Público
Público

El PP 'se carga' la ILP sobre desahucios y la fusiona con el proyecto del Gobierno

Los socialistas han solicitado la comparecencia de los promotores de la Iniciativa Legislativa Popular, que probablemente será rechazado por la comisión parlamentaria aprovechando la unificación de textos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PP ha decidido finalmente fusionar los textos del proyecto de ley Antidesahucios del Gobierno y de la iniciativa legislativa popular (ILP) de dación en pago retroactiva antes de comenzar el debate sobre los posibles cambios, una opción contra la que se ha manifestado el PSOE, que prefería mantener dos textos y que reclama nuevas comparecencias de los promotores de la ILP para defender sus propuestas. Es la primera vez en la historia de la democracia que se debatirán dos textos en uno. 

Tras una hora y media de reunión de la Ponencia designada por la Comisión de Economía del Congreso para tramitar este asunto, el grueso de la discusión se ha centrado sobre si contar con un único texto, como proponían los el Grupo Parlamentario Popular, o mantener las dos iniciativas separadamente, como querían los socialistas.

Entre los argumentos de estos últimos para defender dos iniciativas se cuentan los 'temores' del PSOE de que 'en la alternativa el PP haya desdibujado absolutamente la ILP' porque 'su admisión a trámite era un postureo, una impostura, una farsa', según ha expuesto la diputada Leire Iglesias. Además, también han solicitado la comparecencia de los promotores de la ILP, que probablemente será rechazado por la comisión parlamentaria aprovechando la unificación de textos.

Sin embargo, el portavoz conservador en la Comisión de Economía, Vicente Martínez Pujalte, asegura que la intención del grupo mayoritario es 'proteger a las familias con problemas para pagar la hipoteca' en el menor plazo posible y 'recogiendo el espíritu' de lo que piden los movimientos sociales.

Por eso, a su juicio la mejor opción es 'trabajar decididamente en hacer un texto único para que al Boletín Oficial del Estado (BOE) vaya un texto unificado de ley con alternativas distintas que se puedan amoldar a las necesidades de cada familia' y que suponga una 'propuesta equilibrada' entre la protección a las familias con problemas y a quienes pagan sus hipotecas.

En este sentido, ha asegurado que 'cogiendo el espíritu' de ambas propuestas y de las enmiendas de los grupos parlamentarios, el PP presentará el viernes 5 de abril el texto refundido, que incluirá así tanto las enmiendas del PP como las enmiendas o transacciones que considere aceptables de la oposición como el proyecto de ley y la ILP.

A partir de ahí, el martes 9 de abril a las 12.00 horas se reunirá de nuevo la Ponencia ya para negociar sobre el fondo de las propuestas de modificación. Aunque de momento no se ha precisado cuándo se convocará la comisión para aprobar el texto definitivo y mandarlo al Senado, Pujalte sí ha señalado que la intención del PP es 'no alargar mucho los plazos porque hay familias que necesitan una solución cuanto antes'.

Aunque el PSOE también volverá a solicitar que el proyecto de ley resultante de todo el procedimiento vuelva a pasar por el Pleno del Congreso –que ya lo ha rechazado en una ocasión– lo más probable es que se mantenga la capacidad de legislativa plena de la que la Comisión goza en este asunto.

En cualquier caso, los diputados del Partido Popular subrayan su voluntad de acuerdo en esta materia. Su portavoz parlamentario, Alfonso Alonso, ha asegurado este martes en rueda de prensa que están 'abiertos al diálogo y a incorporar enmiendas de otros grupos que en muchos casos son razonables o parten de posturas que se pueden acercar'.

Por eso, el diputado alavés ha esperado 'avances' durante los próximos días y se ha comprometido a que los diputados del PP harán 'un esfuerzo' en la negociación. No obstante, ha recordado que a finales de 2012 ya intentaron pactar con el PSOE soluciones a este problema pero 'luego no salió adelante' y ha acusado a los socialistas de estar 'intentando buscar todos los caminos para que no haya acuerdo con ellos'. 'Pero con los grupos que sí están en la disposición de trabajar para sumar y mejorar las cosas, con ésos sí buscaremos el acuerdo', ha añadido Alonso.

