Público
Público

Consejo de Informativos TVE "En TVE hay purgas, no como las de Stalin, pero apartan a periodistas de los telediarios"

Alejandro Caballero es el presidente del Consejo de Informativos de TVE. Denuncia que la manipulación y la falta de credibilidad puede acabar matando a la televisión pública y pide un gran pacto de los cuatros grandes partidos.  

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 14
Comentarios:

El presidente del Consejo de Informativos de TVE, Alejandro Caballero.- DANIEL C. 

Que RTVE se ha convertido en una rama del gabinete de comunicación del Gobierno es un secreto a voces. Sólo hace falta conectar unos minutos con sus telediarios para constatar esta realidad. Pero si el lector no desea exponerse a una sesión extrema de manipulación tampoco es necesario. El Consejo de Informativos ha documentado en multitud de informes los casos más sangrantes de manipulación durante los años de Gobierno del Partido Popular. Esos casos también han sido documentados ampliamente por Público en diversos artículos. Sin embargo, ni las denuncias de los profesionales ni la del resto de partidos políticos han doblegado la voluntad del Partido Popular, que sigue disponiendo de la televisión pública a su antojo. 

Alejandro Caballero es el flamante nuevo presidente del Consejo de Informativos de TVE. Ha sido elegido democráticamente por los profesionales de los Servicios Informativos de la casa para defender la buena praxis periodística y el cumplimiento de los valores de la televisión pública. El órgano ha denunciado hasta la saciedad la falta de independencia de los informativos y ha pedido un retorno al modelo anterior en el que el presidente de la Corporación necesitaba el apoyo de tres quintos del Congreso. Tanto el PSOE como Podemos y Ciudadanos están de acuerdo con esta vuelta al modelo anterior. Sin embargo, Caballero insiste en que se necesita al Partido Popular para llegar a un pacto estable y duradero: "Si se hace un pacto de espaldas al PP o a cualquier otro gran partido será pan para hoy hambre para mañana". 

En el último año el Consejo de Informativos ha documentado más de 50 malas prácticas o manipulaciones en los informativos de TVE. Sin embargo, el presidente de la Corporación negó en sede parlamentaria que en RTVE existiera un problema de independencia o manipulación.

Todas las denuncias que hemos señalado están perfectamente documentadas en nuestros informes. Lo tenemos todo documentado. Nosotros no lanzamos palabras bonitas al aire o brindis al sol. Nosotros elaboramos informes, hablamos con los periodistas afectados, con los responsables editoriales y elaboramos dictámenes conforme a los estatutos de la televisión pública. Decir que en TVE no existe manipulación es un ejercicio de voluntad. Sólo hay que ver los informativos. 

"45 de los 47 responsables editoriales de informativos TVE en 2011 están destinados a otros sitios de menor importancia"

Cabe destacar, además, que nosotros no somos liberados y que no dedicamos nuestra jornada laboral a esto. Nosotros trabajamos en nuestro puesto y dedicamos parte de nuestro tiempo libre a denunciar las manipulaciones y malas prácticas más flagrantes. 

En esa intervención ante la Comisión de Control de las Cortes, Sánchez también bromeó sobre la existencia de purgas en RTVE. Es más, dijo que eso solo lo había oído en la época de Stalin. 

Obviamente que no son purgas como las de Stalin. Esto es un Estado democrático y de derecho y no meten a la gente en la cárcel o en campos de concentración. No obstante, sí que hay purgas y consisten en apartar a profesionales de reconocida trayectoria de los telediarios y ponerlos a trabajar en puestos de trabajo que requieren perfiles con menos experiencia y formación. Se utiliza a esos profesionales por debajo de su valía. Ahora mismo, 45 de los 47 responsables editoriales de los informativos de TVE que estaban trabajando en 2011 están destinados a otros sitios de menor importancia. No están fusilados, pero sí están apartados. 

¿Así es como surge la conocida como redacción paralela?

La redacción paralela surge de apartar a profesionales de reconocida trayectoria de áreas de gran importancia en los informativos y poner en ese puesto a personas con un marcado perfil ideológico que no dejan su ideología en casa o a jóvenes que están aprendiendo, que tienen una situación laboral mucho más inestable y que pueden ser más fáciles de 'atornillar'. 

