Público
Público

Esquerra se propone imponer su programa a Mas

El líder de ERC, Oriol Junqueras, descarta entrar en el Govern porque su objetivo es liderar la oposición pero ve con buenos ojos pactar una hoja de ruta con CiU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A Artur Mas empiezan a acabársele demasiado pronto las opciones para poder volver a gobernar en Catalunya tras su gran hundimiento ayer en las elecciones al Parlament. El líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Oriol Junqueras, aseguró esta mañana que su partido no se plantea estar en el próximo Govern catalán y que se propone liderar la oposición. Es más, ha exigido a CiU que rompa con el PP en la Diputación de Barcelona y en los municipios donde gobierna y reclamó a Mas que no haya más recortes. ERC obtuvo anoche 21 escaños, 10 más que en las anteriores elecciones de 2010.

'Nosotros ponemos nuestros resultados al servicio del país [...] Lo importanbte no es conseguir una conselleria, sino presider la República catalana. Por lo tanto, no vamos a perder el mundo de vista [...] sería interesante y muy beneficioso para Catalunya que tanto el president de la Generalitat como el jefe de la oposición se pongan de acuerdo', dijo en declaraciones a Catalunya Ràdio.

Sí que aceptaría, sin embargo, pactar una agenda de objetivos básicos con CiU que incluya la convocatoria de un referéndum de autodeterminación. 'No tenemos ninguna urgencia ni ninguna necesidad de entrar en el Govern. Se puede hacer un pacto de legislatura condicionado a una serie de objetivos concretos', añadió.

En la rueda de prensa posterior a la reunión de la comisión permanente de ERC, Junqueras recordó, además, que CiU sigue siendo la fuerza mayoritaria pese a su retroceso y que, para Esquerra, los 'objetivos de carácter nacional y los económicos' van unidos y son indivisibles, por lo que representa una alternativa distinta a la que defiende la formación que encabeza Mas.

Según él, CiU se ha equivocado al plantear el proceso soberanista como un liderazgo personal cuando ERC es partidaria de 'construir liderazgos compartidos y colectivos', pero también 'se equivocan el Gobierno español' y los partidos de ámbito estatal al considerar que dicho proceso ha quedado frenado con el retroceso de Artur Mas y de su formación. 'CiU es un poco más débil, pero el proceso es mucho más fuerte, es más plural', dijo.

Junqueras remarcó, además, que, si CiU quiere acordar con ERC los Presupuestos, tendrán que hablar de cambiar el modelo económico y social. Entre las medidas económicas, ha citado reducir el IRPF, generar más ingresos, una fiscalidad más justa y trasladar la presión fiscal desde las familias y los consumidores hasta 'quien más recursos tiene y más se ha beneficiado de la crisis, como los bancos'.

Con los resultados de ayer, ERC se resarce del tremendo batacazo sufrido en 2010, cuando Joan Puigcercós perdió 11 diputados y dejó al partido en su ratio parlamentario más bajo desde 1988: diez escaños. Aquel 29 de noviembre, la sede de Esquerra fue un auténtico funeral, con lamentos dirigidos clandestinamente a formaciones como Solidaritat Catalana o Iniciativa. La primera, liderada por Joan Laporta, debutó con cuatro diputados y se negó durante la campaña para las elecciones generales de 2011 a integrar un lista conjunta. La segunda fue la menos castigada por los años de tripartito y sólo perdió dos escaños, quedándose con los mismos que ERC.

Tras el descalabro, Esquerra empezó a meditar una revolución en el partido, pero esta no se tornó en urgente hasta las elecciones municipales de 2011, unos comicios en los que no logró frenar la sangría de votos. Al día siguiente, la dirección del partido, con Joan Puigcercós a la cabeza, presentó la dimisión. Se sucedieron los cambios: Alfred Bosch lideraría la opción republicana en las elecciones al Congreso de los Diputados y Oriol Junqueras se haría con la presidencia del partido. El primero, novelista y ensayista; el segundo, historiador. Ambos, profesores universitarios.

Más noticias en Política y Sociedad