Público
Público

Ainhoa Ozaeta, la mujer del comunicado

Ya era integrante del aparato político-negociador de ETA bajo la dirección de 'Josu Ternera' cuando se inició la tregua

EFE

 

Ainhoa Ozaeta, detenida esta noche en Burdeos (Francia) junto a los otros tres integrantes de la cúpula político y militar de ETA Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry', Igor Suberbiola y Jon Salabarria, fue supuestamente la encargada de leer el comunicado que puso fin al "alto el fuego permanente" anunciado por la banda terrorista el pasado 5 de junio.

Ozaeta era ya integrante del aparato político-negociador de ETA bajo la dirección de 'Josu Ternera' cuando se inició la tregua.

La Policía Científica atribuyó a Ainhoa Ozaeta ser la mujer que leyó el comunicado de "alto el fuego permanente" el 5 de junio de 2007.

En 2003, Ozaeta formaba parte de la dirección de la ilegalizada Batasuna y mantuvo reuniones secretas con 'Josu Ternera', quien por entonces estaba en la clandestinidad al ser un prófugo de la Justicia. Ozaeta era una de las dirigentes de la izquierda abertzale que se trasladaba periódicamente al sur de Francia para entrevistarse con la cúpula etarra.

Desde la ruptura de la tregua, Ozaeta formó parte del aparato político y militar de ETA junto a Igor Suberbiola y Jon Salabarria, todos ellos bajo las órdenes de Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry', el considerado como 'número uno' tras desbancar a 'Josu Ternera' en las últimas reuniones con el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. 

Por su parte, Igor Suberbiola Zumalde está reclamado por la justicia, con orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión del Juzgado Central de Instrucción número 5 de fecha 9 de junio de 2003 por un delito de pertenencia a banda armada.

Nacido en San Sebastián el 25 mayo de 1979, Suberbiola Zumalde, de complexión atlética y 1,90 metros de estatura, fue detenido el 6 de marzo de 2001 junto con otros 15 jóvenes por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

El magistrado ordenó el 13 de febrero de 2002 libertad bajo fianza de 30.000 euros para Suberbiola, que estaba encarcelado por la causa abierta contra Haika, fusión de Jarrai y Gazteriak, la organización juvenil de apoyo a ETA que operaba en territorio galo.

Tras pagar una fianza, abandonó la cárcel de Soto del Real (Madrid) y desde entonces permanecía en busca y captura. En el año 2004, la Comisaría General de Información le identificó como presunto miembros de la banda terrorista ETA.

Más noticias de Política y Sociedad