Público
Público

El PP contraprograma y pide investigar a todos los partidos en el Congreso y el Senado

Los conservadores cumplen con su amenaza y responden así a la petición de comisión de investigación del 'caso Bárcenas' presentada por PSOE, Podemos y Ciudadanos juntos. 

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2
Comentarios:

El portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando,en los pasillos del Congreso de los Diputados.EFE/Javier Lizón

Al contraataque. A eso han jugado hoy Gobierno y oposición. PSOE, Podemos y Ciudadanos presentaron este miércoles en el Congreso la petición para la creación de la comisión de investigación sobre la caja B del PP que Rajoy se había negado a asumir como parte de su pacto con los naranjas. El PP, por su parte, contraprogramó a sus rivales y presentó otra petición para investigar la financiación de todos los partidos. 

La primera, la de la oposición, estará formada por 5 miembros del PP, 4 del PSOE, 4 de Podemos, 3 de Ciudadanos, 2 del Grupo Mixto, 1 del PNV y 1 de ERC. Según explicó el portavoz socialista, Antonio Hernando, la comisión deberá ser aprobada, como tarde, en un plazo de 15 días. Tras haber "unido fuerzas" para dilucidar las posibles "responsabilidades políticas del caso Bárcenas", las tres formaciones se aseguran que pueda ser tramitada en la Mesa del Congreso la próxima semana y llevada a pleno en la siguiente. Eso, pese a que se simultanearía con las otras dos comisiones de investigación pendientes en la Camara baja: la relativa al rescate de las cajas de ahorros y la del escándalo de las escuchas de Interior que desveló Público.

La oposición quiere aprobar la creación de la comisión sobre la caja B del PP en un plazo de 15 días

En cualquier caso, los tres principales partidos de la oposición consideran que es necesario investigar la "trama" que, según la portavoz de Podemos, Irene Montero, implica no sólo a dirigentes del PP, sino también a empresarios y miembros de la cúpula judicial. 

En Ciudadanos no comparten dicha afirmación, pero sí la necesidad de investigar en el Parlamento la presunta financiación ilegal del Partido Popular. "Lo he dicho mil veces: con o sin Rajoy se va a investigar el caso Bárcenas", presumió el portavoz naranja, Juan Carlos Girauta, que instó al PP a "cumplir con las cosas que firma". "El pacto con el PP iba funcionando razonablemente bien, pero en materia de corrupción se cierra como una ostra. Nosotros tenemos el abridor de ostras", metaforizó, presumiendo de nuevo de obligar a los populares a regenerarse. 

Apenas 10 minutos después de que finalizara la rueda de prensa de  Hernando, Montero y Girauta, el PP convocó a la prensa. Rafael Hernando llegó con más de una hora de retraso y explicó los motivos: no sólo presentó su iniciativa en la Cámara baja, sino también en el Senado. 

Nunca antes en la historia de la democracia se había registrado la petición de crear la misma comisión en las dos Cámaras parlamentarias de forma paralela. Pero en la Alta el PP cuenta con mayoría absoluta, por lo que tiene el éxito de su estrategia garantizado. 

La amenaza de la investigación paralela

¿El objetivo? Intentar amedrentar a sus rivales con la amenaza de investigar el caso ERE o los cursos de formación que salpican a los socialistas; el uso de cuentas municipales para campañas generales de Ciudadanos o la supuesta financiación en Irán y Venezuela de Podemos, enumeró Hernando veladamente. 

Con más precisión explicó, con cierto tono victimista, que pretendía responder al "gesto de hostilidad" de la oposición que el PP considera un "ataque". Especialmente, por parte de sus (hasta hoy, al menos) "socios preferentes" de Ciudadanos. El portavoz del PP en el Congreso acusó a Albert Rivera de "deslealtad" y de usar "una doble vara de medir" en materia de regeneración.

El PP acusa a C's de "deslealtad" por unirse al "gesto de hostilidad" contra ellos

Así, no sólo le recordó que en su proposición de ley anticorrupción pide expulsar a los imputados a los que se les ha abierto juicio oral mientras exige que el presidente de Murcia se vaya antes de llegar a ese punto, sino que insistió en cómo Girauta constató la semana pasada que todas las medidas del pacto PP-C's estaban "encarriladas". Además, aseguró haber comentado con los naranjas su intención de extender dicha investigación a todas las formaciones, por lo que dijo no entender por qué ahora C's ha hecho "una coalición con Podemos y el PSOE para atacar al PP con mentiras". 

Hernando aseguró que nunca se ha negado a que se investiguen las cuentas del PP, pero pidió, a su vez, "ser justos y equilibrados". "Que nos digan algunos por qué no quieren que se vean sus cuentas", instó a la oposición, equiparando los escándalos de corrupción de su formación con otras sospechas de otros partidos. "Sobre nuestra financiación no hay sospechas. Hay certezas. Las cuentas del PP están a su disposición. Las del PP, no las que un señor dice que son del PP", matizó sin nombrar a su extesorero. 

Hernando: "Ningún partido de Europa ha sido tan investigado como el PP"

"Ningún partido de Europa ha sido tan investigado como el nuestro", reconoció en tono de halago. "Nuestras cuentas han sido ya investigadas hasta la saciedad por jueces, fiscales, Hacienda e incluso por el PSOE e IU a través de su presencia en la Audiencia Nacional", agregó, acusándoles de intentar manipular a jueces y fiscales. 

Por último, Hernando se justificó asegurando que negarse a ser investigados no es un incumplimiento del pacto anticorrupción firmado con Ciudadanos cuyo punto número seis obliga a la "creación de una comisión de investigación parlamentaria sobre la presunta financiación ilegal del Partido Popular". Según Hernando, al tratarse de una investigación "parlamentaria" puede celebrarse en Congreso o Senado -finalmente el PP la ha pedido en ambas Cámaras para evitar sospechas- y no considera que pedir que se investigue al PP excluya que se investigue también a otros partidos. 

Por ello, dijo, aún espera que los demás grupos apoyen su iniciativa y se pueda transaccionar la presentada por la oposición a la suya. De ese modo, la investigación sobre Bárcenas y la caja B quedaría diluida en medio de otras informaciones generales sobre el resto de formaciones. "No creo que nadie no acepte que sus cuentas sean investigadas las de los demás", concluyó  Hernando
con ironía.