Publicado: 02.10.2015 18:21 |Actualizado: 02.10.2015 18:42

Las concesionarias no retiran los ERTEs pese al anuncio de Carmena

Las empresas de limpieza no retiran los ERTEs, tal y como dijo la alcaldesa, por lo que no puede haber nuevas contrataciones. Lo único que cambia es que los barrenderos y jardineros volverán a trabajar todo el año, informan los sindicatos

Publicidad
Media: 2.71
Votos: 7
Comentarios:
Una trabajadora de los Servicios de Limpieza de Madrid recoge basura. EFE

Una trabajadora de los Servicios de Limpieza de Madrid recoge basura. EFE

MADRID.- El anuncio la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, del pasado miércoles parecía una buena noticia para los barrenderos y jardineros de Madrid. Los ERTEs que llevan sufriendo desde la entrada en vigor de los nuevos contratos del equipo de gobierno de Ana Botella se iban a retirar progresivamente. Además, habría 500 barrenderos más a coste cero para el Consistorio.

Sin embargo, no va a cumplirse todo. Al menos de momento. Los sindicatos CCOO y UGT han informado este viernes de que las empresas concesionarias de este servicio [OHL-ASCAN, Cespa (de Ferrovial), Valoriza (de Sacyr Vallehermoso) y FCC] no van retirar los Expedientes. Tras reunirse con los representantes de los trabajadores, las compañías aseguran que lo único que cambia a partir de ahora es que los alrededor de 4.000 empleados afectados volverán a trabajar todo el año y a tiempo completo, pero sus condiciones laborales seguirán siendo las que firmaron con el ERTE.



La huelga indefinida de barrenderos y jardineros de 2013 se saldó con un acuerdo entre empresas y trabajadores por el que se evitaban más de mil despidos. A cambio, los empleados aceptaban un ERTE por el que perdían 45 días al año de empleo y sueldo y otros recortes en los convenios. Este viernes, los sindicatos han sabido que lo único que cambia es que volverán a trabajar todo el año.

"No ha habido ningún acuerdo firmado con el Ayuntamiento, pueden revertirlo cuando quieran”

Después de tres meses de negociaciones entre Consistorio, empresas, trabajadores y las asociaciones de vecinos, la alcaldesa aseguró: “Hemos exigido que no haya ningún trabajador en ERTES”. Y aunque dice que las compañías han accedido, no es lo que les han trasladado a los trabajadores. “Las empresas no van a retirar los ERTEs. Además no ha habido ningún acuerdo firmado con el Ayuntamiento, es una medida unilateral que pueden revertir cuando quieran”, ha explicado a Público Moisés Torres, Secretario del Sector Servicios a la Comunidad de FSP-UGT de Madrid, uno de los representantes que negoció el acuerdo del 2013. Pese a que se mostraba convencido de que, tal y como anunció Carmena, “serán retirados progresivamente desde el próximo 1 de octubre”, su perspectiva ha cambiado totalmente este viernes. “No sabemos muy bien lo que va a pasar”, afirma.

Coincide con él Félix Carrión, representante del sector en CCOO. Las empresas “sólo plantean una inaplicación de los días de expediente manteniendo las medidas de acompañamiento”, sostiene. Es decir, que los trabajadores continúan con la congelación salarial acordada hasta 2017, con menos días de vacaciones y sin varios beneficios sociales “que cedimos para que el ERTE fuera de 45 días y no de 65”, apostilla.

No puede haber nuevas contrataciones

Desde el Ayuntamiento de Madrid remiten al dossier sobre el plan de limpieza para Madrid, en el que anuncian “500 trabajadores más en las calles”, sin detallar más. Los trabajadores no saben si lo que quiere decir es que esos 500 puestos equivalen a las horas de trabajo recuperadas o no. Para el representante de UGT, la vuelta al trabajo a tiempo completo sería “equivalente a 412 operarios” más. Sin embargo, las nuevas contrataciones, que también ha anunciado el Consistorio, “no pueden realizarse mientras haya abierto un expediente extintivo”, sostiene. “En caso de producirse esta circunstancia, CCOO interpondrá la correspondiente demanda”, añade Carrión.

"Si hay contrataciones mientras el ERTE sigue en pie, demandaremos"

La situación es de total incertidumbre para los representantes de los trabajadores. Torres asegura que el próximo miércoles se reunirá con la concejala de Medio Ambiente, Inés Sabanés, para pedirle explicaciones que, por el momento, no se han concretado. Sin embargo, desde CCOO son más duros con el nuevo equipo de Gobierno: “No tiene mucho sentido seguir con un ERTE estando el servicio como esta y habiendo necesidad de personal”. Estiman que para que Madrid vuelva a estar limpia son necesarios entre 2.000 y 3.000 barrenderos y jardineros más. “El Ayuntamiento con la medida parece salvar su campaña exprés de limpieza y se desvincula de su responsabilidad con el empleo y las condiciones laborales del personal”, critican.

Becarios y universitarios barrenderos

A esos 500 nuevos puestos, hay que añadir un número aún indeterminado de trabajadores en prácticas. Según el dossier, el Consistorio utilizará la Agencia de Empleo, dependiente del Área de Gobierno de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, para formar personas en este cometido, y una de las partes consistirá en “prácticas laborales remuneradas en las empresas concesionarias de los servicios de limpieza municipales”. Por otra parte, este viernes, la alcaldesa ha sorprendido a todos al anunciar trata de poner en marcha “un servicio social de trabajo universitario" para que “ayuden a barrer” la ciudad.