Público
Público

El alcoholismo es común entre los cirujanos

Reuters

Por Kerry Grens

Un 15 por ciento de loscirujanos abusan del alcohol o son adictos a la bebida, unaproporción algo más alta que en el resto de la población, deacuerdo a un nuevo estudio.

Un equipo halló también que los cirujanos con signos dealcoholismo eran un 45 por ciento más propensos a admitir habercometido errores médicos graves en los tres últimos meses.

"La cirugía es un trabajo estresante. Hay profesionales queempiezan a beber para soportarlo", dijo el doctor EdwardLivingston, profesor del Centro Médico Southwestern deUniversity of Texas y que no participó del estudio. "¿Eso afectael rendimiento? ¿Quién sabe?".

El equipo del doctor Michael Oreskovich, de University ofWashington, les envió un cuestionario a más de 25.000 cirujanos.

El 15 por ciento tenía signos de tener problemas con elalcohol. Estudios previos habían determinado que lo mismo sucedeen el 9 por ciento de la población general.

El estudio no determinó por qué este problema sería más comúnentre los cirujanos. Los resultados demostraron que elalcoholismo estaba asociado con la depresión y el estrés.

Aunque la medicina tiene varios campos, la cirugía es unoespecialmente exigente. "La causa de todos los males es elporcentaje de emergencias, de horas extras y de trabajo realprogramado que exige de una energía y una concentracióndistintas a las de otras especialidades", explicó Oreskovich.

El 14 por ciento de los cirujanos y el 25 por ciento de lascirujanas tenían problemas con el alcohol. El estudio no pudoexplicar por qué las mujeres son más vulnerables al alcoholismo.

"Estudios previos habían demostrado que el estrés de sercirujano y el equilibrio entre las obligaciones profesionales ypersonales es más alto en las mujeres que en los varones", dijoOreskovich a Reuters Health.

¿ERRORES Y ALCOHOL ESTAN ASOCIADOS?

El 77 por ciento de los 722 médicos que dijeron que habíancometido un error médico grave en los últimos tres meses reuníalos requisitos que describen el abuso de alcohol.

Esto "demuestra que hay un gran problema y que tenemos quehacer algo, en especial por la seguridad de los pacientes y,también, por la salud y el bienestar de los profesionales",sostuvo Oreskovich. "Obviamente, se necesitan más estudios",agregó.

Una limitación de la encuesta es que sólo respondieron 7200de los 25.000 cirujanos contactados. Para Livingston, esa es unabaja tasa de respuesta, según escribe en un editorial sobre elestudio publicado en Archives of Surgery.

Oreskovich consideró posible que el porcentaje de cirujanosalcohólicos esté subestimado en este estudio "porque los que norespondieron podrían sentir vergüenza, culpa y temor por suadicción que no quieren manifestar en una encuesta".

Comentó que estudios sobre los médicos que concurren acentros de rehabilitación revelan una tasa muy baja de recaídas.

FUENTE: Archives of Surgery, febrero del 2012.

Más noticias de Política y Sociedad