Publicado: 21.12.2015 13:01 |Actualizado: 22.12.2015 11:58

Con un sistema proporcional puro, la izquierda superaría a la derecha en 13 escaños y rozaría la mayoría absoluta 

El mayor perjudicado por el actual sistema d'Hondt de votación y la ley electoral que establece las provincias como circunscripciones, es Izquierda Unida-Unidad Popular que, con un sistema proporcional de votación puro, pasaría de dos diputados a 14.

Publicidad
Media: 3.74
Votos: 35
Comentarios:
Comparación con y sin sistema D´Hont

Comparación con y sin sistema D´Hont

MADRID.- Los grandes partidos y las formaciones políticas que suman un número alto de votantes en el mismo espacio geográfico siguen siendo los más beneficiados por el sistema de votaciones D'Hondt y las circunscripciones electorales provinciales, que supone una serie de trabas para los partidos que cuentan con votantes distribuidos por la geografía española y por tanto con poco porcentaje de voto en cada circunscripción.

Estas mismas formaciones, se ven limitadas por la barrera del 3%, que obliga a no tener en cuenta para el reparto de escaños aquellas candidaturas que no hubieran obtenido, al menos, el 3% de los votos válidos emitidos en la circunscripción.



Con el actual sistema D´Hondt y de circunscripciones provinciales, los resultados electorales al Congreso de los Diputados colocan en primera posición al Partido Popular con 123 escaños y 7.215.530 votos (28,72%). Como segunda fuerza política se sitúa el PSOE, con 90 y 5.530.693 votos (22,01%). Tras los socialistas irrumpe Podemos y sus confluencias, con 5.189.333 votos (20,66%) y 69 diputados.

Ciudadanos, con 3.500.446 votos (13,93%) y 40 escaños, queda en cuarta posición. Por su parte Izquierda Unida-Unidad Popular obtuvo 923.105 votos (3,67%) y tan sólo 2 diputados.

Si se eliminara el actual sistema d'Hondt, y se estableciera un sistema proporcional puro con un porcentaje mínimo más bajo (del 1%) y circunscripciones más grandes, los resultados serían muy diferentes. El Partido Popular seguiría ganado las elecciones pero bajaría de 123 escaños a 106. El PSOE también se vería perjudicado y descendería 9 diputados (de 90 a 81). 

Podemos y Ciudadanos se verían beneficiados y pasaría de 68 a 76 escaños, y de 40 a 52, respectivamente. Pero el gran beneficiado de la no aplicación del sistema d'Hondt y el cambio de las circunscripciones, sería Izquierda Unida-Unidad Popular, que pasaría a tener 12 diputados más (de 2 a 14).

Con estos resultados, la suma de los partidos de izquierdas (PSOE, Podemos e IU-UP) sumarían 171 diputados, frente a los 158 escaños que tendrían entre el Partido Popular y Ciudadanos, y se quedaría a cinco diputados de la mayoría absoluta.