Público
Público

División en la OTAN respecto al acercamiento de Ucrania y Georgia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La OTAN se ha mostrado hoy dividida respecto a la conveniencia de que Ucrania y Georgia den un paso más en su acercamiento a la Alianza, ya que la mitad de sus veintiséis miembros, entre ellos España, opina que aún es prematuro, explicó el secretario de Estado de Exteriores, Bernardino León.

En cuanto a los tres países candidatos a la entrada directa -Croacia, Albania y Macedonia- hay unanimidad respecto a que están preparados para formar parte de la OTAN, pero permanece el rechazo griego a aceptar el nombre de Macedonia, postura en la que han encontrado "comprensión" de otros socios, sobre todo Bulgaria.

"España es partidaria de la política de puertas abiertas y por eso apoyamos a los tres candidatos, pero hemos hecho la observación de que hay que ser sensible en el tema griego", ha explicado León tras representar a España en el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN.

Además, ha defendido que en todo caso se debe actuar de manera que se garantice la estabilidad regional "con una mención muy especial a Serbia".

"Todo el mundo ha coincidido en la importancia de no aislar a Serbia, tenemos que saber trabajar por los pro-europeos", ha dicho León en referencia a las tensiones nacionalistas en el país balcánico tras la independencia de Kosovo.

Por otro lado, para avanzar en el problema de Ucrania y Georgia, países que están a dos pasos de la entrada, y que pretenden quedarse a sólo uno en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de Bucarest en abril, se ha convocado una reunión restringida de los ministros y secretarios de estado al final de la sesión de la mañana, indicaron fuentes diplomáticas.

"España es partidaria de dar un mensaje positivo en Bucarest, pero no creemos que haya llegado el momento todavía para eso", ya que ambas naciones deben hacer "un esfuerzo suplementario para conseguir total unanimidad en sus opiniones públicas y en sus clases políticas" sobre el deseo de adherirse a la OTAN, según el español.

De este modo, restó importancia a las presiones rusas para evitar que estos dos naciones fronterizas sean territorio aliado, hasta el punto de haber amenazado de apuntar sus misiles contra Europa si la OTAN instala bases en Ucrania.

En referencia a la cuestión griega, León ha adelantado que la ministra de Exteriores, Dora Bakoyannis, ha sido "dura" a la hora de defender su negativa a aceptar la entrada en la organización de Macedonia con tal nombre.