Público
Público

Los antiabortistas envían fetos de plástico a los nietos del rey

Piden a la Familia Real que interceda para que se retire la Ley del Aborto

YERAY CALVO / AGENCIAS

Los intentos de los antiabortistas por llamar la atención superan lo inimaginable. La última de este colectivo ha sido enviar ejemplares de réplica de un feto de 12 semanas de gestación- el denominado por este grupo Bebé-Aído- a todos los miembros de la Familia Real, incluidos los nietos de los monarcas.

Es su peculiar forma de pedir al rey Juan Carlos que interceda en el Congreso de los Diputados para que devuelva al Gobierno el proyecto de Ley de reforma del aborto.

"Nuestro objetivo es concienciar a la sociedad para que vean como son los fetos", explica Eva Díaz, miembro de la organización, a Público.es. Díaz considera que este tipo de actuaciones ayudan a llamar la atención de la gente ya que uno no se da cuenta "hasta que ves como es un feto".

Explica que la idea surgió a raíz de las declaraciones de la ministra Bibiana Aído cuando afirmó que el pasado 19 de mayo que un feto de 13 semanas "es un ser vivo pero no un ser humano". Díaz dice desconocer si se han enviado fetos de plástico a los nietos de los reyes.

Según señala la portavoz del grupo, Beatriz Molina, en un comunicado, los reyes podrán tener "en sus manos un ejemplar de una vida humana en formación que podría quedar totalmente desprotegida en sus primeras catorce semanas". Esperan que el rey interceda para que la ley, aprobada el pasado 26 de septiembre en el Consejo de Ministros, sea retirada ya que es  "inmoral y sólo sirve para acabar con la vida de los españoles".

"Tonterías de este tipo no suelen llegar", según fuentes de la Casa Real

Por su parte, fuentes de la Casa Real dicen no tener constancia del envío ya que se reciben múltiples cosas al correo. Sin embargo, dichas fuentes avanzan que "tonterías de este tipo no suelen llegar".

La portavoz de la iniciativa recuerda que el rey Balduino de Bélgica esquivó la firma de una ley abortista en su país, así como que la reina Sofía se ha manifestado contraria al aborto.

En una nota colgada en su página web, se vanaglorian de haber entregado ya réplicas a los consejeros del CGPJ, a la ministra de Igualdad, Bibiana Aído; a los consejeros del
comité permanente del Consejo de Estado, a la vicepresidenta De la Vega y a los 350 diputados del Congreso.

La idea de crear estos fetos de plástico se materializó el pasado julio, y ya avisaron de sus intenciones: enviar a todos los altos cargos del Ministerio de Igualdad, "todos los diputados y todos los senadores", periodistas y medios de comunicación. "Queremos que la sociedad española compruebe en sus manos si un bebé de 12 semanas es o no un ser humano", explicaban entonces.

La iniciativa partió de un grupo de ocho amigos compuesto por profesionales entre los que se encuentran médicos, enfermeros, psicólogos y abogados, que han invertido unos 6.000 euros en la producción de "más de 200.000 bebés para regalar y vender a través de Internet", ha explicado.

No obstante, en la manifestación del pasado sábado ya empezaron a rentabilizar parte de lo invertido.