Público
Público

Guindos: "El futuro del euro se juega estas semanas en Italia y España"

El ministro de Economía afirma que España vive en una 'encrucijada' por la escalada de la prima de riesgo y las caídas de la bolsa

PÚBLICO.ES / EFE

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado hoy que 'el futuro del euro se va a jugar en las próximas semanas en España e Italia', los dos países que son actualmente considerados los 'eslabones débiles' de la economía europea, después del rescate de Grecia, Irlanda y Portugal. De Guindos ha reconocido que España vive en una situación de 'encrucijada', con la prima de riesgo disparada y la bolsa a la baja, aunque se ha mostrado convencido de que el país va a ser el 'ejemplo fundamental' de cómo salir de este contexto de dificultad.

'Si en España se hacen las cosas bien, se reducen las primas de riesgo y si vemos que los flujos de capitales vuelven a fluir con cierta normalidad, esa será la piedra de toque para que el proyecto europeo siga para adelante', ha asegurado el ministro durante su intervención en la Reunión del Círculo de Economía, que se celebra en Sitges (Barcelona). 'La batalla del euro se libra en estos momentos en países muy importantes como España e Italia y eso nos debe hacer ser especialmente responsables', ha añadido. El titular de Economía ha defendido que el euro es el principal elemento de integración económica, financiera y política de la UE y ha subrayado que 'por convicción europeísta e interés propio, todos deberíamos hacer un esfuerzo, porque nos jugamos mucho al respecto'.

El Gobierno defiende un mecanismo de inyección de capital a la banca europea

En el caso de España, dos factores son, según De Guindos, los que están provocando el actual contexto de nerviosismo y de desconfianza hacia el país. Por una parte, ha explicado, se encuentra la situación de Grecia, que está a las puertas de celebrar unas nuevas elecciones legislativas de las que 'no está claro' que vaya a salir un Gobierno que pueda cumplir con las condiciones del segundo plan de rescate europeo. Sin embargo, De Guindos ha asegurado que es de los convencidos de que estos comicios van a dar lugar 'a un Gobierno sólido y comprometido con estas reformas', ya que la población griega 'se está dando cuenta de lo que implicaría que esto no fuera así'. 'Estoy convencido de que la sociedad griega, que es racional y razonable, va a votar un gobierno que se va a comprometer con las reformas y ajustes y que permitirá continuar con Grecia dentro del euro', ha manifestado el ministro, que estima que este es el escenario 'más probable y mejor' para el futuro de la UE.

El otro factor que está afectando a la economía española es la desaceleración del conjunto de Europa, a excepción de países como Alemania, lo que tiene implicaciones tanto para los sistemas bancarios como para encauzar la senda de la consolidación fiscal. El ministro de Economía y Competitividad ha asegurado que Alemania es consciente de las dificultades que tiene España y de la necesidad de adoptar medidas a nivel europeo para avanzar en la unión bancaria. En este sentido, De Guindos se ha mostrado confiado en que 'en los próximos días y semanas' se pueda habilitar un mecanismo de inyección de capital a los bancos de la zona euro. 'Vamos a ver cómo en los próximos días se producen señales muy importantes en dicha dirección', ha afirmado.

Luis de Guindos también habló de Bankia en Sitges. Negó 'falta de transparencia' en el proceso de nacionalización de Bankia y ha subrayado que el Gobierno ha tenido 'poco que ver' en la adopción de esta decisión, que ha correspondido a la comisión ejecutiva del Banco de España. De Guindos ha respondido así a las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, quien hoy ha criticado la actuación del Gobierno español en la crisis de Bankia y ha asegurado que se ha actuado 'de la peor manera posible', al subestimar los problemas de la entidad. El ministro ha recordado que la intervención del Ejecutivo se produce apenas cinco meses después de llegar al poder, por lo que nadie puede achacarle 'favoritismos, amiguismos ni falta de transparencia'.

El titular de Economía también ha querido dejar claro que el Gobierno no podía dejar caer Bankia, ya que ello hubiera sido 'una burrada', pues hubiese provocado una situación de desconfianza generalizada, una situación de dominó, una gran caída del PIB y 'la gran depresión'. 'Es algo perfectamente estudiado en cualquier manual, que si dejas caer un banco, quiebra el principio de confianza. Los depositantes no pueden perder, ese es un principio fundamental', ha manifestado. 'Se ha hecho lo que se tenía que hacer', ha subrayado el ministro. Dicho esto, De Guindos ha recordado que la decisión de inyectar capital público a Bankia no ha correspondido al Gobierno, sino a la comisión ejecutiva del Banco de España a petición de la propia entidad. 'El Gobierno ha tenido poco que ver', ha remarcado el ministro, que también ha negado que se haya producido un 'baile de números' en relación a la necesidad de recapitalización de Bankia.

Más noticias