Publicado: 20.08.2016 13:01 |Actualizado: 20.08.2016 13:16

Rajoy no llama a Sánchez pero le pide "sentido común" tras su caminata de 6,7 kilómetros por Pontevedra

El presidente en funciones dice que "el PSOE es un partido de gobierno y sus votos son necesarios ahora para que España tenga un gobierno".

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, acompañado por José Benito Suárez, marido de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y unos amigos, toma un café tras su recorrido por la ruta del río Umia, situada en el municipio de Ribadumia (Pont

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, acompañado por José Benito Suárez, marido de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y unos amigos, toma un café tras su recorrido por la ruta del río Umia, situada en el municipio de Ribadumia (Pontevedra). EFE/Salvador Sas

MADRID.- La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que Mariano Rajoy iba a realizar con "carácter inmediato" una llamada al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para hablar sobre la sesión de investidura. Casi veinticuatro horas después de esas declaraciones, no consta que se haya producido esa conversación pendiente, pero el presidente del Gobierno en funciones ha seguido con su particular campaña de presión sobre el dirigente socialista para conseguir que haga posible su investidura.

Rajoy ha aprovechado una comparecencia ante los periodistas este sábado en Pontevedra, tras un largo paseo por la ruta del río Umia (en la que, según sus colaboradoradores, recorrió 6,710 kilómetros en 55 minutos) para criticar el anunciado voto no de los socialistas. "Estar diciendo que no a todo, no tiene mucho sentido", ha afirmado.



El presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy, ha expresado su deseo de que el PSOE actúe al final con "sentido común", porque "esto no se aguanta más" ya, estar sin Gobierno es una "situación absurda", y unas terceras elecciones sería "algo disparatado, no ocurre en ningún país de Europa, vamos".

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, en su recorrido por la ruta del río Umia, situada en el municipio de Ribadumia (Pontevedra), un largo paseo que acostumbra a realizar en sus días de descanso en la localidad gallega. EFE/Salvador Sas

Rajoy ha insistido en que "el PSOE es un partido de gobierno, ha gobernado en muchas ocasiones, y sus votos son necesarios ahora para que España tenga un gobierno". "Formar gobierno es la prioridad, como digo yo, es la mayor", ha apostillado Rajoy, "y luego ya, evidentemente, lo primero es tener unos presupuestos. Este año 2016 se ha mantenido bien la economía", ha puntualizado, "pero esto no tiene por qué ser siempre así", además de que "tenemos que perseverar y todavía hay que crear muchos puestos de trabajo".

El presidente del PP, Mariano Rajoy, se someterá al debate de investidura en el Congreso el 30 y 31 de agosto, después de haber aceptado las condiciones que le planteó Ciudadanos para iniciar las negociaciones, que comenzaron con la firma del pacto anticorrupción y una primera reunión.

Acerca del encuentro con C's, ha comentado el líder del PP que "fue bien y esta semana vamos a trabajar intensamente", por lo que confía en un buen entendimiento, y, aparte de estos contactos, ha informado de que habló con el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo (Coalición Canaria) y de que en la semana que se inicia tendrá una conversación con la diputada de CC Ana Oramas.

"En el supuesto de que consigamos un acuerdo estas tres fuerzas políticas, todavía no sería suficiente. Mi intención es llamar al secretario general del PSOE para ver si somos capaces de construir algo, que es de lo que se trata en este momento, porque lo que no podemos es estar sin gobierno", ha reiterado, dado que "es una situación absurda que puede acabar haciendo daño al país".

En cuanto al anuncio de Podemos de que esperan un fracaso de la investidura para hablar con el PSOE, Rajoy ha manifestado no va "a llegar a ningún acuerdo". "Podemos ha tenido su resultado, representan a una parte además importante de la sociedad española, pero Podemos y el PSOE no sumarían, necesitarían también de varios partidos independentistas", ha expresado. Y ha concluido advirtiendo de que no le parece "que fuese una buena solución para España". "Es más, me parece bastante mala", ha dicho.