"Es importante que el PP se sume a un acuerdo para desgubernamentalizar RTVE. No queremos que ningún gran partido se quede al margen"

Usted dice que 45 de los 47 responsables editoriales han sido reubicados en este puesto. ¿Tienen un documento elaborado que acredite esta denuncia?

Estamos elaborando un informe en el que ponemos nombres y apellidos a esos 45 cargos y describimos el cambio que han sufrido. Verá la luz en breve. 

El entonces candidato a la presidencia del Gobierno Mariano Rajoy dijo en campaña electoral que le gustaría que TVE se pareciera a la BBC, que es un ejemplo de independencia. ¿Se han dado pasos en esa dirección en esta nueva legislatura?

No. Radicalmente no. Seguimos en la misma dirección, con las mismas tendencias exacerbadas de manipulación, de falta de credibilidad y falta de independencia. 

Tras estar cuatro años denunciando la manipulación de TVE con el Gobierno del Partido Popular, ¿cómo sentaron esas declaraciones?

Las escuchamos con bastante escepticismo, la verdad. Después de tantos años con estas prácticas de manipulación y sin dar ningún paso en dirección contraria... pues no nos quedó otra que verlo con mucho escepticismo. Pero insisto en algo que nos parece fundamental en el Consejo de Informativos: es importante que el PP se sume a un acuerdo para desgubernamentalizar RTVE. No queremos que ningún gran partido se quede al margen de ese acuerdo. No sería bueno para RTVE. Sería pan para hoy y hambre para mañana. 

Todos los partidos políticos menos PP y la antigua CiU se comprometieron en la campaña electoral a volver al modelo anterior de elección del presidente. Es decir, que se necesite el acuerdo de 3/5 del Congreso para nombrar al presidente. 

Los tres grandes partidos, a excepción del PP, es decir PSOE, Podemos y Ciudadanos, nos han transmitido su voluntad de volver al modelo anterior. Les ocurre, como en otras cuestiones, que tienen que empezar a ponerse de acuerdo. Les pedimos de verdad que traten de cerrar un acuerdo con el Partido Popular para que una situación como la que estamos viviendo ahora no vuelva a repetirse. No podemos volver a las cavernas de nuevo. 

"No hay una mayoría clara en el Congreso y cuanto más disperso está el poder más fácil es trabajar con independencia"

¿Están haciendo lo suficiente los tres partidos para cambiar RTVE?

Han dado pasos. Albert Rivera, por ejemplo, nos dijo hace unas semanas que presentará su Propuesta de Ley a finales de marzo o principios de abril. El PSOE ya tiene la suya preparada y Podemos, también. Ahora queremos que los tres se pongan de acuerdo y sumen al PP a ese pacto. Si conseguimos desbloquear la situación en RTVE pasaremos a otra infinitamente mejor. No hay una mayoría clara en el Congreso y cuanto más disperso está el poder más fácil es trabajar con independencia. 

¿Les da miedo que la ciudadanía termine separándose tanto de RTVE por su falta de credibilidad que pueda sufrir un destino como el de Canal 9, que desapareció?

Esa una de las causas por las que estamos tan empeñados en la defensa de RTVE y de sus estatutos. No la única, pero sí una razón importante. En 2011, el CIS señalaba que el 40% de los ciudadanos elegía TVE para informarse. Este dato en 2015 ha bajado hasta el 19%. Por debajo de la mitad. Es indudable que hemos sufrido una quiebra en la credibilidad y es un peligro que este descenso se reflejo en un abandono brusco e irrecuperable de la audiencia.

Nosotros estamos preocupados como empleados por eso, pero, sobre todo, como ciudadanos. Estamos convencidos de que RTVE ofrece un servicio imprescindible para la sociedad. RTVE no pertenece ni a José Antonio Sánchez ni a Mariano Rajoy ni a cualquier otro partido político. RTVE es de los ciudadanos y eso tiene que quedar claro. Los ciudadanos también debemos reclamar una televisión pública para nosotros. Y el peligro que corremos con esta situación es que los ciudadanos concluyan que es mejor no pagar impuestos por un servicio público que ofrece propaganda y no información.