Público
Público
Únete a nosotros

La apertura del BCE relaja la tensión sobre la prima de riesgo

Ewald Nowotny propone convertir al Mecanismo de Estabilidad en un banco que reciba créditos directos del BCE para comprar deuda de los estados en peligro. El diferencial cierra en 611 puntos básicos y el Ibex recupera las 6.000 unidades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Después del ridículo que el Gobierno vivió ayer con la publicación de un supuesto comunicado conjunto firmado por París, Roma y Madrid exigiendo a la Unión Europea la aplicación de los acuerdos aprobados en el Consejo Europeo de finales de junio, se esperaba un día intenso en los mercados. Y así fue a primera hora, cuando la prima de riesgo volvió a alcanzar un nuevo máximo histórico intradía tocando los 649 puntos básicos una hora después de la apertura de sesión.

Sin embargo han bastado unas palabras del miembro del Banco Central Europeo (BCE), Ewald Nowotny, sugiriendo que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) podría convertirse en un banco y así recibir línea de crédito directa del BCE para que se sofocara la tormenta.

El Mede, que debería haber entrado en funcionamiento el 1 de julio pasado y que no lo hará al menos hasta septiembre, se ha concebido como un órgano de salvaguardia de los países en dificultades económicas.

Entre sus funciones estarían la de poder conceder préstamos directos a los bancos privados sin necesidad de pasar por los estados centrales. Aunque también se valoró la posibilidad de que sirviera de comprador de deuda pública de los países más expuestos a la crisis del euro. Pero que el fondo esté dotado solo de 500.000 millones de euros ha sido considerado como una traba importante. 

Su puesta en marcha se paralizó ya que Alemania consideraba que algunos aspectos de este fondo -que sustituirá al Fondo Europeo de Estabilidad Financiero (FEEF) y el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEEF)-, eran anticonstitucionales. Para aclarar la situación, se retrasó su lanzamiento hasta septiembre, cuando se pronuncie el Tribunal Constitucional alemán.

Esto es otro de los motivos por los que el Ejecutivo de Rajoy metió la pata -como dijo el primer ministro italiano, Mario Monti-: La Unión Europea nunca podría poner en funcionamiento el Mede, es decir, aplicar los acuerdos de junio, hasta que no se pronuncie la Corte alemana.

'Una licencia bancaria daría al Mede una mayor capacidad para actuar en el mercado de crédito de la eurozona, al tiempo que ampliaría su poder para hacer de salvaguardia de los bonos de deuda soberana de los miembros de la Unión Europea', dijo Nowotny en una entrevista a Bloomberg. El miembro del BCE explicó que así el Banco Central podría dotar al fondo de crédito y romper la barrera y los límites impuestos a la compra de deuda.

Nowotny sugirió que el Mede recibiría créditos directos del BCE si se configurara con una licencia bancariaEsta sugerencia, que es tan solo eso, una idea, consiguió cambiar el rumbo de la prima de riesgo y relanzó las bolsas europeas.

El diferencial entre los bonos españoles a diez años y los bund alemanes -considerados los más fiables- fue reduciéndose poco a poco hasta cerrar en los 611 puntos, volviendo a los niveles de la semana pasada. El interés que España paga por su deuda a diez años hoy se redujo también hasta el 7,38%, en comparación con el 7,61% del día anterior.

Al tiempo, el Ibex 35, que ayer alcanzó un nuevo récord negativo volviendo a niveles de 2003, cerró la sesión de este miércoles con un ligero rebote del 0,82 después de cuatro días de bajadas continuadas. El índice español se quedó en las 6.004 unidades, recuperando un poco del terreno perdido el martes.

Las palabras de Nowotny tuvieron el mismo efecto en la prima de riesgo italiana, que como la española, sufrió un brusco aumento a primera hora de la mañana y volvió a niveles de finales de 2011, cuando el exprimer ministro italiano, Silvio Berlusconi, se vio obligado a dimitir.

El difierencial italiano cerró en 518 (abrió en 541) puntos básicos con un interés del 6,44%. La bolsa de Milán cerró también al alza y el índice FTSE Mib encajó ganancias por 1,87%.

Más noticias en Política y Sociedad