Público
Público

Las asociaciones de mujeres claman contra Jesús Neira

Piden la destitución del profesor como presidente del Observatorio contra la violencia de género de la Comunidad de Madrid

LIDIA GINER / LUCIA VILLA

Las principales asociaciones de defensa de las mujeres en España están de acuerdo: quien ostenta un cargo de responsabilidad en una institución pública como es el Observatorio contra la Violencia de Género debería estar, como mínimo, sensibilizado con el problema de la violencia. 

Jesús Neira, actual presidente del Consejo Asesor de este organismo en la Comunidad de Madrid, no lo está, denuncian. Y, por ello, piden su destitución. 

Marisa Soleto, presidenta de la Fundación Mujeres afirma que "Neira sólo ha estado relacionado con el maltrato de la mujer en un hecho puntual, y ese hecho no le hace especialista sobre la violencia de género".

La misma opinión la comparte Ana María Pérez del Campo, presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, quien va más lejos, y se plantea la posibilidad de "descolgarle las condecoraciones que ha obtenido de las instituciones democráticas".

"No se puede hablar de valentía o cobardía -como ha hecho Neira- dentro del contexto de la violencia de género, son conceptos que no se pueden tratar.", argumenta del Campo.

Las declaraciones del profesor sobre la posibilidad de adquirir una licencia de armas 'chirrían' con alguien que preside un organismo 'contra la violencia'. "¡Es el colmo!", exclama Altamira González, presidenta de Mujeres Juristas Themis, quien añade: "El problema de la violencia no se resuelve como en la Edad Media".

La violencia, como recuerda del Campo, "no es sólo física, sino también psicológica y verbal", en referencia a los repetidos insultos con los que Neira ha atacado a Violeta Santander, víctima a la que él mismo defendió, y a la que ha llegado a calificar de "cucaracha".

Ana María, desde el otro lado del teléfono, baja la voz y confiesa: "Algunas cosas del señor Neira me dan miedo... la forma de hablar, la manera en que se dirige a la opinión pública". Por ello la presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas ve necesario destituirle cuanto antes del cargo porque "si no las cosas acabarán mal, más pronto que tarde".

El libro España sin democracia, del profesor de Derecho Constituional y Teoría del Estado de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, ha despertado las críticas del PSOE Madrileño por el cuestionamiento que realiza el profesor del Estado de Derecho.

Del Campo considera que una persona que pone en tela de juicio la democracia no puede ejercer un cargo público porque, recuerda, "las mujeres que hemos conocido la dictadura sabemos lo que eso significa para las mujeres".

"Ideológicamente, estamos a cien años luz del Señor Neira", reconoce.

Más noticias de Política y Sociedad