Público
Público

Inmigración Women´s Link denuncia la situación de las mujeres internas en el CIE de Algeciras

La organización afirma que, debido a las condiciones del centro, los hombres han sido trasladados a otros destinos pero no las 11 mujeres que continúan allí, hechos que han denunciado ante la jueza de control del CIE y la Defensora del Pueblo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una protesta por el cierre del CIE de Algeciras.- ARCHIVO

La organización internacional Women’s Link Worldwide denuncia la lamentable situación en la que se encuentran las 11 mujeres internas en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Algeciras a fecha de hoy. El centro, una antigua prisión con instalaciones obsoletas y deterioradas, está en un estado pésimo de conservación. Tanto es así, denuncia la organización, que los hombres internos han sido trasladados a otros centros, no siendo así con las mujeres, que, "precisamente por ser mujeres, han sido obligadas a permanecer en el insalubre edificio".

“Durante una visita al CIE esta semana, hemos recibido quejas de las mujeres internas por la humedad y el frío del edificio. No hay espacio suficiente para hacer ejercicio al aire libre y apenas entra luz natural. Cuando las mujeres solicitan una compresa o tampones los policías se los dan un día más tarde. Por la noche las encierran con cerrojo en una celda que no puede abrirse de forma automática en caso de que se produzca, por ejemplo, un incendio. En resumen, según denuncia hoy la organización en una nota, las autoridades españolas están sometiendo a las mujeres a unas condiciones de encierro inhumanas y degradantes”, explica Patricia Orejudo, abogada de Women’s Link.

La organización internacional ha presentado varias quejas ante la jueza de control del CIE y ante la Defensora del Pueblo exponiendo la lamentable situación que viven las mujeres en el edificio. Tanto la jueza de control del CIE de Algeciras como las organizaciones locales están luchando para mejorar las condiciones de las mujeres internas en el centro, pero las autoridades competentes de la gestión del CIE hacen caso omiso a los Autos de la Jueza y a las recomendaciones de las organizaciones sociales.

Además, a las mujeres de religión musulmana no se les está respetando su derecho de realizar el Ramadán en condiciones adecuadas.

“Las comidas dejan mucho que desear en general, pero más aún para las mujeres musulmanas que han pedido hacer el Ramadán. No sólo se trata de que no ingieran alimentos ni agua durante las horas solares, sino que, cuando rompen el ayuno, deberían empezar a ingerir poco a poco líquidos para luego tomar otros alimentos paulatinamente. Sin embargo, lo que reciben es la misma cena que las demás internas y no se les da otra comida ni a medianoche ni antes del amanecer”, explica Patricia Orejudo, abogada de Women’s Link.