Publicado: 22.09.2013 08:00 |Actualizado: 22.09.2013 08:00

Las siete recetas del Partido X para alcanzar la "Democracia Económica"

La Red Ciudadana recopila propuestas de internautas y expertos para "reiniciar el sistema" en su 'Plan de emergencias para salir de la crisis'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Es el derecho a emprender un nuevo proyecto de sociedad en el que los ciudadanos puedan vivir bien en una economía orientada al bien común". Así define el Partido X, a grandes rasgos, su nuevo concepto de "Democracia Económica", uno de los objetivos marcados dentro de su proyecto "Democracia y Punto"

Con el objetivo de conseguir un cambio de rumbo en la política, un "reinicio del sistema" que lleve a la sociedad a un mundo mejor, sin corrupción y con ciudadanos igualitarios, la Red Ciudadana Partido X ha recopilado las propuestas de miles de internautas y algunos expertos en Economía en su Plan de emergencias para salir de la crisis. Estas son algunas de sus "medidas urgentes para salir del pozo donde nos han metido":

Lucha contra el fraude

- Nuremberg financiero: los ciudadanos proponen perseguir, por la vía penal, a todos aquellos banqueros que hayan cometido delitos financieros, siguiendo los modelos establecidos en países como Irlanda y Reino Unido.

- Oficina anticorrupción: especializar a funcionarios contra el delito fiscal que sean totalmente independientes de partidos o diputados para que trabajen en una oficina nacional anticorrupción que esté bajo control ciudadano.

- El dinero del fraude, al Estado: el Partido X denuncia que de los más de 60.000 millones de euros que se defraudan al año en España, el 72% corresponde a grandes fortunas y corporaciones. Por ello, propone limitar el número máximo de consejos de administración en los que puede participar una misma persona para evitar la desviación de capitales a empresas satélite. La reducción del fraude cometido por grandes empresas reportaría al Estado beneficios de 30.000 millones de euros.

- "Puede que la lucha contra el fraude fiscal no fuera tan necesaria si las sanciones para las rentas altas fueran lo suficientemente contundentes como para que les resulte más conveniente pagar sus impuestos que defraudar", deja caer también la formación.

- Dificultar la fuga de capitales, creando una política mundial que presione a los paraísos fiscales tasando la inversión desde países extranjeros no regulados, por ejemplo. A escala estatal, el Partido X propone dejar de reconocer actos jurídicos firmados en paraísos fiscales y crear impuestos específicos para las sociedades radicadas en España pero domiciliadas en Luxemburgo o Gibraltar, por ejemplo.

Derecho a emprender (sobre pymes y autónomos)

"En nuestro tejido empresarial existe un alto porcentaje de microempresas de menos de 10 trabajadores que no deberían tener la misma consideración que las pequeñas empresas de menos de 50, porque no tienen ni los recursos ni el acceso a la financiación para afrontar la crisis", defiende el Plan de emergencias para salir de la crisis. 

Mientras los autónomos pagan cuotas en España de entre 180 y 300 euros, en Reino Unido sólo de entre 12 y 56. Y, en Francia, no pagan  impuestos durante el primer año. "Parece evidente que no estamos favoreciendo el emprendimiento de la figura del trabajador autónomo", sentencia el documento. Para remediarlo, los ciudadanos proponen:

- Reducir impuestos y presión fiscal para facilitar la financiación de pymes y autónomos mediante créditos blandos (microcréditos), sobre todo en los primeros años de vida de la entidad. Para ello, añaden, se debe recurrir a los bancos públicos -"rescatados con dinero de los contribuyentes", recuerdan-.

- Siguiendo los modelos francés, holandés o británico, reducir las cuotas de los autónomos y eliminar la retención del 21% de IRPF en factura y sustituirla por una retención trimestral. Esta cuantía debe fijarse en función de la diferencia entre los ingresos y los gastos del trimestre, con niveles de retención asimilados a los aplicados en las nóminas.

- Ofrecer estímulos fiscales para incentivar a las pymes que generen empleo de calidad.

- Promoción de la Banca Ética: Revisar los modelos de crowdfunding y desarrollar las cooperativas de crédito exigiendo a las asociaciones, fundaciones y entidades a cumplir una doble exigencia: viabilidad económica y  rendimiento social.

- Terminar con los oligopolios y monopolios, especialmente en el sector energético. Se necesita transparencia, vigilancia y control ciudadano para hacer cumplir la regulación de los mercados. También eliminar las ayudas a las grandes empresas.

- Cultura libre: "Los nuevos modelos de negocio deben entender la producción cultural y las ideas como una herramienta para mejorar el conocimiento común y no sólo como una fórmula para explotar su rentabilidad", defiende la Red.

