Público
Público

Un escándalo de espionaje político llega a los Kirchner

El caso de escuchas ilegales en Argentina se enreda con la detención del ex jefe de la Policía de Buenos Aires

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escándalo por prácticas de espionaje que sacude a la clase política argentina se agrava por momentos. El juez encargado del caso ha apuntado que las escuchas ilegales podrían haber alcanzado a la presidenta, Cristina Fernández, y a su esposo y antecesor, Néstor Kirchner después de detener, a petición del fiscal federal, al ex comisario y ex jefe de la Policía Metropolitana de Buenos Aires, Jorge 'Fino' Palacios.

Además, el jefe del Gobierno de la capital argentina, Mauricio Macri, ha decidido destituir al subjefe del cuerpo, Osvaldo Chamorro. Se trata de una etapa de un caso que se destapó en octubre cuando se conocieron supuestas prácticas de escuchas ilegales perpretadas por Palacios a un familiar de una víctima de atentado contra la mutualista judía AMIA.

Debido a ello, el ex jefe policial se vio obligado a dimitir de la jefatura de la Policía Metropolitana en medio de una tensa polémica entre el gobierno de la capital y el Ejecutivo nacional.

Lejos de que el escándalo acabara con la dimisión de Palacios, progresivamente se han ido destapando escuchas ilegales contra no sólo familiares de víctimas del atentado, que causó 85 muertos y más de 200 heridos en 1994, sino también contra políticos, periodistas y que, según las últimas revelaciones del juez del caso, podría incluso afectar a la presidenta argentina y a su esposo.

El magistrado aclaró que la investigación 'todavía no está completa', pero admitió que en ordenadores incautados a los sospechosos 'también estaban los datos personalísimos' de Fernández y su marido en un ordenador de la agencia de seguridad Security Consulting controlada por Palacios.

El asunto es 'extremadamente delicado', apuntó en declaraciones a emisoras argentinas, aunque matizó que es necesario que la Secretaría de Inteligencia del Estado (servicio secreto) confirme las sospechas.

El fiscal ampara la orden de detención en las escuchas ilegales de Palacios

Por su parte, los medios locales hablan de que en los ordenadores de la agencia controlada por Palacios se habría encontrado información sobre la situación patrimonial y financiera de políticos, sindicalistas, periodistas -como el director del diario La Nación, Bartolomé Mitre- y hasta funcionarios del gobierno de la ciudad, como el jefe de Gabinete, Horario Rodríguez Larreta.

El fiscal ampara la orden de detención en las escuchas ilegales instrumentadas por Palacios a Sergio Burstein, familiar de una de las víctima del atentado de la AMIA, por los delitos de violación de la intimidad, abuso de autoridad como jefe de la Policía Metropolitana y falsificación de documentos públicos.

El caso se complicó aún más la pasada semana, cuando Néstor Leonardo, uno de los cuñados de Macri, resultó herido leve al ser atacado en las puertas de su casa un día después de acusar a su suegro de 'hostigamiento' y de intervenciones ilegales de sus teléfonos al ser citado como testigo por el juez Oyarbide.

El magistrado mantiene procesado y detenido a Ciro James, antiguo agente de la Policía Federal y funcionario del Ministerio de Educación de Buenos Aires que aspiraba a formar parte de la Policía Metropolitana que Macri pretende poner en marcha el próximo 10 de diciembre.

'Macri ha cometido otro error de principiante político'

El alcalde impulsó la creación de esta fuerza de seguridad tras el fracaso de sus gestiones con el Gobierno nacional para que traspasara parte de la Policía Federal a la órbita de la capital argentina con sus fondos correspondientes, que rondan unos 250 millones de dólares anuales.

Tras el estallido del escándalo, Macri, ex presidente del club de fútbol Boca Juniors, se declaró víctima de maniobras políticas de quienes se oponen a la Policía Metropolitana.

Para el analista político Jorge Arias, de la consultora Polilat, 'Macri ha cometido otro error de principiante político que lo está dejando, junto a su escasa capacidad operativa en la ciudad, al costado del camino, al menos de la discusión política más grande en Argentina de cara a las elecciones presidenciales de 2011'.

Más noticias en Política y Sociedad