Público
Público
Únete a nosotros

Enésimo tajo de Wert a las becas

Para las ayudas por cambio de residencia computará el domicilio familiar más cercano al centro de estudios, aunque no sea la residencia oficial del estudiante que la solicita

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte concederá la beca por cambio de residencia en función de dónde viva el miembro de la unidad familiar más cercano al centro docente elegido, aunque no sea el domicilio del estudiante que pide las ayudas. Así lo recoge la convocatoria de becas y ayudas al estudio para el curso 2013/2014 publicada este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que materializa el nuevo sistema de asignación diseñado en el departamento que dirige José Ignacio Wert y aprobado por Real Decreto el pasado 2 de agosto.

Esta resolución va dirigida a Enseñanzas postobligatorias y superiores, universitarias y no universitarias --excepto doctorados, estudios de especialización y títulos propios de universidades--, incluyendo tanto los Programas de Cualificación Profesional Inicial como los de preparación del acceso a Ciclos de Grado Medio y Superior o de idiomas en Escuelas Oficiales.

Según explica, para acceder a la beca fija de 1.500 euros prevista por cambio de residencia, el solicitante deberá 'acreditar la necesidad de residir fuera del domicilio familiar durante todo el curso escolar, por razón de la distancia entre el mismo y el centro docente, los medios de comunicación existentes y los horarios lectivos'. Sin embargo, 'se considerará como domicilio familiar el más próximo al centro docente que pertenezca o en el que resida de forma habitual algún miembro computable de la unidad familiar, aunque no coincida con el domicilio legal del solicitante'. Ello supone, por tanto, que un estudiante gallego que se traslade a Madrid -por ejemplo- no recibirá la cuantía correspondiente si uno de sus hermanos o de sus progenitores ya reside en dicha comunidad. 

En los niveles no universitarios se valorará si existe o no un centro adecuado en la localidad de residencia del becario

En el caso de la beca por cambio de residencia en los niveles no universitarios, se tendrá en cuenta la existencia o no de centro docente adecuado en la localidad donde el becario resida y, en su caso, la disponibilidad de plazas, y si se imparten los estudios que se desean cursar.

La resolución concreta de las bases aprobadas en el citado decreto de agosto establece que la beca constará de dos partes, una fija y otra variable. La primera incluye 1.500 euros por baja renta familiar, los citados 1.500 euros por cambio de residencia del estudiante, la gratuidad de matrícula y la llamada beca básica (200 euros en Bachillerato).

La variable, por su parte, tendrá una cuantía mínima de 60 euros y se repartirá teniendo en cuenta la nota media, la renta familiar y el presupuesto disponible una vez se haya distribuido la parte fija entre todos los beneficiarios. Según la resolución que publica el BOE, Educación podrá repartir una cantidad provisional inicial de esta beca variable y después consolidarla.

No obstante, los beneficiarios de beca con domicilio familiar en la España insular, o en Ceuta o Melilla que se vean en la necesidad de utilizar transporte marítimo o aéreo para acceder al centro docente en el que cursen sus estudios desde su domicilio, dispondrán de 442 euros más sobre la beca que les haya correspondido, cantidad que ascenderá a 623 euros para los becarios con domicilio familiar en Lanzarote, Fuerteventura, Gomera, Hierro y La Palma, Menorca y las Pitiusas.

Asimismo, la convocatoria concreta las 'obligaciones' del becario, y cita, entre otras, la de 'destinar la beca a la finalidad para la que se concede, entendiéndose por tal la matriculación, asistencia a clase y superación de asignaturas o de créditos', 'someterse a las actuaciones de comprobación precisas para verificar, en su caso, el cumplimiento y efectividad de las condiciones determinantes de la concesión de la beca' y 'proceder al reintegro de los fondos en los casos previstos en la normativa vigente'.

En este sentido, se entenderá que los estudiantes universitarios no han destinado la beca para dicha finalidad cuando anulen la matrícula o no hayan superado la mitad de los créditos matriculados, en cuyo caso procederá el reintegro de todos los componentes de la beca con excepción de la beca de matrícula. Si habían obtenido la beca para el proyecto fin de carrera, contará el no haber presentado dicho proyecto en el plazo de dos años desde la concesión de la ayuda.

En el caso de los no universitarios, se considerará que no han cumplido quienes hayan causado baja de hecho en el centro antes de final del curso 2013-2014, quienes no hayan asistido a un 80% o más de las horas lectivas, salvo dispensa de escolarización o quienes no hayan superado el 50% de las asignaturas, créditos u horas matriculadas en convocatoria ordinaria ni extraordinaria.

Para acceder a una beca de gratuidad de matrícula el estudiante deberá contar con una nota media precedente de 5,5, pero para poder recibir cualquiera de las ayudas económicas directas previstas la calificación deberá ser al menos de 6,5. Además, deberá ajustarse a los umbrales de renta y patrimonio familiar determinados en el citado Real Decreto de agosto que prevén un máximo de 38.831 euros anuales para una familia de cuatro miembros.

En el caso de los estudiantes de primer curso de másteres que habiliten para el ejercicio de una profesión regulada, se exigirá una media de 6,50 puntos en los estudios previos para poder acceder a la beca y de 7 para mantenerla. Una vez ya cursando estudios, para obtener cualquiera de las becas los alumnos deberán haber superado en el curso precedente el 100% de los créditos matriculados si cursa Artes y Humanidades, Ciencias, Ciencias Sociales y Jurídicas o Ciencias de la Salud. Si cursa Ingeniería o Arquitectura/ enseñanzas técnicas tendrá que haber superado el 85%.

Con todo, se permite acceder a la ayuda si se ha aprobado con una nota media de 6,5 el 90% en Artes y Humanidades y Ciencias Sociales y Jurídicas; el 80% en Ciencias y Ciencias de la Salud y el 65% con nota de 6 en Ingeniería o Arquitectura y enseñanzas técnicas. Si se trata sólo de optar a la matrícula gratis, basta con aprobar el 65% en Ciencias, e Ingeniería y Arquitectura; el 80% en Ciencias de la Salud y el 90% en las demás ramas.

Asimismo, la convocatoria concreta que el solicitante deberá estar matriculado en el curso 2013/2014 de 60 créditos en Estudios de Grado, y del número de créditos que resulte de dividir el total de los que integran el plan de estudios entre el número de años que lo compongan en el caso de Estudios de Primer y Segundo Ciclo. No obstante, podrán tener beca también quienes se matriculen de un mínimo entre 30 y 59 créditos en Grado y la mitad de los previstos en Primer y Segundo Ciclo, en calidad de matrícula parcial.

Más noticias en Política y Sociedad