Público
Público

La Bolsa de Tokio cae un 6% en la primera sesión tras el terremoto

El Banco de Japón indica que "el daño causado por el terremoto ha sido geográficamente extenso y, por ahora, caerá la producción y hay además preocupación de que se deteriore el ánimo de empr

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cayó este lunes al cierre 633,94 puntos, o el 6,18%, hasta situarse en 9.620,49 unidades, en su primera sesión tras el terremoto del viernes que devastó amplias zonas de la costa noreste de Japón.

El índice Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, bajó 68,55 puntos, el 7,46%, hasta 846,96 enteros.

Entre los valores que experimentaron fuertes caídas figuró TEPCO, la empresa de electricidad que opera la planta nuclear de Fukushima (noreste de Japón), donde hoy se registró una segunda explosión que afectó a su reactor número 3. Sus acciones se desplomaron hoy un 23,57%, mientras las de Toyota, líder mundial del motor, cayeron casi un 8% y las de la compañía ferroviaria JR East, que ofrece servicio a la zona del nordeste devastada por el seísmo, retrocedieron un 18,35 %.

La fuerte caída de la Bolsa de Tokio, uno de los parqués más influyentes del mundo, se produjo a pesar de que durante la sesión el Banco de Japón (BOJ) anunció una inyección récord de liquidez al sistema financiero para atajar posibles consecuencias del seísmo. El BOJ proveerá a las entidades financieras 15 billones de yenes (183.825 millones de dólares o 131.859 millones de euros), la mayor inyección de liquidez de su historia, para garantizar la estabilidad financiera tras el grave terremoto del viernes.

Minutos antes de que cerrase el parqué, el Banco de Japón indicó que 'el daño causado por el terremoto ha sido geográficamente extenso y, por ahora, caerá la producción y hay además preocupación de que se deteriore el ánimo de empresas y familias'. La entidad emisora hizo esas consideraciones al término de una reunión en Tokio en la que decidió mantener los tipos de interés en Japón virtualmente en cero, en un rango de entre el 0 y el 0,1 por ciento.

El yen se depreciaba respecto a la divisa estadounidense, y un dólar se cambiaba en Tokio hasta 81,32 yenes, después de que el viernes pasado lo hubiera hecho a 82,78 yenes.

El primer ministro japonés, Naoto Kan, había dicho ayer que tratarían de prevenir trastornos en los mercados financieros del país, ya que 'es necesaria la lucha categórica contra los movimientos especulativos'.

El Banco de Japón decidió hoy mantener los tipos de interés a cero o muy cerca de cero, en un rango de entre 0 y el 0,1 por ciento, al término de una reunión reducida a un solo día por el devastador terremoto del viernes.

La entidad emisora nipona volvió a comprometerse a proveer 'amplios fondos, suficientes para hacer frente a la demanda', con el fin de garantizar la estabilidad de los mercados en esta situación. Además, decidió ampliar en otros 5 billones de yenes (60.900 millones de dólares, 43.730 millones de euros) su programa de compra de activos, especialmente de participaciones con riesgo, por lo que el plan alcanza un total de 40 billones de yenes (487.200 millones de dólares, 349.800 millones de euros).

Previamente, el Banco de Japón anunció una inyección récord de liquidez al sistema financiero, por un total de 15 billones de yenes (182.700 millones de dólares o 131.860 millones de euros), la mayor de su historia, para garantizar la estabilidad financiera tras el grave terremoto del viernes.

Más noticias en Política y Sociedad