Público
Público

Inmigración Barbate despide a Samuel, el 'Aylán español' que simboliza "la vergüenza del mundo"

Más de cien personas han acudido al funeral del niño congoleño que apareció ahogado en la costa gaditana hace un mes, cuando naufragó la patera en la que trataba de llegar a Europa con su madre, también fallecida

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:

Homenaje en Barbate a Samuel, el niño congoleño que apareció en la playa tras ahogarse intentando cruzar el Estrecho.

Citando al Papa Francisco, el director del secretariado de Migraciones de la Diócesis de Cádiz, Gabriel Delgado, ha dejado claro que el funeral al que ha asistido es "el símbolo" de la "mayor vergüenza del mundo". Unas 150 personas de Barbate (Cádiz) y de localidades vecinas han acudido este viernes al entierro del pequeño Samuel, de seis años, que falleció junto su madre, Véronique, de 45, y otras ocho personas, al naufragar el pasado 11 de enero la patera en la que intentaban cruzaban el estrecho de Gibraltar desde Marruecos y alcanzar la costa española.

No lo consiguieron. Las corrientes marinas separaron los cuerpos ya sin vida de madre e hijo, que partieron desde el Congo en busca de un tratamiento para las enfermedades que ambos padecían. Samuel apareció el 27 de enero en la playa de La Mangueta, en Barbate, donde ya descansa en el cementerio de la localidad. Véronique llegó a la costa argelina una semana después. Allí reposan sus restos tras semanas a la deriva en el Mediterráneo.

Un monumento que recuerde el drama

Delgado ha recordado en la parroquia de San Paulino que estas muertes son sólo unos ejemplos más de las "miles de personas" que, como Samuel y su madre, perecen intentando buscar en Europa una solución a sus problemas, en un viaje en el que "entierran sus sueños en el mar".  Por eso, el alcalde de Barbate, Miguel Molina, ha avanzado que el pueblo tiene intención de levantar un monumento en memoria de Samuel, para que la tragedia que simboliza no quede en el olvido.

Aimé Kabamba, tío del pequeño, que se ha desplazado a España con el padre para practicar las pruebas de ADN que han confirmado la identidad del menor, ha recordado hoy en el funeral ecuménico que la madre de Samuel buscaba en Europa un tratamiento para el cáncer que padecía, y del que ya había sido operada sin éxito dos veces en su país.

El menor de sus seis hijos, Samuel, le acompañaba porque la madre pensó que dónde ella recibiera tratamiento podrían también atender al pequeño, que padecía una enfermedad pulmonar.

"Hay 10.000 niños migrantes que han  desaparecido en Europa, no se sabe donde están"

Véronique intentó alcanzar con su hijo la costa española atravesando el mar en una balsa, ya que no logró el visado para hacerlo de una forma menos arriesgada.

La muerte de ambos "ha sacudido nuestras conciencias", ha dicho en el funeral Gabriel Delgado, que ha llamado la atención especialmente sobre el drama de los menores y jóvenes migrantes a los que no se les da ningún apoyo u oportunidad. "Son un tercio de los miles que intentan acceder a Europa", ha insistido.

"Hace unos meses la Interpol denunció que 10.000 niños migrantes han desaparecido en Europa, no se sabe donde están", una "tragedia" que debe cuestionar a los "poderosos del mundo", "a los que toman las decisiones" y "a toda la sociedad", ha añadido Delgado.

En el funeral el padre de Samuel, visiblemente abatido, ha agradecido al pueblo español que hayan "acogido en su corazón" a su hijo. Ahora, Aimé Kabamba, pastor evangélico, volverá al Congo y, según ha contado, sentará a toda la familia para explicarles la tragedia que ha convertido a Samuel en un "símbolo" de la inmigración.