Publicado: 13.08.2015 18:23 |Actualizado: 13.08.2015 18:23

Catalunya Sí que es Pot no apoyará ninguna declaración unilateral de independencia

Joan Josep Nuet  plantea un posible con ERC tras el 27-S.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4
Comentarios:
Joan Josep Nuet. EFE/Alberto Martín

Joan Josep Nuet. EFE/Alberto Martín

MADRID.- Joan Josep Nuet, número 6 por Barcelona de la lista Catalunya Sí que es Pot, es taxativo cuando afirma que es "absolutamente imposible" que su candidatura apoye una declaración unilateral de independencia aunque están abiertos a discutir sobre un proceso constituyente siempre y cuando no lo fagocite CDC.

Como la misma rotundidad, Nuet afirma que ante una eventual victoria de Junts Pel Sí el 27-S, "sin mayoría por supuesto", no respaldarán un gobierno con Artur Mas como presidente o que esté capitaneado por Convergencia. Eso supondría, dice, dar "continuidad" a las mismas políticas de recortes y de corrupción de los últimos años y "repetir los mismos errores". Por tanto, queda descartado "completamente".

Lo que sí podrían estudiar son otras posibilidades de gobierno con ERC "o con nosotros mismos", asegura Nuet, muy optimista con las posibilidades de la candidatura que agrupa a Podemos, ICV, EUiA y Equo, que encabeza Lluís Rabell y a la que las últimas encuestas dan entre 27 y 33 escaños. Una horquilla que les permitiría "ser llave" en un eventual proceso constituyente desde la posición de "centralidad" en la que se reivindican.



Porque si algo ve claro Nuet es que el proyecto de Artur Mas no conseguirá tampoco esta vez la mayoría absoluta y no tendrán más remedio que mirar hacia la izquierda, ya que a la derecha no tienen opción de "construir nada" al estar totalmente enfrentados con el PP y Ciudadanos. Un proyecto que puede que ni siquiera siga en pie seis meses después de las elecciones -advierte Nuet- porque es un diseño hecho por Convergencia "a modo de UTE (Unión Temporal de Empresas) para poder sobrevivir".

Se trata de un acuerdo "momentáneo" que maniobró Convergencia, insiste el todavía diputado de IU en el Congreso, y al que sumó a ERC y a entidades independentistas con la única finalidad de no perder ese hueco en política que, según apunta, se le ha ido contrayendo elecciones tras elecciones.

Los terceros comicios catalanes en menos de cinco años serán decisivos para el futuro de esta comunidad, cree el coordinador federal de EUiA, porque, pase lo que pase, no se podrá ignorar el debate soberanista y ahí, Catalunya Sí que es Pot defenderá su propuesta federal, que pasa indefectiblemente por el pacto fiscal. "Es algo indispensable" y lo que no se puede hacer -critica- es defender el modelo federal, como hace el PSOE, y al mismo tiempo querer "café para todos".

A los socialistas lo que les pasa con esta cuestión -piensa Nuet- es que "no saben ni lo que es un modelo federal" porque, de lo contrario, no plantearían semejante incongruencia, y un ejemplo de ello es el propio PSC, que en el registro de partidos figura como un un partido independiente del PSOE, pero en realidad no tiene autonomía.

No hay más que echar un vistazo a lo que dijo ayer el presidente del PSC y alcalde de Lleida, Àngel Ros, señala el candidato, al comentar las palabras del dirigente socialista que llaman a los catalanes a no permitir una reforma constitucional que no reconozca a Cataluña como nación, su singularidad, una equidad fiscal y el respeto a su lengua, cultura y tradiciones.

Pero si el PSOE no sabe donde va -sostiene- "peor es aún el PP" que con una reforma de la Carta Magna lo que pretende es poner en marcha un proceso "recentralizador".

Tan "falsas" son las propuestas de reforma constitucional del PP como del PSOE -subraya Nuet- porque ninguna de las dos "tiene intención de cambio de país" y se limitan a invocar la reforma como una "solución mágica".

"Son como dos borrachos que están a punto de caer y se aguantan el uno al otro", dice Nuet de los dos partidos mayoritarios, a los que no ve a la altura de las circunstancias que requiere el momento que está viviendo Cataluña y todo el país.

Por el contrario, explica, Sì es Pot cuenta con un proyecto "ambicioso", adecuado al reto que se plantea y en el que el modelo territorial es "clave", pero también lo es diseñar un sistema social y económico justo y un modelo político que tenga en cuenta cambios en la ley electoral y asiente la regeneración democrática.