Publicado: 08.01.2016 19:03 |Actualizado: 08.01.2016 19:07

Podemos pide a los reyes que suspendan su visita a Arabia Saudí programada para febrero

Continúan las protestas en Irán y Baréin por la ejecución de 47 personas llevadas a cabo por Arabia Saudí, en las que se encontraba el clérigo chií Nimr Baqir al Nimr.

Publicidad
Media: 4.76
Votos: 17
Comentarios:
El rey Felipe, junto al ministro de Defensa, Pedro Morenés, saludan al nuevo rey saudí, Salmán bin Abdulaziz. - EFE

El rey Felipe, junto al ministro de Defensa, Pedro Morenés, saludan al nuevo rey saudí, Salmán bin Abdulaziz. - EFE

MADRID.- En un comunicado, publicado la tarde de este viernes, Podemos pide a los Reyes de España que suspendan la visita oficial a Arabia Saudí, programada para el próximo mes de febrero. "No pensamos que sea razonable que una institución como la monarquía, supuestamente neutral, realice una visita a un país en el que las mujeres sufren una discriminación sistemática y donde los defensores de los derechos humanos sufren una represión continua", aseguran desde la formación liderada por Pablo Iglesias. 

Este comunicado también solicita una "rendición de cuentas exhaustiva por parte del Ministerio de Defensa" para aclarar la colaboración militar y la venta de armas a países "sobre los que pesan acusaciones de violar los derechos humanos". Podemos pide una revisión de las "prioridades en política exterior" de España, para apoyar "a países como Túnez, donde la democracia se abre paso con mucho esfuerzo".



Mientras tanto, las reacciones a las 47 ejecuciones por parte de Arabia Saudí continúan. Este viernes, miles de manifestantes marcharon de nuevo por las calles de Irán en protesta por las "atrocidades" y las medidas "irracionales" de Arabia Saudí, criticadas también por los clérigos de todo el país en las tradicionales oraciones del viernes.

Las manifestaciones, de carácter pacífico y que se desarrollaron sin incidentes, reafirmaron el rechazo iraní a la ejecución el pasado sábado en Arabia Saudí del clérigo chií Nimr Baqir al Nimr, y de otros 46 personas más.

Tras las condenas sin paliativos a la ejecución de Al Nimr realizadas esta semana por las altas autoridades iraníes, encabezadas por el líder supremo Alí Jameneí, este viernes los líderes de los rezos en todo el país sostuvieron ante los fieles la misma línea dura contra "la irracional campaña antiiraní del reaccionario Gobierno saudí".

La ejecución busca "sembrar discordia" entre musulmanes y pone en evidencia la proximidad entre los saudíes y "las políticas sionistas"

Según informa la agencia oficial iraní IRNA, los religiosos apuntaron que la ejecución de Al Nimr es consecuencia de las fracasadas maniobras de Arabia Saudí para recuperar su estatus perdido como potencia regional. Otros señalaron además que la ruptura de relaciones con Irán impulsada por Riad y secundada por algunos países musulmanes de mayoría suní es una maniobra con la que los árabes quieren tapar sus errores. Otras críticas también apuntaron a que la ejecución sólo busca "sembrar la discordia" entre los musulmanes y pone en evidencia la proximidad entre los saudíes y "las políticas sionistas", además de asegurar "el colapso inmediato" de la monarquía saudí.

Iraníes participan en una manifestación contra Arabia Saudí  tras las 47 ejecuciones. EFE/Abedin Taherkenareh

Iraníes participan en una manifestación contra Arabia Saudí tras las 47 ejecuciones. EFE/Abedin Taherkenareh

En unas inusuales declaraciones, varios de los religiosos aplaudieron a la población por protestar por los actos saudíes al tiempo que condenaron como "irracionales" los incendios y asaltos a las oficinas diplomáticas saudíes en Irán. Estas críticas fueron en línea con las ofrecidas durante la semana por el presidente iraní, Hasán Rohaní, quien condenó los ataques a las sedes diplomáticas y pidió detener a sus autores pese a entender los motivos de su "rabia".

Sexto día de protestas en Baréin

En Baréin, las manifestaciones por las 47 ejecuciones continúan por sexto día consecutivo, y los enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad se han acentuado. La protesta central tuvo lugar en la localidad de Duraz, en el norte del país, donde centenares de personas marcharon después de la oración del mediodía con retratos del clérigo chií y entonando eslóganes en contra de las familias reales suníes de Al Saud, en Arabia Saudí, y Jalifa, en Baréin.

Desde el pasado sábado se han producido decenas de heridos en las manifestaciones y enfrentamientos en este país. El domingo, la Policía bareiní informó en un comunicado de que fueron arrestados "alborotadores y vándalos" y "un escaso número de aquellos que hicieron un mal uso de las redes sociales para objetivos ilegales". Aunque las autoridades no especificaron el número de detenidos, varios activistas los cifran en al menos 25 desde el sábado por la noche.

El Gobierno bareiní advirtió en otro comunicado sobre "la manipulación negativa" de la ejecución de Al Nimr con pancartas y comunicados públicos y señaló que las penas pueden llegar a hasta a dos años de cárcel o una multa de 200 dinares bareiníes (cerca de 530 dólares).

Esta semana, el Ejecutivo de Baréin decidió suspender relaciones diplomáticas con Teherán, así como todos sus vuelos con destino y origen en Irán, debido a los asaltos a dos legaciones diplomáticas saudíes en el país, que surgieron como respuesta a la ejecución del clérigo saudí.

Primer aniversario de la flagelación a un blogero saudí

En medio del tenso clima diplomático entre Arabia Saudí e Irán, el próximo sábado se cumple el primer aniversario de la flagelación de Raif Badawi, un blogero saudí que recibió 50 latigazos en público por abrir un sitio web para fomentar el debate en Arabia Saudí. Badawi fue condenado a condenado a diez años de prisión y a 1.000 latigazos, aunque desde el pasado 9 de enero de 2014, no ha vuelto a recibir el mencionado castigo.

Algunos líderes europeos, como la Alta Representante de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini; el Primer Ministro de Reino Unido, David Cameron; el Ministro de Asuntos Exteriores francés o su homólogo alemán, han mostrado su rechazo a la pena de muerte.

España, por su parte, a pesar de adherirse a las declaraciones de Mogherini, no ha condenado públicamente el castigo a Raif Badawi. Amnistía Internacional pide al gobierno español en funciones que solicite públicamente la liberación de Badawi y que condene las ejecuciones llevadas a cabo por Arabia Saudí.