Público
Público

Azkarraga dice que los resultados no deben afectar a la hoja de ruta del lehendakari

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero vasco de Justicia y dirigente de EA, Joseba Azkarraga, ha calificado hoy de "malos" los resultados de las elecciones generales para los partidos nacionalistas, pero ha dicho que esto no debe hacer cambiar las posiciones de éstos ni la "hoja de ruta" del lehendakari.

A preguntas de los periodistas, Azkarraga, quien ha participado en una jornada técnica en la sede central del Instituto Vasco de Salud y Seguridad Laboral-Osalan en Barakaldo (Vizcaya), ha afirmado que los resultados obtenidos por los partidos nacionalistas vascos en las elecciones generales "exigen una reflexión para ver qué ha pasado".

Ha señalado que "sería cerrar los ojos a la realidad si centráramos solamente el problema en la bipolarización existente" entre PSOE y PP, y ha indicado que "también hay una corriente de fondo que habrá que estudiar para saber si el mensaje que estamos trasladando desde el ámbito del nacionalismo cala y llega bien a los ciudadanos".

Sin embargo, ha asegurado que esa reflexión "no tiene que llevar a cambiar el contenido ideológico de las posiciones de los partidos" y no debe afectar a "lo que se ha venido en denominar la 'hoja de ruta' del lehendakari, la propuesta a la sociedad vasca para que decida su futuro".

Preguntado sobre si los resultados han debilitado el plan Ibarretxe, Azkarraga ha dicho que en las elecciones no se votaba ese plan y ha recordado que ERC "no tenía el plan del lehendakari en Cataluña y se ha pegado un buen baquetazo electoral" e incluso CIU ha logrado "el segundo peor resultado electoral de su historia".

Azkarraga ha considerado que en Euskadi se ha producido "un voto del miedo" ante el posible regreso del PP que "ha movilizado a un electorado que en otras elecciones ha podido votar a opciones nacionalistas o se ha abstenido".

Sobre la posibilidad de que EA rompa los acuerdos que mantiene con ANV en algunos ayuntamientos, ha asegurado, en alusión a la situación en Arrasate (Guipúzcoa) tras el asesinato de Isaías Carrasco, que "las cosas hay que hacerlas en frío" porque "hacer el planteamiento en caliente una vez ocurrido un atentado de estas características y en función de la condena o no condena me parece que sería delicado".