Ante estas acusaciones, la socialista Leire Iglesias ha replicado que su disposición es la de 'hablar, negociar y acordar' pero para dar 'una solución real' que respete las posiciones recogidas en la ILP. 'Algunas enmiendas no les quedará más remedio que aceptarlas, porque en las suyas han olvidado algunas cosas derivadas de la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE. Pero ojalá lleguemos a más acuerdos', ha añadido.

Por su parte, la diputada de CiU Lourdes Ciurò cree que ésta es 'una buena oportunidad' para abordar el problema 'de manera consensuada', y ha asegurado que ve al PP con 'ganas de poder admitir enmiendas de otros grupos', oportunidad que los nacionalistas catalanes tratarán de aprovechar. 'Estamos ante un nuevo escenario, y tenemos que actuar con paciencia para encontrar las mejores soluciones', ha añadido.

También Pedro Azpiazu, del PNV, ha aplaudido la opción de fundir los textos pero ha señalado que donde de verdad estriba el problema es en 'si el PP estará de acuerdo en abrir un debate lo suficientemente razonable como para llegar a acuerdos'. 'Éste es un tema muy politizado y donde la sensibilidad está a flor de piel, y lo que hay que hacer es dar una respuesta razonable cuanto antes pero sin prisas que nos impidan un debate sosegado y donde los grupos podamos llegar a un acuerdo', ha apostillado.

Joan Coscubiela, de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), ha hecho hincapié en que en cualquier caso se debatirá sobre la propuesta de dación en pago que incluye la ILP se presente un único texto o dos, y ha insistido en que su grupo 'no permitirá que el PP vuelva a cerrar en falso el problema' de los desahucios. 'La movilización social ha venido para quedarse y, con la actividad parlamentaria, obligará a que más pronto que tarde se adopten medidas que de verdad sean una solución', ha añadido el catalán.

También el BNG y Amaiur reclaman esa dación en pago retroactiva. Sus portavoces en la Ponencia, Olaia Fernández Davila y Rafael Larreina respectivamente, han defendido que incluir ese aspecto en la futura ley es fundamental como señal de respeto a la participación democrática, y han resaltado la necesidad de tratar otros asuntos como los intereses abusivos o las cláusulas suelo.

Por contra, el portavoz adjunto de UPyD, Carlos Martínez Gorriarán, ha subrayado que la dación en pago es sólo una de las fórmulas posibles para garantizar una segunda oportunidad a los deudores, pero que lo importante en cualquier caso es 'que nadie se quede toda la vida con una deuda impagable'. Por ello, ha instado a todas las formaciones a aprovechar esta 'gran oportunidad' de solucionar este aspecto.

También Lourdes Ciurò ha subrayado este aspecto, reclamando de nuevo que se 'vele por que las personas puedan permanecer en sus viviendas con mecanismos de segunda oportunidad que hagan que perder la casa no sea la única opción'. 'Necesitamos, si no un texto, un compromiso de que abordaremos el sobreendeudamiento de las familias', ha dicho.

Martínez Pujalte ha recogido el guante y ha señalado que, aunque en las enmiendas del Partido Popular 'ya hay un cierto reconocimiento' a medidas de segunda oportunidad, se está estudiando 'seguir avanzando en ese marco con un proyecto de ley' propio y diferente de éste. Además, ha indicado que las medidas que se aprueben finalmente incluirán algún tipo de previsión para que se apliquen también a las hipotecas en vigor aunque no ha hecho referencia a la solución que se dará a las personas ya desahuciadas con deudas pendientes, más allá de que puedan acogerse al Fondo Social de Vivienda si cumplen los requisitos.

No obstante, tanto Pujalte como Alfonso Alonso han rechazado la dación en pago generalizada porque no solucionan el problema de quedarse sin techo y porque podría dañar a quienes sí pagan sus créditos. Por eso, ya avanzan que el PP sólo aceptará una dación en pago 'en ámbitos determinados'.