Público
Público

Cayo Lara reniega de Rosa Aguilar: "Ya no es mi compañera"

El coordinador general de IU critica a la alcaldesa de Córdoba por comunicarle su decisión a través de un mensaje

LUIS REPISO

El diccionario de la Real Academia de la Lengua define al compañero como  la "persona que se acompaña con otra para algún fin". En virtud de esa definición, el coordinador general de IU, Cayo Lara, ha renegado —en Punto Radio— de la todavía alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, quien ayer anunció que iba a entrar a formar parte del nuevo Gobierno —socialista— de la Junta de Andalucía. 

"Los compañeros somos los que compartimos proyectos, y si decide abandonar la formación e irse al PSOE, ya no es mi compañera. Rosa ya no es compañera del alma", ha afirmado Lara, quien ha criticado tanto el fondo como la forma de la decisión de Aguilar. 

Al coordinador general de IU no le ha hecho ninguna gracia que Rosa Aguilar le comunicase su decisión a través de un mensaje, ni le ha convencido que argumentase que tenía un compromiso con José Antonio Griñán —nuevo presidente de la Junta—.

"Me pidió que no fuese duro con ella, que la relación personal la mantuviésemos", ha explicado un poco convencido Lara, quien ha descrito la actual situación de su formación como "buena y plural".  

"La decisión de Rosa va contra los acontecimientos de la organización. Se están cerrando heridas, no estamos en tiempo de crispación y somos una alternativa ante los problemas de los ciudadanos", considera Lara. 

En cualquier caso, Lara ha recomendado a Aguilar que se centre en dar explicaciones a los ciudadanos de Córdoba, a quienes "deja para irse a otro partido político".

"Nosotros debemos cumplir nuestro compromisos con los ciudadanos porque somos serios", ha dejado caer Lara, quien se ha mostrado triste por el hecho de que "una persona deje una organización y se vaya a otra".

"No le felicitaría para nada. No me atrevo a felicitar a Griñán por el fichaje", asegura.

El dato de la Encuesta de Población Activa (EPA), que sitúa la cifra de desempleados en España por encima de los cuatro millones es, a juicio de Lara, "dramatico".

"Más de un millón de familias no reciben ningún tipo de subsidio, lo que puede producir desintegración social. Hay que dar un giro a la política económica", ha argumentado Lara, quien ha vuelto a recordar al Gobierno que si no actúan en la dirección correcta, "les espera una huelga general".

"El problema no es de trabajadores contra empresario, sino contra los grandes poderes, contra los banqueros, que han invertido en economías especulativas, y contra un Gobierno que ha hecho políticas en favor de esos grandes intereses", ha destacado Lara.

El coordinador general de IU ha hecho balance de su reunión en la Moncloa, el pasado lunes, con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.  

"Planteamos un plan concreto a Zapatero, y es cierto que no aceptó ninguna", ha destacado Lara, quien ha explicado que, a la hora y media de reunión, y ante los pocos avances, instó al presidente a poner fin al encuentro.

"Yo le dije que como presidente tendría mucho trabajo y que lo mejor era poner fin a la reunión. Me dijo que esa mañana tenía mucho tiempo libre, así que pudimos estar hablando dos hoy y cuarto", ha desvelado Lara.

"Yo entré en política de la mano de los curas comunistas, con la Iglesia social, con la gente comprometida, misioneros, aquellos que entregaban su vida por los demás".

Lara ha diferenciado entre las dos Iglesias: la institución de izquierdas que da la vida por los demás, y la de los cargos eclesiásticos, con su presidente Antonio María Rouco Varela a la cabeza.

"La Iglesia de Rouco va contra los tiempos, es involutiva. Hay dos Iglesias, la del pueblo y la del poder", ha concluído Lara.

Más noticias de Política y Sociedad