Publicado: 15.05.2015 22:25 |Actualizado: 18.05.2015 09:31

El PP depende de C's para gobernar en Madrid, Valencia,
Sevilla y Málaga

Los conservadores pierden la mayoría absoluta que lograron en 2011 en cinco de las siete ciudades más importantes del país. Sólo Zaragoza podría cobijar una alianza de izquierdas. En Barcelona CiU recupera terreno frente a Barcelona En Comú, pero Ada Colau promete dar la batalla hasta el final.

Publicidad
Media: 2.94
Votos: 18
Comentarios:
Albert Rivera y Esperanza Aguirre.

Albert Rivera y Esperanza Aguirre.

MADRID.- Cualquier pronóstico de cara a las elecciones municipales del 24 de mayo es incierto a tenor de cómo varían las encuestas casi de un día para otro y de la igualdad que parece imperar entre las diferentes opciones políticas. La cuarta oleada del análisis electoral de JM&A para Público, realizado el pasado de 12 de mayo y que recoge la intención de voto en las siete principales ciudades de España (Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Bilbao, Málaga y Zaragoza), no es una excepción en ese sentido.

Una de las pocas cosas que a estas alturas parecen claras es el fuerte retroceso del PP, que previsiblemente perderá un tercio de los apoyos que cosechó en 2011 en las siete grandes urbes españolas. El PP pierde votos en todas ellas, pero sobre todo pierde la mayoría absoluta en Málaga, Sevilla, Madrid y Valencia, estas dos últimas ciudades auténticos bastiones conservadores desde hace un cuarto de siglo.

Hay otra cosa que también es cristalina como el agua: el PP necesitará a Ciudadanos si quiere gobernar en Madrid, Valencia, Sevilla y Málaga. Veamos cuál es la situación ciudad por ciudad.

Madrid

Es precisamente en la carrera por el Ayuntamiento de Madrid donde queda más clara la dependencia del PP con Ciudadanos: la cuarta oleada de JM&A indica que Manuela Carmena, candidata de Ahora Madrid, con 13 ediles, y Antonio Miguel Carmona, el alcaldable del PSOE, con 12, suman 25 concejales. Esperanza Aguirre, la candidata del PP, se queda en 22, muy lejos de la mayoría absoluta de que gozaban hasta ahora los conservadores y por detrás de lo sumarían Ahora Madrid y el PSOE si decidieran sacar adelante un pacto de gobierno.

Aguirre sólo podría convertirse en alcaldesa de Madrid con el apoyo explícito de los 10 ediles de Ciudadanos. No le valdría la abstención de los de Albert Rivera. Y eso contando con que ni IU ni UpyD logren representación: de hacerlo, Aguirre tendría un poco más lejos la Alcaldía.

TRACKING Gráfico de la estimación de voto para el Ayuntamiento de Madrid.

Gráfico de la estimación de voto para el Ayuntamiento de Madrid.
PULSA AQUÍ PARA AMPLIAR

Barcelona

En la capital catalana el pluralismo manda. Cualquier candidatura queda muy lejos de los 21 concejales necesarios para gobernar con mayoría. Habrá que pactar y llegar a acuerdos. El actual alcalde de Barcelona, y candidato por Convergència i Unió, Xavier Trias, vuelve a encabezar el tracking de JM&A después de que la semana anterior fuera Ada Colau, la cabeza visible de Barcelona En Comú, la que mandara en la estimación de voto.

Trias obtendría 10 concejales, por los 8 que el JM&A adjudica a Barcelona En Comú, dos menos que hace una semana. Trias ya ha dicho que le gustaría cerrar un pacto estable con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) con apoyos puntuales con otras fuerzas, preferiblemente el PSC. Pero CiU no sumará mayoría con ERC, pese a que ésta duplicará el número de concejales y quedará con cuatro; pero tampoco el tirón de Ciudadanos, que saltará de cero a siete ediles, proporcionará el poder a la derecha, ya que el PP se hundirá y perderá más de la mitad de los que tenía hasta ahora, cayendo de nueve a sólo cuatro concejales.

La única alternativa para conformar una mayoría estable sería un amplio frente de izquierdas: Barcelona En Comú, PSC (que perderá un edil y quedará con cinco), ERC y la Candidatura d'Unitat Popular (CUP), que se estrenará con dos concejales. Todos ellos sumarían 21 puestos en el Consistorio barcelonés, pero es combinación se antoja compleja e inestable.

