Público
Público

27-28. El Barcelona, campeón ante un Ademar que luchó hasta el final

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ek FC Barcelona se proclamó hoy campeón de la Copa Asobal tras derrotar por 28-27 al Reale Ademar de León, que dispuso hasta de dos opciones para haber forzado una prórroga que quizá mereció por su enorme trabajo ante un equipo azulgrana que siempre dominó en el marcador, pero que nunca vio claro el título.

Un error de Antonio García y un lanzamiento precipitado de Jaime González condujeron al final más doloroso para los leoneses que a punto estuvieron de convertirse en los "matagigantes" en una Copa Asobal inolvidable para la afición en todo caso y que despidió con una enorme ovación a los suyos cuando éstos dieron una vuelta a la cancha al grito ensordecedor de "campeones".

Ya en los dos primeros ataques se vio claro que Ademar iba a intentar explotar el mismo arma que en la semifinal ante el Atlético de Madrid, sin embargo, en cuanto se ajustó el entramado defensivo azulgrana, tanto sobre el pivote Rafa Baena, como sobre los lanzadores, todo quedó en manos de acciones aisladas, casi todas de Ferrer, con escaso peligro.

Un Barça bien parapetado en su muro defensivo encontraba el brazo de Nagy, habitual martillo para los leoneses, para doblar muy pronto en el marcador a su rival (3-6, minuto 10), lo que llevaba a Isidoro Martinez a detener el partido buscando soluciones.

A los locales les costaba una eternidad encontrar huecos lo que se tradujo en siete minutos sin anotar, hasta que por fin Antonio García empezó a ver la luz, reduciendo una ventaja que ya era de cinco goles (3-8).

Martínez buscó el recurso del 5-1 en defensa, que le dio excelentes resultados -tres goles encajados en quince minutos-, a pesar de dar demasiados regalos en forma de rebotes aprovechados por el rival.

A pesar del gran trabajo de desgaste defensivo y un Losert rayando a gran nivel, su rival en la otra portería Danijel Saric se agrandaba por momentos ante un ataque ademarista atascado y obsesionado de entrar una y otra vez por el centro.

Por eso, aunque el Barça tampoco daba muestras de la solidez habitual ante un rival empeñado en no aprovechar varias acciones claras de gol, las distancias se mantenían salvo el último latigazo de Antonio García que dejaba al descanso un esperanzador 9-12.

Después de los beneficios en forma de ilusión que propició la defensa 5-1 agresiva al máximo sobre los lanzadores, Martínez la mantuvo, al igual que la variante del doble pivote con Andreu y Baena en ataque, lo que le permitió disfutar, después de muchos minutos, de la primera ocasión para empatar (13-14) malograda por Cutura.

Pero el técnico ademarista tuvo que volver a improvisar soluciones tácticas, recuperando a Krivoschlykov para el extremo y prescindiendo de un poco efectivo Baena, además de amparándose en el 6-0 en defensa con Álamo en portería, ante un rival que también buscó retoques como el de Rutenka en el pivote, aunque Nagy seguía siendo su principal arma.

Ademar era todo corazón, pero también precipitación, con lo que su indiscutible entrega sin límites de poco servía sin descalbalgarse del partido, pero tampoco sabiendo entrar de lleno en él.

Pero faltaba el "factor Stranovsky", desaprovechado hasta entonces, para llevar el delirio a las gradas y colocar un apasionante 26-27 a poco de dos minutos para el final, después de una guerra de guerrillas con máxima intensidad hasta entonces.

Ademar no le perdía la cara, pero Barcelona dominaba hasta que Sarmiento incurría en una falta en ataque que debaja a los leoneses el balón de la ansiada igualada. Martínez diseñó el último ataque con 47 minutos para el final pero un mal pase de Antonio García que no agarró Andreu parecía poner el punto y final.

Pero en un partido tan intenso aún había lugar para otra nueva sorpresa y tras preparar una jugada en 15 segundos Xavi Pascual una falta en ataque de Juanín García le daba vida a su ex-equipo, mostrándose el canterano Jaime González precipitado al lanzar prematuramente y detener sin apuros Saric.

- Ficha técnica:

27 - Reale Ademar (9+18): Losert (Álamo); Krivoschlykov (1), Di Panda (1), Carou (-), Ferrer (2), Jaime González (-), Stranovsky (5, 1 p), Antonio García (7), Baena (2, 1 p), Ruesga (3), Andreu (3), Cutura (1), Borges (2).

28 - FC Barcelona Intersport (12+16): Saric; Tomás (2), Nagy (9), Sorhaindo (4), Sarmiento (2), Rutenka (5), Juanín García (3), Virán Morros (-), Jermenyr (-), Entrerríos (2), Aguirrezabalaga (-), Rocas (-), Noddesbo (-), Ugalde (1).

Árbitros: Raluy López y Sabroso Ramírez. Excluyeron por dos minutos a Carou, Andreu, Jaime González, por el Ademar, y a Nagy, Ugalde, Jernemyr y Tomás, por el FC Barcelona.

Incidencias: Final de la XXII Copa ASOBAL disputada en el palacio municipal de deportes con prácticamente lleno en las gradas, más de 5.500 espectadores. Antes del comienzo del partido realizó el saque de honor la capitana del Club León Balonmano (CLEBA) la guardameta internacional Cristina González tras lograr con España la medalla de bronce en el reciente campeonato del mundo en Brasil. Fueron designados como el mejor jugador del partido Antonio García (Ademar), mejor guardameta Saric (Barcelona) y máximo goleador Nagy (Barcelona) y que acabó siendo elegido mejor jugador del torneo.

Más noticias en Política y Sociedad