Público
Público

Beneficio fiscal para el nuevo cheque-bus

El Gobierno crea un nuevo vale para potenciar el transporte público, que estará exento de impuestos para empresas y trabajadores

P. G.

El Gobierno pondrá en marcha un nuevo instrumento para potenciar el transporte público: un cheque o vale transporte que la empresa pagaría a sus trabajadores, y que tendría un tratamiento fiscal favorable. Sería una especie de réplica de los actuales vales de comida o ticket-restaurante que reciben actualmente muchos empleados.

La normativa fiscal considera estos vales o cheques como pago en especie, pero exentos de tributación en el IRPF hasta un determinado límite. En el caso de los ticket-restaurante, la norma vigente establece que están libres de impuestos hasta 9 euros diarios; lo que supere esa cantidad, paga IRPF. Este sistema de retribución no salarial también tiene sus ventajas para los empresarios, que pueden deducirse las cantidades que dediquen a estos vales o cheques. El cálculo ofrecido por el Gobierno sobre el previsible ahorro de esta medida es del 24%, que es el tipo del IRPF al que tributan la gran mayoría de los contribuyentes.

¿Beneficiará a mucha gente? Obviamente, dependerá de lo que los trabajadores negocien con sus empresas. En el caso de los cheques restaurante, por ejemplo, son utilizados actualmente por más de 400.000 empleados de unas 10.000 empresas y organismos públicos.