Público
Público

EEUU, en vilo por un niño de seis años

El menor ha sido encontrado después de que se creyera que había desaparecido tras subir a un globo de gas fabricado por su padre. Los internautas ya le han bautizado como 'Balloonboy'

AGENCIAS/PÚBLICO.ES

 

Falcon Heene, un niño de seis años que aparentemente viajaba en un globo de gas que ha sobrevolado durante una hora y media el estado de Colorado, había sido dado por desaparecido hasta que finalmente la policía de Colorado le ha encontrado sano y salvo escondido en una cada en el desván de su casa, según ha confirmado el sheriff del condado de Latimer, Jim Alderden.

"Fue encontrado metido en una caja en el altillo del garaje de la casa familiar", dijo el sheriff, que en ningún momento llegó a declarar que temiera por la vida del pequeño. Según las primeras versiones, el padre del menor estaba trabajando en el globo cuando el pequeño se subió a él y se soltó accidentalmente, elevando el aparato hacia el cielo.

El globo tocó tierra en el mismo Colorado tras un accidentado viaje -los cielos en la zona estaban parcialmente cubiertos y los vientos han alcanzado velocidades de hasta 30 kilómetros por hora- de casi cien kilómetros. Allí le esperaban las autoridades locales, que habían montado un amplio dispositivo médico para que, en el caso de que el menor permaneciera en el interior del aparato, ofrecerle auxilio.

No fue necesario: en el interior del globo, cuya forma es similar a una medusa, no había nadie. En un primer momento, la portavoz del sheriff del condado de Larimer, Eloise Campanella, indicó que el globo de gas podría alcanzar una altitud de más de 3.000 metros y aseguró que el menor se encontraba en él.

Una vez despegado el artefacto, la policía avisó a las Autoridades de Aviación de EEUU (FAA) para tratar de localizar el aparato en sus radares, ya que podría haber interferido con los trabajos del aeropuerto de Denver, en ese mismo estado de Colorado.

Los hermanos del pequeño aseguraban que Heene se llegó a subir al globo, aunque la policía siempre dudó de esa hipótesis. Durante los momentos de incertidumbre se barajaban dos opciones: que el menor se hubiera caído del globo al poco de que se elevara o que ni siquiera hubiera llegado a montarse.

La historia ha tenido una gran seguimiento por Internet. De hecho, en la red de microblogging Twitter,el pequeño Heene ya ha sido bautizado como 'Balloonboy'.

Además, la familia del pequeño ya saltó a la fama al participar en un reality show de la cadena E! llamado Wife Swap (intercambio de esposa), en el que dos familias se intercambiaban la madre por un tiempo.

Los medios locales aseguran que el padre es un "cazador de tormentas", un aficionado a tomar fotografías de tornados y otros fenómenos meteorológicos. Tiene fama, según las mismas fuentes, de ser un inventor y científico "algo loco".

Más noticias de Política y Sociedad