Público
Público

El Gobierno destina 877 millones más para armamento

El Ejecutivo aprueba un crédito extraordinario para hacer frente a los programas de Defensa y "no demorar su abono para no causar perjuicios a terceros"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un real decreto ley por el que se concede un crédito extraordinario de 877 millones de euros al Ministerio de Defensa para atender pagos de los grandes programas de armamento. Del total, según fuentes de Defensa, 371,55 millones corresponden al avión de combate 'Eurofighter.

El suplemento de crédito, que implica un gasto en los Presupuestos Generales del Estado de 2013, se financiará con deuda pública. Al tratarse de material ya recibido por Defensa -entregas que por tanto ya fueron registradas en la contabilidad nacional- esta decisión no tiene impacto en el déficit público. De esta manera, el Gobierno ha recurrido por segundo año consecutivo a un crédito extraordinario para atender los pagos de los denominados 'Programas Especiales de Armamento', cuya factura total se ha fijado en 29.495 millones de euros a pagar hasta 2030. Unos 6.000 millones ya se han abonado y otros 15.000 fueron prefinanciados por Hacienda.

Este crédito se ha aprobado dos meses después de que el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, acudiera al Congreso de los Diputados para explicar la reconducción de estos programas. Entonces, Argüelles adelantó que entre 2013 y 2015 serán necesarios entre 800 y 1.000 millones para pagar a las empresas. El año pasado, el crédito fue de casi 1.783 millones, que se utilizaron para pagar compromisos de 2013 pero también deudas pendientes desde 2010, año en que el Gobierno 'dejó de pagar' estos programas.

En su comparecencia, el secretario de Estado abogó por la vía del crédito extraordinario para pagar estas facturas. Así debía ser este año, ya que los presupuestos generales del Estado para 2013 no incluyeron ninguna partida para estos programas. Antes de la renegociación, la factura para 2013 era de 1.594 millones. Según Defensa, el pago en 2012 de los atrasos acumulados permitió al Ministerio alcanzar acuerdos y reducir los compromisos a medio y largo plazo, para 'aliviar la presión del déficit durante los próximos años'. En el Congreso, Argüelles ya avisó que lo que se ha hecho es 'gestionar el impacto' de un déficit, que 'saldrá más adelante'.

Defensa insiste en que las razones de 'extraordinaria y urgente necesidad' del crédito se explican en la exigencia de atender al pago de obligaciones que 'ineludiblemente debe satisfacer la Administración' la necesidad de 'no demorar su abono para no causar perjuicios a terceros'. Además, desde el Ministerio que dirige Pedro Morenés se recuerda que algunas de las empresas contratantes están 'en una situación financiera muy complicada que pone en riesgo puestos de trabajo, pérdida de capacidades y su misma viabilidad'.

Al margen de los 377,55 millones para el consorcio Eurofighter -en el que España participa con Italia, Alemania y Reino Unido-, el crédito extraordinario contempla pagos para el buque de proyección estratégica Juan Carlos I (93,29 millones), el helicóptero Tigre (88,26 millones), el helicóptero NH90 (75,19 millones), la fragata F105 (69,85 millones) y el avión de transporte militar A400M (46,6 millones). Se completa con partidas para los programas de misil Spike (34,85 millones), el obús 155/52 (32,47 millones), el buque de aprovisionamiento al combate (28,27 millones), el misil Taurus (15,08 millones), el helicóptero EC-135 (10 millones), el sistema de información y comunicaciones de la Unidad Militar de Emergencias (5,96 millones), las fragatas F100 (2,76 millones), los carros de combate Leopardo (2,42 millones) y el buque de acción marítima (1 millón).

Además de la disminución del pedido de los Eurofighter, en la renegociación de los contratos con las empresas también se decidió dejar en 14 los 27 aviones comprometidos del programa del A400M. Los otros 13 se intentarán vender a otros países. Lo mismo se tratará de hacer con seis helicópteros de combate Tigre, en concreto, los que ya se han recibido y de los que se han enviado tres a Afganistán. El programa del helicóptero NH90 pasa de 45 a 22 unidades y el de los carros Leopardo, de 190 a 117.

Más noticias en Política y Sociedad