Publicado: 21.10.2015 09:10 |Actualizado: 21.10.2015 09:10

PP, PSOE y C's pactan paralizar las investigaciones sobre la corrupción andaluza durante la campaña

La comisión parlamentaria para el presunto fraude de los cursos de formación de la Junta acuerda, en su primera reunión, sacar la investigación del periodo electoral que se avecina

Publicidad
Media: 3.86
Votos: 7
Comentarios:
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, junto al presidente y portavoz del grupo parlamentario en Andalucía, Juan Marín. EFE

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, junto al presidente y portavoz del grupo parlamentario en Andalucía, Juan Marín. EFE

SEVILLA. -La comisión parlamentaria que investigará el presunto fraude en los cursos de formación de la Junta de Andalucía ha acordado, con los votos del PSOE, PP y Ciudadanos, paralizar las pesquisas durante la campaña para las elecciones generales del 20-D, que se desarrollará a partir del 4 de diciembre.

La comisión, que se constituyó formalmente el pasado 1 de octubre, se ha reunido durante más de tres horas y media para diseñar el plan de trabajo y su primera conclusión ha sido sacar la investigación del periodo electoral que se avecina, una decisión que han rechazado Podemos e IU.

Además, los grupos han acordado fijar hasta el 28 de octubre la petición de documentación a la Junta, que tendrá un plazo de unos 10 días para empezar a remitir a la comisión los expedientes de reintegro de los cursos de formación que viene investigando, unos 1.300 aproximadamente.

La próxima reunión de la comisión se celebrará el 3 de noviembre para abordar la documentación que se empleará en la investigación y, previsiblemente, para ver cuándo serán las primeras comparecencias, aunque la mayoría de los grupos dan por hecho que no habrá interrogatorios hasta el mes de enero, que se habilitará para los trabajos al ser un mes en el que no hay actividad parlamentaria.

Si los planes de los partidos se confirman en la siguiente reunión, la comisión se reunirá una vez a la semana, previsiblemente los lunes, aunque se descarta ampliar la sesiones hasta dos días más en semana, y todo indica que prevén concluir la investigación a finales de julio de 2016.

El PP, Podemos e IU dan por hecho que no habrá comparecencias hasta el mes de enero teniendo en cuenta el parón de diciembre y que la petición de comparecencias se fijaría en el mejor de los casos en noviembre. Sin embargo, desde la solicitud hasta las comparecencias tienen que transcurrir quince días.

El PSOE y Ciudadanos tampoco han asegurado que pueda haber comparecencias durante el mes noviembre y es poco probable que sean en diciembre teniendo en cuenta el parón por la campaña electoral.

Los socialistas han denunciado que a la comisión han acudido por el PP los dos titulares y los suplentes que, sin estar estos últimos convocados, han interrumpido y participado, por lo que elevarán una queja formal a la Mesa del Parlamento.



Acusaciones entre partidos

Carlos Rojas (PP) ha censurado que PSOE y Ciudadanos han presentado un documento "pactado" que viene a "imponer" unas condiciones de investigación "inaceptables y ratifican el pacto que han firmado por hacer una comisión que deja las comparecencias hasta el 2016".

"Es un escándalo. Las comparecencias deben ser en noviembre y ha sido vetado por los dos partidos. Una tomadura de pelo porque además impiden que dos grupos puedan pedir las comparecencias y que se repitan", ha precisado Rojas, que ha asegurado que la comisión "sale al dictado de lo que quiere" la presidenta Susana Díaz.

Juan Ignacio Moreno (Podemos) ha calificado de "indecentes" las coincidencias entre el PSOE y Ciudadanos para "imponer" sus criterios en la comisión y ha lamentado la actitud de ambos partidos de "dilatar" los plazos de los trabajos con el objetivo de que no haya comparecencias hasta enero de 2016.

También ha criticado que la "imposición" del voto ponderado "destruirá" la investigación porque decidirán "siempre" Ciudadanos y el PSOE, lo que supondrá un "problema" para avanzar.

Marta Busquet (Ciudadanos) ha justificado las demoras en las comparecencias en el volumen de información sobre el que debe "ilustrase" su grupo y ha insistido en que lo que pretende su grupo es "conocer la verdad y fijar responsabilidades políticas".

Al igual que el PP y Podemos, Ciudadanos ha reiterado que pedirá la comparecencia de Susana Díaz, aunque también quiere llamar a declarar a Fátima Báñez, ministra de Empleo.

Jose Antonio Castro (IU) ha criticado el acuerdo de parar la comisión en la campaña electoral, ha calificado de "kafkiano" que el PSOE pretendiera que el Gobierno andaluz "fijara" la actuación de la comisión y ha tildado de "barbaridad" que no haya fecha para las comparecencias.