Público
Público
Únete a nosotros

Batalla a cara de perro

Salgado habló con Rajoy sobre la presidencia de Caja Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La batalla por la Presidencia de Caja Madrid ha pasado al cuerpo a cuerpo. El pasado lunes, en la reunión de maitines que preside Zapatero, la vicepresidenta Elena Salgado puso el tema de Caja Madrid encima de la mesa, en el Palacio de la Moncloa. Los maitines de Zapatero, como los que convocaba Aznar, contra lo que induce a pensar su nombre, no es la primera oración canónica que se reza antes de amanecer. No. Es el cónclave de su estado mayor, que forman María Teresa Fernández de la Vega, Elena Salgado, Manuel Chaves, Alfredo Pérez Rubalcaba, José Blanco, José Antonio Alonso, José Enrique Serrano

Elena Salgado, pues, lanzó la pelota. Según dijo, se están barajando públicamente una serie de nombres y el proceso electoral, a un tiro de piedra, a mediados de noviembre, se encuentra en una situación jurídicamente complicada por los recursos del Ayuntamiento de Madrid contra el nuevo reparto de consejeros impuesto por una ley de la Comunidad. La ministra citó a Ignacio González, a Rodrigo Rato, a Manuel Pizarro y a Luis de Guindos. Zapatero señaló:

Zapatero no cree adecuado a Rato, que es el candidato preferido de Rajoy

- Lo de Rato es impresentable. Porque hay que ver cómo ha renunciado al FMI y ha regresado a España, no es bueno para el prestigio de un país un abandono como este

Elena Salgado y Pepe Blanco forman un tándem que funciona a pleno rendimiento. Saben que en el PSOE de Madrid, con su responsable, Tomás Gómez, a la cabeza, están enredados en lo que se ha dado en llamar un pacto de estabilidad con Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad, uno de cuyos objetivos es acordar la lista del consejo de administración y de la Presidencia de Caja Madrid.

Salgado, tras la intervención del presidente, añadió:

Aguirre se quitó ayer la careta: su elegido es Ignacio González

- Yo creo que de las personas que suenan para presidir Caja Madrid, la única aceptable para nosotros es Luis de Guindos. Aunque ha sido secretario de Estado de Economía con el PP, es un profesional. Y un profesional es lo que se necesita ahora en Caja Madrid.

El hecho es que en los maitines del lunes se dio mandato a Elena Salgado para abordar este asunto con celeridad. Así que Salgado llamó por teléfono a Mariano Rajoy para hablar del asunto. La ministra le expresó que el tema de Caja Madrid era objeto de preocupación, que era necesario consensuar el nombre del próximo presidente de la entidad y que el perfil más profesional era el de Luis de Guindos.

Pero el candidato de Aguirre es, desde hace tiempo, Ignacio González, cuyo nombramiento en Caja Madrid permitiría matar dos pájaros de un tiro: controlar directamente la cuarta entidad financiera española y proceder a remodelar el Gobierno comunitario de cara a las elecciones de 2011, un gobierno maltrecho por espionajes varios y por la secuela de la trama Gürtel.

Aguirre ya había recibido hace unos días una sugerencia de Rajoy en el sentido de que quizá un candidato de la talla de Rodrigo Rato sería ideal para sustituir a Miguel Blesa en Caja Madrid. Rajoy no dijo no a Ignacio González, pero Esperanza Aguirre interpretó que el mensaje de su jefe era exactamente ése. No a González. A mediados de junio pasado, al ser preguntada por si tenía un candidato para sustituir a Blesa, dijo: '¿Yo? ¿Cómo voy a tener yo candidato? Es el consejo de administración el que decide estas cosas'. Ayer, Esperanza se quitó la careta: el candidato, como era sabido, es Ignacio González.

Más noticias en Política y Sociedad