Público
Público

Los bomberos madrileños echan humo con Esperanza Aguirre

Denuncian un intento de privatizar el servicio de extinción de incendios forestales y exigen la creación de nuevas plazas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las negociaciones entre el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid y las autoridades regionales están que arden.

Los primeros denuncian un presunto plan para privatizar el servicio de extinción de incendios e insisten en la necesidad de crear nuevas plazas, mientras que el Gobierno de Esperanza Aguirre les acusa de bloquear los acuerdos y les tacha de 'inmorales' por sus exigencias económicas en tiempos de crisis.

Ambas partes están manteniendo actualmente reuniones y, en defensa de sus respectivas posturas, no cesan de echar más leña al fuego. 'Estáis en peligro porque vuestros gobernantes han decidido cargarse los servicios públicos más esenciales y ahora les toca a los bomberos', reza una octavilla del parque de Alcobendas, que califica de 'incompetentes, ineptos y manipuladores' a sus superiores. O sea, a la dirección general de Protección Ciudadana y, por extensión, a la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior. Su titular, Francisco Granados, ya había dejado clara su postura en la Asamblea de Madrid: 'Aquí de lo que estamos hablando es de euros, de lo que cada uno de los bomberos se quiere llevar a casa a fin de mes'.

Pedro Campos, portavoz de CCOO, niega que hayan exigido simplemente un aumento de 600 a 850 euros por guardia y explica que lo fundamental es la creación de nuevas plazas (ante las vacantes por fallecimientos y jubilaciones), la reglamentación y la segunda actividad. 'Si seguimos haciendo toda la vida horas extraordinarias, no se crea empleo', apunta Campos, quien asegura que la Comunidad de Madrid ha gastado el pasado año cuatro millones de euros en ese concepto. 'El señor Granados ofreció un aumento importante del precio de la hora extra para seguir con su política de desempleo, cosa que fue rechazada en referéndum por la plantilla'.

Fuentes de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior manifiestan su disposición a 'negociarlo todo, menos el aumento de la guardia a 850 euros, ya que es una subida que no se puede asumir'. Y, además de repetir que no hay 'ningún afán de privatizar', creen que el aspecto económico ha llevado a los bomberos a rechazar dos preacuerdos. 'Son los funcionarios de la Comunidad de Madrid que menos horas trabajan. Podemos ceder en ciertas partes, pero hacerlo en el tema económico, con tanta gente en el paro, es inmoral'.

'Ahora que hay tanto paro, lo normal sería crear empleo público y no destruirlo', opina Pedro Campos, portavoz de CCOO

Los bomberos creen en cambio que 'la privatización del servicio de extinción de incendios forestales no está muy lejos'. Asimismo, consideran que se genera empleo contratando a nuevos bomberos y no cubriendo la necesidad de personal con horas extras realizadas por los ya contratados. 'Eso es pan para hoy y hambre para mañana. Se nos acusa de insolidarios y dicen que pedimos dinero. Ahora que hay tanto paro, lo normal sería crear empleo público y no destruirlo', apunta el portavoz de CCOO, quien subraya que desde el pasado cinco de enero han dejado de hacer horas extras 'porque Granados nos llamó peseteros'.

Si no se soluciona el conflicto en los encuentros que ambas partes están manteniendo esta semana, seguirán las movilizaciones de los bomberos: concentraciones, marchas en bicicleta, visitas a los ayuntamientos para informarles del problema, camiones y parques con pintadas reivindicativas, así como la redacción de un calendario laboral. Fijan como plazo para un acuerdo el 1 de febrero y dejan la mecha prendida.


Más noticias en Política y Sociedad