Empleo

Para terminar con el desempleo, "lo que se necesita es un mejor reparto del trabajo, la reducción de la jornada, el fomento de la conciliación de la vida personal y profesional, el aumento del salario mínimo a niveles equiparables a otros países con PIB similar al español y la promoción de una reducción progresiva de la horquilla salarial". Para alcanzarlo, los ciudadanos proponen:

"Que el emprendedor pueda encontrarse siendo trabajador y el trabajador pueda hacerse emprendedor. Esta es la Democracia Económica que queremos" - Cambiar el modelo productivo: "Que el emprendedor pueda encontrarse siendo trabajador y el trabajador pueda hacerse emprendedor. Esta es la Democracia Económica y el Derecho a Emprender que queremos".

- Salario máximo intraempresarial: los máximos salariales no podrán superar 10 veces el salario más bajo de los trabajadores.

- Las empresas con beneficios en estos años de crisis estarán obligadas a subir el salario de sus plantillas, igual que se reparten dividendos a los accionistas. También deberán ligar incentivos a la productividad a través de ingresos extra.

-A largo plazo, cambiar del finiquito por una "bolsa de cotización personal" para cada trabajador que se pagará cada mes con cotizaciones de empresas y trabajadores. ¿El objetivo? Evitar contratos temporales ya que el empresario no deberá hacer frente a una indemnización mayor cada año que pasa y el trabajador puede disponer de ese dinero en todo momento.

Bien común. Contribuir sin asfixiarnos

Para que sea una economía "de todos para todos" pero sin que nadie se ahogue para ello, el Partido X aboga por:

- Recuperar tramos de IRPF para asegurar el principio de progresividad

- Revisar el IBI y penalizar las viviendas y terrenos en desuso

- Aumentar las tasas a patrimonio, donaciones y sucesiones por encima de una cierta cifra (alta).

Reducción de la deuda, especialmente, de las familias

Recordando que, entre desahucios y desalojos de viviendas hipotecadas y alquiladas, "500.000 familias han sido expulsadas de sus hogares" desde el inicio de la crisis, el Partido X denuncia que "al sistema financiero se le rescata, a las personas no". Para acabar con esto apuestan por:

- Revisar las partidas de gasto: racionalizar el gasto público evitando duplicidades y gastos superfluos. "Debemos reducir el gasto militar en un tercio en tres años", ejemplifican.

- Derogar la reforma del artículo 135 de la Constitución, pactada en 2011 entre PSOE y PP, que prioriza el pago de la deuda y sus intereses por encima de cualquier otra partida de gasto. También pretenden establecer referéndums para la toma en común de este tipo de decisiones.

- "Las entidades rescatadas serán públicas y quedarán al servicio de los intereses de la ciudadanía", proponen.

- Auditoría de la deuda por parte de organismos independientes, así como llevar a cabo un control ciudadano que pueda determinar si ésta es legítima o no.  

Sin burbujas financieras

Para evitar que vuelva a darse una situación similar a la actual, en la que los causantes de la crisis son "los especuladores", el Partido X propone vigilar a las entidades rescatadas con el fin del que funcionen, de manera real y efectiva, como banca pública. Para ello, establecen cuatro medidas:

- Cuidar la selección de los responsables de estas entidades para que no respondan a intereses clientelares y partidistas como ocurría en las antiguas cajas.

- Control ciudadano (y no político) de la banca pública

- Limitar el sueldo de los gestores, vinculándolo a los buenos resultados de la entidad.

- Garantizar que estas entidades hagan fluir el crédito hacia Pymes y familias, "siguiendo siempre criterios de necesidad y responsabilidad".

- Imponer medidas estrictas de control y transparencia a Banco de España, Comisión Nacional del Mercado de Valorespara que ejerzan correctamente su fucnción de contro y eviten la mala praxis bancaria

- Asegurar la protección de los clientes bancarios

- Separar banca comercial de la de inversión, es decir, "impedir la entrada de la banca como accionistas de empresas de la que son acreedoras"

- Normalizar las monedas alternativas y el intercambio como herramienta para salir de la crisis

- Velar por la independencia del poder político frente al poder financiero; esto es, "limitar las condiciones de préstamos de los bancos a los partidos políticos"

Administración

En este ámbito, el Partido X aboga, principalmente, por la transparencia para evitar corrupción y, "aunque no esté tan sobredimensionada como se cree", también por evitar duplicidades para ahorrar. Asimismo, piden promover que la ley de incompatibilidades sea más restrictiva con las "puertas giratorias" entre el sector público y privado.

El próximo 8 de octubre, el Partido X emitirá, a través de Internet el evento titulado "Sólo la ciudadanía puede pararlos", en el que algunos de sus colaboradores, "ciudadanos más o menos conocidos" explicarán "en qué consiste la opción electoral de la ciudadanía del siglo XXI".

Será la presentación en sociedad de esta formación nacida en enero, que pretende crear "un espacio de ruptura definitiva de los ciudadanos frente a una clase política que no está a la altura". El cambio de rumbo, dicen, es "ahora o nunca".