Público
Público

La familia de Lorca cree que la exhumación "no aclarará nada"

Los parientes de los compañeros de fosa del poeta se personan como acusación

ANA LOZANO

Los descendientes de Federico García Lorca, asesinado en 1936 en Granada y supuestamente enterrado en una fosa común junto a los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollas y el maestro Dióscoro Galindo, anunciaron ayer que no presentarán ningún recurso y que 'acatarán el fallo' del Juzgado de Instrucción 3 de Granada que lleva la causa. Sin embargo, el sobrino del poeta, Manuel Fernández Montesinos, cree que la exhumación de la fosa 'no aclarará nada'.

Cuando Baltasar Garzón se inhibió del caso en la Audiencia Nacional, las familias de las víctimas se sintieron 'molestas, inquietas e incluso abandonadas por la Justicia'. Así lo expresó Francisco Vigueras, de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). Pero el traslado de la causa a los tribunales granadinos ha renovado las esperanzas de los familiares. 'Las nietas de Galindo y de Galadí llegarán hasta el final', explicó Vigueras. De hecho, los parientes de los compañeros de fosa de García Lorca se personaron ayer como acusación particular, junto a la ARMH, en la causa de exhumación.

Por otra parte, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, afirmó ayer que la Ley de Memoria debe ser 'mejorada' para 'atribuir las funciones a algún órgano capaz de aplicar mecanismos de reparación'.

Más noticias