Público
Público

¿Las cesáreas influyen en la epidemia de obesidad?

Reuters

Por Amy Norton

Los adultos jóvenes nacidospor cesárea son más propensos a ser obesos que los nacidos porvía vaginal, lo que sugiere que las cesáreas podrían ser unfactor que potencia la epidemia de obesidad.

Pero no todos están de acuerdo con esa teoría.

Un experto advirtió que los científicos están aun muy lejosde poder atribuir la obesidad al aumento de la cantidad decesáreas.

Un equipo de Brasil halló entre más de 2.000 jóvenes de 23a 25 años que el 15 por ciento que había nacido por cesárea eraobeso, comparado con el 10 por ciento del grupo que habíanacido por vía natural.

El equipo analizó varios factores que podrían explicar esarelación, como el peso al nacer, el ingreso y la educaciónfamiliar, pero la cesárea se mantuvo asociada con un 58 porciento más riesgo de ser obeso en la edad adulta, según elequipo de la doctora Helena Goldani.

Esto no prueba una relación causa-efecto, aclaró Goldani,de la Universidad Federal de Río Grande do Sul, en PortoAlegre, porque podrían existir otras explicaciones.

Los bebés nacidos por cesárea no quedan expuestos a lasbacterias "buenas" en el canal de parto, y demorarían mástiempo en acumular bifidobacterias y otros microbios que ayudanen algunas funciones del organismo.

Los adultos obesos también suelen tener menos bacterias"amistosas" en el tracto digestivo que las personas con pesonormal.

Un experto ajeno al estudio opinó que la teoría es"interesante", pero el estudio no prueba la responsabilidad delas cesáreas.

"Demostró una asociación, ningún mecanismo decausa-efecto", dijo el doctor Xavier Pi-Sunyer, director delCentro de Investigación de la Obesidad del Hospital St. Luke enNueva York.

Una debilidad del estudio es la falta de información delpeso materno. Las mujeres obesas son más propensas que lasdelgadas a necesitar una cesárea y suelen tener hijos consobrepeso u obesidad.

Pi-Sunyer destacó que existen otros equipos que estáninvestigando por qué los obesos suelen tener una composiciónbacteriana en los intestinos distinta a la de la poblacióndelgada. Una teoría es que esa variación induce a quemar menoscalorías y almacenar más grasas.

"Es un hallazgo interesante, pero provoca más preguntas querespuestas", dijo Pi-Sunyer, quien además opino que lospróximos estudios deberían tener en cuenta más factores"confundentes", como el peso materno y la diabetes gestacional,para comprobar la relación cesárea-obesidad.

Goldani coincidió en la necesidad de contar con másestudios, incluidos aquellos que midan el nivel de bacterias enel intestino de recién nacidos y sigan a los niños en el tiempopara determinar las variaciones en el peso y la talla.

Brasil tiene una de las tasas más altas de cesáreas en elmundo. En el 32 por ciento de los 2.057 participantes, quehabían nacido a fines de los 70, el parto había sido porcesárea.

Hoy, se estima que el 44 por ciento de los partos en Brasilson por cesárea y, en muchos casos, no por necesidad clínica.En Estados Unidos, el 33 por ciento de los partos es porcesárea.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, online 20de abril del 2011

Más noticias de Política y Sociedad