Público
Público

El PP acude por primera vez a Mauthausen para homenajear a los republicanos españoles

El ministro Margallo asistirá al acto de este domingo en Austria. Zapatero acudió en 2005, De la Vega en 2010 y Felipe González rechazó acudir en 1995 porque no ondeaba la bandera rojigualda y sí la tricolor. 

Publicidad
Media: 1.83
Votos: 6
Comentarios:

Españoles presos en Mauthausen dan la bienvenida a las tropas estadounidenses

MADRID.- El Partido Popular recobra la memoria. Al menos, durante la campaña electoral. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, acudirá este domingo al campo de concentración nazi de Mauthausen, donde fallecieron cerca de 120.000 personas -de los cuales 5.000 eran republicanos españoles-, para homenajear a las víctimas españolas de los campos de concentración del III Reich cuando se cumplen 70 años de la liberación de los prisioneros

Esta será la primera vez que un miembro destacado de un gobierno del Partido Popular acuda a este homenaje que se celebra cada año y que en tan sólo dos ocasiones ha contado con la presencia de un miembro del Consejo de Ministros del Gobierno español.

Fue José Luis Rodríguez Zapatero quien acudió por primera vez en 2005, en el 60 aniversario de la liberación, tras exigir que ondeara la bandera rojigualda en el campo de concentración junto a a la enseña republicana como condición para su asistencia, y la ministra socialista María Teresa Fernández de la Vega quien asistió en 2010. En 1995, en el 50 aniversario de la liberación de los presos por parte de los tropas estadounidenses, el presidente Felipe González rechazó la invitación porque sólo ondeaba la bandera de la II República, según información facilitada desde la Amical de Mauthausen. 

"La presencia del ministro Garcia-Margallo es una gran noticia para nosotros. Hemos invitado siempre a los diferentes gobiernos y ésta es la primera vez que acude un ministro del Partido Popular. Espero que signifique un cambio del Partido Popular en cuanto a su política de Memoria Histórica y que no sea sólo un gesto porque estamos en campaña", señala a Público Concha Díaz, delegada de la Amical de Mauthausen en Madrid.

Votaciones y reconocimientos en el Congreso

Hace apenas diez días el Congreso de los Diputados aprobó una proposición del Partido Socialista para conceder una condecoración oficial a los supervivientes de los campos de exterminio nazis. La propuesta del PSOE contó con el apoyo unánime de la cámara cuando se cumplen 70 años de la liberación de los prisioneros y cuando sólo quedan con vida 25 de los 2.335 españoles que estuvieron presos en el campo.

"Hemos invitado siempre a los diferentes gobiernos y ésta es la primera vez que acude un ministro del Partido Popular", señala Concha Díez

Este martes el Congreso tendrá otra oportunidad para redimirse ante las víctimas del nazismo y del franquismo si aprueba la moción presentada por el diputado Joan Tardà, de ERC para reconocer jurídicamente a los republicanos españoles deportados a los campos de concentración. Esta moción de Tardà se diferencia de la anterior en que pide reconocimiento jurídico dejando la puerta abierta a reparaciones económicas mientras que la presentada por el PSOE puede considerarse como un gesto simbólico.  

Una legislatura votando 'no' a la memoria

La votación de hace apenas diez días contrasta con la actitud que ha mantenido el Partido Popular a lo largo de toda la legislatura en relación a la memoria histórica. De hecho, hace apenas un mes y medio el Partido Popular vetó en el Parlamento extremeño una declaración institucional que recordaba que entre las miles de víctimas había 270 extremeños que fueron deportados por su condición de “enemigos de Franco y enemigos de Hitler”. Antes, el PP catalán también había vetado una declaración prácticamente idéntica en el Parlament de Catalunya. 

El presidente Felipe González rechazó la invitación porque sólo ondeaba la bandera de la II República.

De esta manera, el 'no' del Partido Popular a toda propuesta relativa con la Memoria Histórica ha sido constante. Así, en diciembre el PP rechazó exhumar los restos de Francisco Franco y de Primo de Rivera del Valle de los Caídos. Ese mismo mes, el grupo popular en el Senado también había rechazado una moción para la reparación de las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo, de acuerdo con las recomendaciones del relator de Naciones Unidas Pablo de Greiff.

En mayo de 2013, hace ahora dos años, el Partido Popular también se negó a dedicar el 18 de julio como día de la condena del franquismo. No obstante, la negativa más sonada del Gobierno ha sido la decisión de no extraditar a Argentina a los ministros y altos cargos de la dictadura franquista que han sido reclamados por la Justicia del país sudamericano por un presunto delito de crímenes de lesa humanidad y/o genocidio. 

Ahora, en plena campaña, el Partido Popular se acerca a la Memoria Histórica. El martes tendrá la oportunidad de mostrar en el Congreso si el acercamiento es real o se trata, simplemente, de mantener las formas durante la campaña electoral.