Publicado: 28.11.2015 23:16 |Actualizado: 28.11.2015 23:16

VÍDEO: El desparrame de vida que han llevado los protagonistas del anuncio del sorteo de Navidad 2014

Un corto, con enorme éxito en Youtube, cuenta la versión de Antonio, el dueño del bar al que acudió Manu sin saber que contaba con un décimo premiado. 

Publicidad
Media: 3.71
Votos: 7
Comentarios:
Imagen del anuncio del sorteo de Navidad del año pasado.

Imagen del anuncio del sorteo de Navidad del año pasado.

MADRID.- ¿Se acuerdan del emotivo anuncio del sorteo de Navidad del año pasado? ¿Aquel en el que Manu bajaba a su bar pensando que era el único que se había quedado sin el Gordo? ¿Y cómo Antonio, el dueño, le tenía reservado en un sobre un décimo a su nombre? Este año les ha reemplazado Justino, el vigilante de maniquis, y parece que ya nadie se ha acuerda de ellos. 

Pues un vídeo que acaba de aterrizar en Youtube y dirigido por Tuti Fernández cuenta sus dichas y desventuras durante este último año. Y el resultado son dos minutos y medio desternillantes. Antonio y Manu, lejos de tapar los típicos agujeros y ahorrar de cara al futuro, aprovecharon su nueva y millonaria vida para pasar días de locura y desenfreno, al más puro estilo Resacón en Las Vegas

Eso es lo que cuenta Antonio, que aparece en el inicio del vídeo sentado en un banco hablando para sí mismo y sujetando una urna con cenizas (las de Manu): "Parece mentira que haya pasado un año de la Lotería, Manu. Y ahora a ver con qué cara miras a tu mujer, que ni siquiera te despediste. 'Ahora subo', dice el tío. Enganchaste el décimo, me agarraste del brazo y dijiste: 'Ahí se pudra esa amargavidas'".

Y el dueño del bar continúa con su monólogo recordando el inicio del desparrame de vida que se metieron desde aquel 22 de diciembre de 2014: "Si es que me lías, Manu, si es que me lías... Y en menos de dos horas estábamos en Ibiza en un jacuzzi con cuatro 'jamelgas' y medio kilo de perico. Y venga 'jamelgas', y venga perico, y venga cubatas... 800.000 'pavos' que nos hemos fundido tú y yo en un año. ¡800.000 pavos!, que no es fácil, ¿eh? Tiene su mérito".



Entonces, Antonio se levanta y se dirige al psiquiátrico donde reside la mujer de Manu, para entregárselas e intentar contarle qué le ha pasado a su marido, del que no sabe desde hace justo un año. "¿Pero cómo ha sido?", pregunta una desconcertada María tras recoger la urna. "Pues no sé muy bien, había una enana, una cabra, dos malabaristas, cinco o seis 'travelos', un señor de Salamanca... Cuando me acuerde te voy contando más detalles".

Así que el vídeo no podía terminar con otra moraleja que la de: "Recuerda, si te toca este año, no desparrames"