una candidatura unitaria estatal

El candidato de IU ve en Catalunya Sí que es Pot un "ejemplo" que hay que repetir para las generales si tiene éxito y lanza el programa de IU como punto de partida para "debatir la unidad popular con contenido"

Publicidad
Media: 3.91
Votos: 11
Comentarios:
alberto garzon rueda prensa

El candidato de IU a La Moncloa, Alberto Garzón, en una imagen de archivo. 

MADRID.- El candidato de Izquierda Unida a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, cree que las posibilidades de una candidatura de unidad popular para las elecciones generales dependen en gran medida del resultado de las elecciones catalanas. Después de que Podem, ICV y EUiA (el referente de IU en Catalunya) se pusieran de acuerdo para concurrir el próximo 27 de septiembre bajo la candidatura Catalunya Sí que es Pot, Garzón no ve razones para que este "caso ejemplar" no se replique a nivel estatal si tiene éxito.

En rueda de prensa, el diputado por Málaga ha asegurado que tiene "razones para ser optimista" en cuanto a la conformación de la candidatura para las generales, y una de esas razones es el "acercamiento" que, a su juicio, supone la candidatura catalana, que aún tiene que cerrarse definitivamente y en la que finalmente no participará Procés Constituent. "Si en Catalunya es posible, en el resto del Estado también lo es. No se entiende cómo es posible que no se haga lo mismo", ha afirmado en la sede de IU de la calle Olimpo, desde donde ha confiado en que "pueda arrebatar el protagonismo político a Artur Mas".



Garzón:"Si en Catalunya es posible, en el resto del Estado también lo es. No se entiende cómo es posible que no se haga lo mismo"

Para Garzón, la candidatura es una réplica de Barcelona en Comú a nivel autonómico, una "unión que suma y multiplica" y considera que no repetirla si funciona "sería una mala decisión". "Tiempo hay de sobra, lo que se necesita es voluntad política", ha puntualizado después del rechazo de Podemos al manifiesto Ahora en Común, que pide la unidad de cara a las generales y que IU ha visto con buenos ojos.

En ese sentido, el candidato de IU ha insistido en que no va a tirar la toalla en ningún momento y que continúa reuniéndose con todos los actores políticos y sociales que se posicionan abiertamente por el cambio político. De hecho, este miércoles se reunirá con el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro. Por eso, ha presentado sus propuestas para "construir un nuevo país", el proceso constituyente que forma parte del programa electoral de IU y que lleva defendiendo desde febrero.

Su objetivo es que el debate sobre la unidad popular no gire constantemente en torno a la fórmula electoral sino dotarlo de contenido y propuestas "para que sean discutidas por todo el mundo". Garzón considera los nueve puntos clave de este proyecto que ha enumerado un "punto de partida" para que se debata el programa común en todos los espacios donde se esté trabajando en la conformación de la esperada candidatura.

Lo que pretende que sea el "esqueleto de un proceso constituyente desde la ciudadanía para construir un país más justo, democrático y soberano" se resume en una reforma del Estatuto de los Trabajadores y retomar el control de los sectores estratégicos de la economía, implementar la participación ciudadana. Para ellos, contempla herramientas como referéndums e Iniciativas Legislativas Populares y un reparto equitativo de las cargas y obligaciones en el ámbito privado de las familias mediante el desarrollo de la Ley de Dependencia o la modificación de los permisos de paternidad.

Desde el punto de vista de la soberanía nacional, IU propone replantarse las relaciones con la Unión Europea, cuestionando la presencia de la OTAN en territorio español. Pero también desde el punto de vista de la soberanía económica, en cuanto a la necesidad de una cambio en el modelo productivo que aporte más valor añadido; además de la defensa del derecho a decidir, no sólo en cuanto a la independencia y al derecho de autodeterminación de los pueblos, sino también en cuanto a cuestiones económicas y políticas.

Por otra parte, Garzón pone sobre la mesa la defensa de los Derechos Humanos con un país "sin represión, sin leyes mordaza, con blindaje de los derechos civiles, de la libertad d expresión, de manifestación, de reunión", asegurando derechos sociales que garanticen una vida digna y con especial preocupación por las protección de medio ambiente.

"Queremos debates que vayan a lo concreto sobre lo que hay que hacer el día después de ganar las elecciones", ha resumido. Estos puntos serán los que defiendan los militantes de IU en todos los procesos de construcción de candidaturas, como en los grupos de trabajo de Ahora en Común.

Sin embargo, Garzón ha insistido en que éste es un proyecto que nace de la sociedad civil, "del clamor popular por la unidad" y que, por lo tanto, IU no va a condicionar ningún proceso. "Se trata de acentuar lo que nos une y no lo que nos diferencia", ha sentenciado antes de afirmar que "si los dirigentes políticos no somos capaces de escuchar ese clamor ciudadano, no deberíamos ser dirigentes políticos".