Público
Público

Los antifascistas saldrán a la calle pese a la prohibición

La Delegación del Gobierno en Madrid desautoriza la concentración del sábado contra el “fascismo callejero”

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Saldrán a la calle con autorización o sin ella. Los antifascistas madrileños, que convocaron recientemente una concentración para este sábado en la Puerta del Sol, siguen adelante con su protesta pese a la prohibición de la Delegación del Gobierno. 'Ser fascista', dicen, 'no es un delito'.

El motivo, según la respuesta de las autoridades recibida por los convocantes, se debe a que la concentración debía ser comunicada al menos diez días naturales antes de su celebración, 'excepto que existan causas extraordinarias y graves', lo que permitiría anunciarla con 24 horas de antelación. La Coordinadora Antifascista de Madrid, organizadora entre otras asociaciones de la manifestación, la considera una 'excusa burda' para 'denegar una movilización que denuncia el fascismo y pone al descubierto su carácter terrorista'.

Bajo el lema 'Stop terrorismo fascista', los convocantes pretenden denunciar los ataques de carácter xenófobo y neonazi ocurridos recientemente en la capital. 'Alegan que no tiene carácter de urgencia ya que no consideran que distintas muertes y agresiones a trabajadores inmigrantes, indigentes y a aquellos que han dado un paso adelante en la lucha contra el racismo y el fascismo sean motivo suficiente para solicitar una concentración', reza un comunicado de la Coordinadora.

Ese mismo día, precisamente, tendrá lugar una manifestación de la Federación Madrileña de Asociaciones Pro Salud Mental (Femasan), según la respuesta del subdelegado del Gobierno, que matiza que fue solicitada con anterioridad. Ésta discurrirá desde la calle Atocha hasta la Puerta del Sol, entre las 11 y las 14 horas. La concentración antifascista, por su parte, tendrá lugar a mediodía en el punto de llegada de la marcha de Femasan, argumento aducido por las autoridades para denegar el permiso a la Coordinadora.

'Está claro que les molesta que aparezca en la calle una izquierda comprometida, organizada, que denuncie y luche contra el fascismo desde una visión anticapitalista', esgrimen las entidades convocantes, que mantienen vivo el recuerdo de Carlos Palomino, cuyo presunto autor está pendiente de recibir una sentencia por los hechos que desembocaron en la muerte del joven antifascista.

Tanto la Coordinadora Antifascista de Madrid como otras asociaciones afines de Alcorcón, Getafe y Majadahonda seguirán adelante con la concentración porque, según ellas, no pueden 'permitir que se silencien las agresiones fascistas con excusas estériles'. La prohibición, concluyen, supone una razón más para denunciar 'el fascismo callejero'.

Más noticias en Política y Sociedad