Público
Público
Únete a nosotros

Camps niega su implicación en la trama de corrupción y denuncia "un proceso" contra el PP

La Fiscalía tiene indicios que relacionan al presidente de la Generalitat con la trama dirigida por Francisco Correa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Camps (d), en presencia -de izda a dcha- del conseller de Gobernación, Serafín Castellano; la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá; el conseller de Economía, Gerardo Camps, y el vicepresidente autonómico, Vicente Rambla.

El presidente de la Generalitat de Valencia ha comparecido ante la prensa rodeado por todo su equipo a primera hora de la mañana para negar cualquier implicación en la supuesta trama de corrupción que investiga el juez Baltasar Garzón.

Francisco Camps ha recuperado la idea fuerza de su partido de que todas las informaciones no son más que una campaña orquestada contra el PP cuyo fin consiste en debilitarlo de cara a las elecciones vascas y gallegas.

Asimismo, ha retomado la estrategia puesta en escena por el líder del PP, Mariano Rajoy, de comparecer rodeado de todo su equipo. En el caso de Camps ha estado acompañado por 13 de sus 14  consellers y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

Además, ha pronosticado que un fallo en la 'hipotética investigación' a una persona aforada como él 'podría anular todo el procedimiento; cuando lo que se busca es la persecución del delito, un error de estas características tendría nefastas consecuencias judiciales'.

En su comparecencia, en la que no se han admitido preguntas, el president ha tenido un recuerdo para todos sus compañeros de partido 'perseguidos, acosados y que con causas sobreseídas han sufrido daños irreparables', cuyas detenciones fueron 'televisadas' pero que han quedado en libertad sin cargos, y a 'los alcaldes que ya no lo son por falsas imputaciones que hoy han quedado en nada'.

Ha parafraseado a Bertold Brecht -'ayer, un concejal; hoy, un alcalde, y mañana, el presidente de una Comunidad Autónoma'-, ha reconocido que la noticia de su supuesta implicación le ha llegado a las seis de la mañana -'en democracia, a diferencia de la dictadura, quien llamaba al albor de la mañana era el lechero y no una falsa imputación'- y ha criticado el 'proceso abierto' contra el PP.

Asimismo, Camps ha anunciado que en caso de que la imputación siga su curso contra él, pedirá la comparecencia de todos los funcionarios que han trabajado con él en sus distintas etapas políticas, de los empresarios -valencianos y españoles, públicos y privados- con los que se ha relacionado y de los alcaldes de la Comunitat Valenciana para que avalen si alguna vez les ha pedido 'alguna contraprestación' o les ha indicado 'alguna decisión'.

El president, quien ha valorado sus 'veinte años de vida pública al servicio del interés general', se ha mostrado convencido de que 'la división y la incertidumbre' que se ha intentado sembrar en el Partido Popular 'no se ha conseguido', como tampoco la desilusión entre los militantes ni el 'desestimiento' de quienes creen 'en la libertad y la Democracia'.

'Pido tranquilidad y paciencia a todos mis compañeros. Saldremos más reforzados si cabe de esta amarga experiencia', ha añadido para valorar también los resultados de la encuesta sobre intención de voto en la Comunitat Valenciana.

'De celebrarse hoy las elecciones autonómicas -ha apuntado-, la distancia entre el PP y el PSPV sería todavía superior a la de las últimas elecciones. Ésta debe ser mi culpa'.

'Hemos vivido un proceso mediático paralelo sin garantías, contestando a golpe de nota de prensa', ha continuado para adelantar que la Generalitat estudiará la 'falta de garantías procesales' que a su juicio se está produciendo y las tendrá 'en cuenta'.

Tras finalizar su intervención, Camps ha recibido el aplauso de los miembros de su gobierno y de la alcaldesa y se ha dirigido a Les Corts Valencianes, donde esta mañana se somete a la sesión de control parlamentario para responder, entre otras preguntas, a la referidas a los contratos que mantiene la Generalitat con empresas investigadas por Garzón.

El diario El País publica hoy, en su portada, que el presidente de la Generalitat valenciana sería uno de los aforados que investiga el juez Garzón en el contexto de la operación Gürtel (correa, en aleman).

Según el diario, que cita fuentes de la investigación, el informe de la Fiscalía 'cita una pequeña ramificación de la red corrupta con el pago de los supuestos sobornos por los negocios facilitados desde la Comunidad Valenciana'.arropado por mimebrios de la generalitat

Como viene siendo habitual en todo lo que relaciona al PP y al caso de corrupción, Camps ha optado por defenderse atacando. El presidente de la Generalitat ha advertido de que se querellará contra todo aquel que atente contra su 'honorabilidad' o la de su partido.

Camps ha asegurado que no tiene nada que ver con el cobro de comisiones y ha criticado que todas las filtraciones que se han publicado en los últimos días no se han sustentado 'ni 24 horas'.

En las grabaciones aportadas en la denuncia 'aparece una frase imputada a Correa -dice El País- que alude al pago de 30.000 euros en trajes para el presidente valenciano, Francisco Camps. Garzón ha investigado tres facturas sobre este punto'.

Ésta sería, según el diario, 'la única referencia al pago de sobornos a cambio de un trato privilegiado con la Administración valenciana'.

Fuentes de la Generalitat ya negaron veracidad a estas acusaciones en una anterior ocasión cuando se conoció la información, aunque entonces no se especificaba quién era la persona aforada a la que se referían.

Más noticias en Política y Sociedad