Publicado: 30.07.2015 12:22 |Actualizado: 30.07.2015 13:19

Ada Colau garantiza lealtad institucional a Artur Mas ante el bloqueo del PP a la Generalitat

El presidente catalán reconoce ante la alcadesa una deuda de 55 millones de euros con Barcelona

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:
Ada Colau y Artur Mas./ EP

Ada Colau y Artur Mas./ EP

BARCELONA.- El presidente de la Generalitat, Artur Mas, se ha comprometido este jueves con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a reconocer este año que adeuda 20 millones de euros a la capital catalana por la Ley de Barrios, una cifra que hay que sumar a los 35 millones de euros de deuda con la ciudad que el Govern ya tiene reconocidos.

En rueda de prensa tras reunirse con Mas en la Generalitat durante más de una hora, Colau ha anunciado que ha acordado con el presidente reunir la comisión mixta entre el Ayuntamiento y la Generalitat la primera semana de septiembre para abordar el asunto de la deuda, infraestructuras y equipamientos y consorcios.



Ha señalado que con la comisión, que no se reunía desde octubre de 2014, pretende lograr una "fotografía conjunta del estado de estas cuestiones", que considera urgentes y necesarias de abordar pese a que esté acabando el mandato del actual Ejecutivo catalán.

Colau ha celebrado que la Generalitat ya esté en trámites para reconocer estos 20 millones de euros extra relacionados con la Ley de Barrios, pero ha remarcado que hay otros aspectos que el gobierno municipal considera que se deben reconocer, como por ejemplo la partida relacionada con el Sistema de Atención Domicialiaria (SAD).

Aunque ha evitado adelantar una cifra de lo que le adeuda la Generalitat porque todavía es "motivo de debate", Colau ha confiado en que la reunión de la comisión mixta sirva para aclarar esas cifras, aunque sí ha destacado que consideran que quedan pendientes ingresos por operaciones inmobiliarias y el fondo de cooperación local.

En cuanto a la orden de que en la sala de plenos del Ayuntamiento se coloque imagen del rey Felipe VI, Ada Colau ha dicho que cuando retiraron el busto del rey emérito se limitaron a quitar símbolo de una persona que ya no es el jefe del Estado. "Si no tuvieron prisa para reclamar tal retirada", ha dicho la alcaldesa en relación al Gobierno del PP, "entiendo que podrán esperar" a que en el próximo curso el Ayuntamiento discuta y tome decisiones sobre "toda la simbología".

Munté: "Hay que trabajar juntos en un momento de ahogo económico"

La alcaldesa ha garantizado absoluta lealtad institucional del Ayuntamiento ante el bloqueo de Gobierno del PP a la Generalitat. Colau ha dicho además que no entiende cómo el president Mas pudo contraponer la reivindicación soberanista con la de los derechos sociales, cuando dijo que quienes se manifestaron para celebrar su toma de posesión representaban el principal obstáculo para el proceso soberanista.

En este sentido, la vicepresidenta de la Generalitat, Neus Munté, ha señalado la necesidad de "trabajar juntos en un momento de ahogo económico y financiero, por parte del Gobierno del PP". Por lo que se refiere a la manifestación del 11 de septiembre, Munté ha dicho que ahora es necesario "sumar esfuerzos" y "hacer un frente común", desde el reconocimiento de las diferencias.

Colau ha anunciado que recibirá a las organizaciones impulsoras, como anfitriona, como alcaldesa de la capital de Catalunya y ha asegurado que hará "todo lo posible para que la manifestación unitaria se celebre con éxito".

Finalmente, en cuanto a las declaraciones de Mariano Rajoy en Castelldefels sobre las elecciones del 27-S, Colau ha dicho que le parece preocupante que el Gobierno plantee el ejercicio de la democracia en una cita electoral como un problema de orden público. Munté ha indicado que Rajoy "aprovechó una vez más un acto de partido para amenazar al Govern de la Generalitat".