TRACKING Gráfico de la estimación de voto para el Ayuntamiento de Barcelona.

Gráfico de la estimación de voto para el Ayuntamiento de Barcelona. 
PULSA AQUÍ PARA AMPLIAR



Valencia

El PP sufrirá una auténtica humillación en la ciudad de Valencia, donde Rita Barberá presumiblemente se va a despeñar: perderá más de 20 puntos porcentuales respecto al resultado de las elecciones de 2011 y quedará con sólo 12 concejales, tras perder ocho. Pero aquí es donde Ciudadanos puede entrar en juego: sus cinco ediles podrían dar de nuevo la Alcaldía a los conservadores.

Barberá y el PP tendrían enfrente a los seis ediles de Guanyem València, donde está Podemos, otros seis del PSOE y cuatro de Compromís, tan solo un concejal menos que un posible entre el PP y Ciudadanos. La partida electotal a orillas del Turia está muy abierta.

TRACKING Gráfico de la estimación de voto para el Ayuntamiento de Valencia.

Gráfico de la estimación de voto para el Ayuntamiento de Valencia.
PULSA AQUÍ PARA AMPLIAR

Sevilla

La ciudad andaluza también va a retirar al PP buena parte del apoyo que le dio en 2011. Los conservadores ganarían las elecciones municipales con un 32,9% de los votos, muy lejos del 49,7% que lograron hace cuatro años. El PP del alcalde Zoido se quedaría con 13 concejales, siete menos de los que logró en 2011 y a cuatro de la mayoría absoluta. Al menos en la última semana el PP ha recuperado tres concejales: a principios de mes el análisis de JM&A le daba sólo 10 concejales.

Esa recuperación de los últimos días permitiría al PP mantener el bastón municipal si contara con el apoyo de Ciudadanos. Un pacto entre los dos partidos garantizaría a los conservadores una mayoría estable, 17 concejales de 33.

El PSOE se quedaría con diez ediles, mientras que el espacio Podemos (Sevilla Participa) contaría con seis. En la capital andaluza las fuerzas de izquierda se quedarían al borde de la mayoría, pero seguirían en la oposición.

PARTICIPA SEVILLA

Gráfico de la estimación de voto para el Ayuntamiento de Sevilla.
PULSA AQUÍ PARA AMPLIAR

Bilbao

Bilbao es del PNV. Los nacionalistas vascos serían la lista más votada con 13 concejales —la mayoría está en 15—, seguidos por Bildu, con cinco ediles. Aquí el bipartidismo tiene poco futuro: el PP quedará reducido a la mínima expresión con tres concejales, la mitad de los que ahora tiene, y el PSOE deberá conformarse con cuatro. El recién llegado espacio Podemos (Udal Berri, con IU y Equo) alcanzará los cuatro representantes.

En Bilbao Ciudadanos no logrará representación alguna y quedará fuera del juego de las alianzas, que sin duda liderará el PNV.

TRACKING Gráfico de la estimación de voto para el Ayuntamiento de Bilbao.

Gráfico de la estimación de voto para el Ayuntamiento de Bilbao.
PULSA AQUÍ PARA AMPLIAR

Málaga

En Málaga se repite la misma situación que se da en Madrid, Valencia y Sevilla: el PP, con 13 escaños sobre un total de 31—pierde seis respecto a 2011—, podrá gobernar si cuenta con el apoyo de Ciudadanos, que cosechará cuatro, según el análisis de JM&A.

Las fuerzas de izquierda se quedarían aquí también al borde de la mayoría absoluta: PSOE y Espacio Podemos (Málaga Ahora, con Equo y Ganemos) sumarían 14 concejales, a los que habría los dos que lograría IU, los únicos representantes públicos que la coalición encabezada por Cayo Lara obtendría en las siete grandes ciudades españolas.

Zaragoza

En la capital aragonesa, en cambio, podría forjarse una alianza de izquierdas, aunque el PP sería la lista más votada con 9 concejales. Pero los ocho ediles de Zaragoza en Común, los siete del PSOE y los dos de la Chunta, permitirían un gobierno progresista

TRACKING Gráfico de la estimación de voto para el Ayuntamiento de Zaragoza.

Gráfico de la estimación de voto para el Ayuntamiento de Zaragoza.
PULSA AQUÍ PARA AMPLIAR